Virgen del Carbayu

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Virgen de El Carbayu
Venerada en Iglesia católica
Templo Santuario de Nuestra Señora de El Carbayu
Festividad 8 de septiembre
Patrona de Langreo

La Virgen de El Carbayu o Nuestra Señora de El Carbayu es una advocación de la Virgen María que se encuentra en el Santuario con el mismo nombre, en el concejo asturiano de Langreo, España. Es la patrona del municipio desde 1954 como símbolo de unión entre los pueblos y gentes de éste, aunque es un advocación de origen medieval.

Es una imagen en la que se muestra a la Virgen con la mirada hacia el frente y caída, cubierta por un largo ropaje y manto bordado en colores dorados de manera artesanal. No aparece con la figura del Niño Jesús, en su lugar lleva un rosario y un escapulario, y a sus pies cabezas de querubines. Destaca su corona plateada circular. La figura se sitúa en un retablo barroco sobre un tronco de árbol. La imagen se saca en procesión por el santuario el día 8 de septiembre, cuando se celebra su festividad.

Según la leyenda, la Vírgen se apareció hace siglos sobre un roble (carbayu en asturiano), teniendo como voluntad la construcción de un templo en ese lugar concreto, desde donde se domina todo el Valle de Langreo, una ubicación parece ser distinta a la inicial. De ahí que la figura de la vírgen se ubique sobre un tronco en el interior de la ermita.

Himno[editar]

Santuario del Carbayu

Corona de las cumbres
Paloma entre la niebla
Estrella que perfumas
los valles con tu luz.

Rezando ante el Carbayu
Langreo por ti, aprende
que es Madre de los hombres
la Madre de Jesús.

Sobre el recio misterio de un carbayu
que en la cumbre soñaba su oración
floreció, como un cántico de mayo,
la azucena de nuestra salvación.

Derramas sobre el valle
la paz de tu reinado
y rasgas la neblina
y apagas nuestra sed.

Ablandas con tu gracia
las duras escombreras
y clavas en la mina
las rosas de la fe

Dios te salve, dulcísima Paloma
que encendiste en el monte tu fulgor,
para darnos las mieles de tu aroma
y alzarnos con tu mano, hasta el Señor.

Bendícente, Santina
las perlas del orbayu,
bendícente las aguas
tiznadas del Nalon.

Y orando ante el Carbayu Langreo es una llama
que reina te proclama
rindiendo el corazón.

A propósito de la letra del himno, Langreo es un valle con pasado minero (carbón) e industrial, bañada por el Río Nalón.