Virgen del Mar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nuestra Señora del Mar
Virgen del Mar.jpg
Nuestra Señora del Mar, en la Ermita
Venerada en Iglesia católica
Templo Basílica de Santo Domingo y santuario de la Virgen el Mar
Festividad El sábado anterior al último domingo de agosto
Patrona de

Almería Flag of Spain.svg España; Santander Flag of Spain.svg España;

Puntarenas Flag of Costa Rica.svg Costa Rica
Fecha de la imagen Finales siglo XV
(Anónimo)
Estilo Gótico

La Virgen del Mar es una advocación mariana del catolicismo de la Virgen María, patrona de las ciudades de Santander y Almería (provincia de Almería, Andalucía), España. Su imagen se conserva en la Basílica de Santo Domingo y santuario de la Virgen el Mar. Su festividad se celebra el sábado anterior al último domingo del mes de agosto. El segundo domingo de enero se celebra una romería a la Ermita de Torregarcía, lugar donde fuera encontrada en 1502.

Se trata de una talla en una pieza de dura madera de nogal de estilo gótico y de autor anónimo. La imagen se presenta con brazos, el Niño en el brazo derecho, y corona formando un solo bloque.

Historia[editar]

Torre García, donde apareciera la Imagen, y la Ermita al fondo.

Aparición[editar]

La imagen fue encontrada en la playa de Torregarcía por el vigía Andrés de Jaén en la mañana del 21 de diciembre del año 1502, procedente probablemente de un navío naufragado o asaltado por piratas berberiscos. Según el Padre Tapia, debió ser entallada en las mismas atarazanas, valencianas o catalanas, donde fuera construido el navío que la portaba. Por tanto no debe ser muy anterior al año de su aparición. Al llegar a la costa le faltaba la parte posterior de la cabeza y de la espalda. Tenía señales de haber tenido unas argollas de hierro con las que habría estado sujeta a un zuncho de hierro en una cámara de la nave, tal y como era común en la época.

Desde el 1 de enero de 1503, en que se lleva por los frailes al camarín en la capilla mayor de la Iglesia de Santo Domingo, hasta mediado el siglo XVII, la imagen muestra ese aspecto. De esta época es su ropaje, para lo que se le añadieron dos brazos postizos, y una imagen del Niño, y se le recortó la corona de madera para añadirle una de metal. Del siglo XVIII son ciertas alhajas. Sin embargo estas fueron robadas la noche del 23 de agosto de 1891, segundo robo, sin que se tengan referencias del primero. En 1936 desaparecen las joyas y la corona. Actualmente dispone de dos coronas, adquiridas por suscripción popular.

La imagen deja su santuario en contadas ocasiones, movida por violentos sucesos históricos. En 1810 las tropas francesas ocupan el convento y expulsan a los frailes dominicos, dedicándolo a cuartel. La imagen se guarda entonces en la catedral, hasta su vuelta el 8 de abril de 1813.

El 31 de diciembre de 1841, el Cabildo recibe un oficio del Ayuntamiento constituido por la Junta Revolucionaria establecida en 1840, por el que se comunica el cierre la iglesia del suprimido convento de Santo Domingo (tras la Desamortización de Mendizábal, en 1836). La imagen es trasladada en procesión solemne hasta la catedral el 1 de enero siguiente y colocada en su altar mayor. Allí permanece hasta el 17 de marzo de 1844 en que vuelve a su santuario, gobernado entonces el Ayuntamiento por el liberal Joaquín Vilches.

Santuario de la Virgen del Mar.

Nuevamente debe trasladarse, esta vez en secreto, la tarde del 17 de julio de 1936, siendo sustituida la imagen por una réplica, obra de don Francisco Álvarez y su hijo, decorada por fray Juan de Aguilar, preparada unos meses antes del inicio de la Guerra Civil Española, en previsión de los hechos que efectivamente se sucedieron más tarde. Durante la Guerra estuvo escondida en el hueco de una escalera de la vivienda de don José Pérez Gallardo, en la misma plaza de la Virgen del Mar.

Tras la Contienda civil la imagen fue trasladada de nuevo al convento, permaneciendo allí durante dos meses, tras lo cual se bajó a la portería y después en un salón de la sacristía. Después de la reconstrucción del Templo, bendecido por fray Aquilino Marina el 30 de agosto de 1947, la imagen se puso en el altar en el centro de la capilla mayor. Tres años después se volvió a colocar en su camarín.

Las celebraciones en su honor se realizan el 1 de enero, con diversos festejos, disparos de arcabuces y mosquetes, procesiones “para sacar a nuestra Señora del Mar a la mar”, o corridas de toros desde el siglo XVII. A partir de 1808, ya concedido el patronato, y hasta ahora, las fiestas se celebran la última decena de agosto.

Con motivo de diversas calamidades se han celebrado rogativas o procesiones, misas o novenas, solicitando su protección. Así por el riesgo de epidemias de peste desde 1676 a 1681; la epidemia de tabardillos en 1768 o la de 1781 (no identificada); la peste de 1834; el cólera de 1855. Rogativas por la lluvia desde 1630, como en 1666, con una sequía prolongada durante 7 años seguidos. Los libros de actas de la catedral recogen hasta 60 acuerdos para hacer estas rogativas desde mediado el siglo XVII. Se hacen rogativas por las plagas de langosta, desde 1634. Y por último contra los terremotos, por cuya intercesión se atribuye que la ciudad no se viera afectada por el de 1804.

El Patronato[editar]

Detalle de la fachada del Santuario, con la imagen de la Patrona.

Reunido en cabildo el Consejo y Regimiento de la Ciudad el día 16 de febrero de 1805,

”considera la protección recibida de la Stma. Virgen del Mar, desde muy antiguo pero especialmente durante el año anterior, plagado de terremotos, que, aunque causaron daños en los edificios, no produjeron muertes en la ciudad y sus anejos, cuando tantos daños y muertes causaron en Dalías y Berja...” (Padre Tapia),

deciden elegirla su patrona. Los vecinos se reúnen en las parroquias del Sagrario y San Pedro el día 24 y la aclaman en “pública y alta voz por su Patrona”. De forma parecida ocurre en otras parroquias en días sucesivos. El 13 de marzo se levanta acta, el expediente es aprobado por el obispo y enviado a la Sagrada Congregación de Ritos, a pesar de existir ya el patronazgo de San Indalecio.

En cabildo celebrado el 23 de julio de 1806 se lee oficio por el que se comunica la aprobación, por la que “Su Santidad (Pío VII) ha confirmado Patrona Especial de esta Ciudad a Nuestra Señora del Mar.” El Patronazgo incluye los arrabales de Huércal de Almería y Viator. El 22 de agosto el Ayuntamiento y el Cabildo acuerdan las celebraciones del esta proclamación. Las primeras fiestas patronales se celebran en agosto de 1807.

Se celebran desde entonces ferias en honor de la Patrona, tras solicitar autorización al rey Carlos IV. Durante el siglo XIX la feria se celebra en la Plaza Vieja y aledaños. En agosto de 1892 se ilumina el Boulevard con energía eléctrica y la feria se traslada a él.

La Coronación[editar]

El que fuera entonces alcalde de Almería, don Emilio Pérez Manzuco impulsa la idea de la coronación canónica de la Virgen. Así lo transmite al obispo don Alfonso Ródenas García que da su visto bueno tras la reconstrucción del camarín en el Santuario. El pleno municipal toma el acuerdo de solicitar la Coronación, que rápidamente es aprobada por la Santa Sede.

A los efectos, y tras concurso público, el poeta almeriense Manuel del Águila y el músico José Padilla, también almeriense, ponen letra y música al Himno de la Coronación. El Ayuntamiento acuerda la construcción de una ermita donde se apareciera la imagen, cerca de Torre García.

Finalmente se produce la Coronación, tras solemnes celebraciones desde el día 2, el 8 de abril de 1951. La corona es obra de los hermanos Granda, de Madrid, de oro de ley, rematada la base por la figura del espíritu Santo; corona imperial y cruz sobre la misma. La circunda orla del mismo metal, encajes y filigranas; bajo la misma un friso de esmalte, concluyendo con 12 estrellas, con piedras preciosas en su centro.

El templo[editar]

Busto del P. Ballarín, Plaza Virgen del Mar, colocado el 27 de agosto de 1960.

El santuario de la Virgen del Mar fue la basílica de Santo Domingo. Tras ser dañada gravemente durante la Guerra Civil Española, una nueva reconstrucción se realiza desde 1939, tras finalizar la Guerra, pues fue incendiado y destruido en 1936.

Se inicia la reconstrucción con el acto penitencial de ir retirando los escombros con espuertas, pasando por la calle General Tamayo hasta el lugar donde se depositaban. Se inician las labores el 1 de septiembre de 1939. Los fondos proceden de aportaciones particulares y de la Falange. Promueve las obras de reconstrucción y la recaudación de fondos el Padre Ramón Ballarín. Dirige las obras el arquitecto Guillermo Langle Rubio. Jesús de Perceval decora la capilla mayor y el camarín, y traza el altar, el tabernáculo, el trono de la Virgen y el púlpito; después otros altares y los retablos de las capillas. La restauración se acabó en 1975, por el arquitecto Javier Peña y Peña y el aparejador Adolfo Martínez Gázquez. Las vidrieras son obra de Luis Cañadas Fernández.

Patronazgos y Hermandades[editar]

La Virgen del Mar es patrona de las ciudades de Almería, Cabo de Gata y de Adra, en la provincia de Almería, así como de Santander. En Almería tiene su sede la Hermandad de la Virgen del Mar, constituida el 28 de enero de 1520 con el título de Hermandad Militar, existiendo entidades similares en las ciudades de Madrid, constituida el 15 de mayo de 1958, y de Sevilla, constituida el 6 de diciembre de 1956, (España). En su momento iniciaron trámites en las ciudades de Barcelona (España) y de Mar del Plata en Argentina, sin que se hayan llevado a cabo finalmente.

Durante las últimas décadas del siglo XX forman parte de la Hermandad destacados almerienses como el arquitecto don Guillermo Langle, don Antonio Frías Jiménez, luego director de la Caja de Ahorros de Almería, don Jesús Durbán Remón, fundador de Cajamar, presidente de la Diputación Provincial, senador en las Cortes constituyentes, don Francisco Gómez Angulo, alcalde de Almería,

Enlaces externos[editar]

https://www.youtube.com/watch?v=IcMgy3dOpTw

Bibliografía[editar]