Virgen de La Salette

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Virgen de La Salette
LaSalette1.jpg
La Virgen de La Salette con los niños.
Festividad 19 de septiembre
[editar datos en Wikidata ]

La Virgen de la Salette (en francés: Notre Dame de La Salette) es el nombre bajo el cual los fieles católicos designan a la Virgen supuestamente aparecida a dos niños el 19 de septiembre de 1846 en el pueblo de La Salette-Fallavaux (Isère, Francia). También designa el santuario que fue edificado en el lugar de la aparición.

Aparición[editar]

Santuario de La Salette, lugar de la aparición. En los Alpes franceses.

Dos jóvenes pastores llamados Mélanie Calvat, de 14 años, y Maximino Giraud, de 11 años relataron como el sábado 19 de septiembre de 1846, hacia las tres de la tarde, en una montaña cercana al pueblo alpino de La Salette-Fallavaux, vieron aparecer dentro de una luz resplandeciente una «bella dama», (más brillante que el sol) en llanto que se dirige a ellos.

Primero sentada y llorando con la cabeza entre las manos, la "Bella Dama" se levanta y habla largamente, en francés y en patois[1] (dialecto del occitano), la lengua de los niños.[2] Los explica que llora por la impiedad imperante en la sociedad y los insta a renunciar a dos pecados graves que se habían hecho muy comunes: la blasfemia y no tomarse el domingo como día de descanso y de asistencia a la misa. Predice castigos espantosos que se darán si la gente no cambia y promete la clemencia divina a los que cambien. Finalmente pide a los niños que recen, hagan penitencia y esparzan su mensaje.

Toda la luz dentro de la cual se presenta y que envuelve completamente a los tres, viene de un gran crucifijo que lleva sobre el pecho, rodeado de un martillo y unas tenazas. Lleva sobre los hombros una cadena y, al lado, unas rosas. Su cabeza, su cintura y sus pies están también rodeados de rosas; vestida de blanco, con un chal rubí y un delantal dorado. Al final la "Bella Dama" sube por una pendiente y desaparece entre la luz.

Después de 5 años de investigación, el obispo de Grenoble, Philibert de Bruillard, reconoce la autenticidad de la aparición. El papa Pío IX aprobó la devoción a Nuestra Señora de La Salette.[3]

Secretos de la Virgen[editar]

Los pastorcillos afirmaron haber sido informados de dos secretos muy especiales, el primer secreto le habría sido revelado a Mélanie Calvat el 25 de septiembre del 1846, en el lugar de la aparición y el segundo secreto a Maximino Giraud también el mismo día y lugar, aunque la virgen les habría dicho que no lo comentaran ni se lo contaran al uno y al otro hasta el año del 1858, día en que se revelarían.

Dos versiones del secreto de Melanie[editar]

Existen dos versiones del secreto de Melanie, uno escrito por ella misma en el año 1851, y otro publicado por la misma autora en 1879 en Lecce, Italia, con la aprobación del obispo de esa ciudad. Éste último secreto sin embargo, no está incluido en la aprobación dada por la Iglesia a la aparición ya que fue divulgado posteriormente.[4]

Se desconoce la impresión que estas misteriosas revelaciones tuvieron sobre el Papa, porque en ese momento había dos versiones del secreto de Mélanie diametralmente opuestas entre sí.[5] Una viva polémica siguió en cuanto a si el secreto publicado en 1879 era idéntico al que se comunicó a Pío IX en 1851. Esta última fue la opinión de algunos autores que estaban persuadidos de que debía distinguirse entre la vidente de 1846 y la vidente de 1879, que ya habría tenido acceso a la lectura de libros apocalípticos y sobre las vidas de los Illuminati .

Como Roma no se pronunció, el conflicto continuó entre los dos campos. La mayoría de los defensores del texto de 1879 sufrieron la censura de sus obispos. Maximin Giraud, después de una vida infeliz y errante regresó a su pueblo natal, donde murió en marzo de 1875. Melania Calvat finalizó su vida que no había sido menos errante en Altamura, Italia, el 15 de diciembre 1904.[6]

Cabe decir que el secreto de 1879 es usado por los católicos sedevacantistas para afirmar que Juan XIII y sus sucesores no fueron ni son papas válidos de la Iglesia Católica, conforme a la cita:

Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del anticristo.[7]

Referencias[editar]

  1. Bert, Michael i James Costa. 2010. "Linguistic borders, language revitalisation and the imagining of new regional entities", Borders and Identities (Newcastle upon Tyne, 8-9 gener 2010), p. 18.
  2. Stern, Jean. 1980. La Salette, Documents authentiques. Vol 1. París: Desclée De Brouwer, pp. 66, 71, [sobre el dialecto mismo] 279-280.
  3. Apariciones aprobadas por la Iglesia (en catalán)
  4. http://www.sodalitiumpianum.it/index.php?pid=97
  5. http://www.newadvent.org/cathen/09008b.htm
  6. http://www.newadvent.org/cathen/09008b.htm
  7. http://www.statveritas.com.ar/Marianos/Salette-02.htm