Viscosa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Viscosa es el nombre de un líquido orgánico viscoso usado en la fabricación de rayón y celofán. Al propio rayón en Europa se le denominó viscosa. La celulosa proveniente de fibras de madera o algodón se trata con hidróxido de sodio, y luego se la mezcla con disulfuro de carbono para formar xantato de celulosa, el cual se disuelve luego en más hidróxido de sodio. La viscosa resultante se extruye en un baño ácido o bien a través de una ranura para hacer celofán, o a través de un pequeño orificio para fabricar rayón (al que a veces se lo llama también viscosa). El ácido vuelve a convertir la viscosa en celulosa.

La celulosa se trata con un álcali y disulfuro de carbono para formar viscosa.

La viscosa fue creada en Échirolles (Isère, Francia) en el año 1884 por el científico e industrial francés Hilaire de Chardonnet (1838-1924), inventor de la primera fibra textil artificial («seda artificial»). El proceso de fabricación fue luego patentado por tres científicos británicos, Charles Frederick Cross, Edward John Bevan y Clayton Beadle, en 1891.

Aplicaciones industriales[editar]

El primer uso de la viscosa fue para el recubrimiento de telas, para el cual resultó bastante apropiada. Sin embargo, cuando Cross y sus colegas intentaron hacer objetos sólidos tales como mangos de paraguas, encontraron que era demasiado frágil.

El subsiguiente desarrollo de la tecnología de la viscosa llevó a la producción de hilos para bordados y decoración. Finalmente, con la incorporación de Samuel Courtauld & Co. al negocio en 1904, la fabricación de viscosa se volvió importante. En las décadas del 20 y del 30 ya había reemplazado casi completamente el uso tradicional del algodón para la fabricación de medias y ropa interior femenina. En Europa y los Estados Unidos ocurrieron cambios similares. También era usada para forros y recubrimientos, como material estructural para toallas y manteles, y en forma de hilos de alta tenacidad para usarse en cubiertas para ruedas de automóviles. Otros usos fueron la fabricación de esponjas y trapos absorbentes.

La fabricación de películas de viscosa fue intentada por Cross en la década de 1890, pero el éxito lo consiguió finalmente el químico suizo Jacques Brandenberger trabajando en Suiza y Francia. Hacia 1913 la empresa francesa Comptoir des Textiles Artificiels (C.T.A.) fundó La Cellophane SA. Branderberger vendió sus patentes a La Cellophane y se unió a la misma. Diez años después DuPont Cellophane Co. se estableció en los Estados Unidos y en 1935 British Cellophane Ltd se estableció en Bridgwater, Somerset. A principios de los años 40 se estableció en España, en Burgos, con el nombre de La Cellophane Española S.A. La empresa fue inaugurada oficialmente en 1949.

El uso de la viscosa se hace cada vez menos común, debido a los efectos contaminantes del disulfuro de carbono y otros subproductos del proceso, lo cual ha forzado el cierre de la fábrica de Bridgwater en el año 2005.

Enlaces externos[editar]