Viruela de los monos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Viruela del simio»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Viruela de los monos
Monkeypox.jpg
Lesiones en humano producidas por la viruela de los monos.
Clasificación y recursos externos
CIE-10 B04
CIE-9 059.01
CIAP-2 A76
Sinónimos
Viruela de los simios
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 
[editar datos en Wikidata ]

La viruela de los monos es una enfermedad viral poco común que aparece principalmente en África Central y Occidental.

Historia[editar]

Se conoce como viruela de los monos debido a que se encontró por primera vez en 1958 en simios de laboratorio. Posteriormente, los exámenes de sangre de animales en África revelaron que otros tipos de animales probablemente tenían la viruela del simio. Los científicos también descubrieron el virus que causa la viruela del simio en una ardilla africana. Estos tipos de ardillas podrían ser el huésped común de la enfermedad. Las ratas, los ratones y los conejos también pueden contraer la viruela del simio. Por primera vez se informó sobre la viruela del simio en seres humanos en 1970.

Etiología[editar]

La enfermedad la causa un virus denominado Monkeypox, el cual pertenece a un grupo de virus entre los que se cuentan el virus de la viruela (variola), el virus usado en la vacuna de la viruela (vaccinia) y el virus cowpox.

Cuadro clínico[editar]

En los seres humanos, los signos y síntomas de la viruela de los monos son como los de la viruela, aunque usualmente son más leves. Otra diferencia es que la viruela de los monos hace que los ganglios linfáticos se inflamen.

Unos 12 días después de infectarse, las personas tendrán fiebre, dolor de cabeza, músculos adoloridos y dolor de espalda, se inflamarán los ganglios linfáticos y se sentirán muy cansadas. De uno a tres (o más) días después de comenzar la fiebre, tendrán una erupción. Esta erupción se convierte en abultamientos elevados llenos de líquido y a menudo comienzan en la cara y se extienden, pero pueden comenzar en otras partes del cuerpo también. Los abultamientos pasan por diversas etapas antes de formar una cascarilla, luego una costra y finalmente se caen. Por lo general, la enfermedad dura de 2 a 4 semanas.

Referencias[editar]