Vincenzo Peruggia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vincenzo Peruggia, el hombre que robó la Mona Lisa en 1911 (fotografía de la policía)).

Vincenzo Peruggia (Dumenza, 11 de octubre de 1881Haute-Savoie, 8 de octubre de 1925[1] [nota 1] ), ladrón de arte que robó la Mona Lisa.

El robo[editar]

Hueco que quedó tras el robo perpetrado en 1911 por Vincenzo Peruggia en la pared del Museo del Louvre que albergaba el cuadro.
El Museo del Louvre, de donde fue hurtado el cuadro y donde hasta la fecha se exhibe.

Un comerciante argentino llamado Eduardo Valfierno convenció al carpintero italiano Vincenzo Perugia (ex empleado del Museo del Louvre) para que robase el cuadro, con el fin de venderlo por una cifra millonaria.[2] El 21 de agosto de 1911, Perugia llegó al Museo del Louvre a las 7 de la mañana, vestido con una gabardina blanca como las que usaba el personal del museo, descolgó el cuadro y a continuación, en la escalera Visconti, retiró la tabla de su marco, abandonando este último. Poco después salió del museo con el cuadro escondido bajo su ropa, colocándolo posteriormente en una valija.[3] [4] Cuando el pintor Louis Béroud entró al salón para apreciar el cuadro, notó que no estaba y avisó de inmediato a la guardia. El museo cerró por una semana, para efectos de investigación.[5]

Valfierno hizo negocio con cinco coleccionistas estadounidenses y un brasileño,[6] a quienes les vendió falsificaciones realizadas por el pintor Yves Chaudron,[7] a cada uno por trescientos mil dólares.[8]

Unos años antes, el museo había sufrido el robo de otras piezas de arte, lo cual hizo suponer a la policía que ambos acontecimientos estaban relacionados.[7] Esta suposición se mantuvo hasta el 6 de septiembre de 1911, cuando se captura erróneamente al escritor Guillaume Apollinaire, quien fue declarado inocente más adelante. Se había creído en su culpabilidad debido a que él había propuesto la quema del museo, aduciendo que allí se "encarcelaba el arte".[5] Posteriormente, fue capturado el pintor Pablo Picasso, debido a que tenía antecedentes de comprar objetos de arte robados,[9] quien posteriormente también fue declarado inocente.[5] Al mismo tiempo que se realizaban las investigaciones sobre el robo, se capturó al aventurero belga Honoré-Joseph Géry Pieret, quien confesó ser el autor del robo de 1906, pero no del de La Gioconda.[7] Durante su ausencia en el museo, la afluencia de visitantes continuaba; acudían (en menor número) a apreciar el hueco en la pared, de donde el cuadro fue hurtado.[10]

La pintura fue recuperada dos años y ciento once días después del robo, registrándose la captura de Peruggia.[11] El detenido, intentó vender el cuadro original al director de la Galleria degli Uffizi, Alfredo Geri, quien se hizo acompañar de la policía.[7] Peruggia alegó que el robo había sido perpetrado para devolver la obra a su verdadera patria,[12] y que él sólo era víctima de un estafador; el jurado lo sentenció a varios años de prisión.[13] Antes de regresar al museo, la pintura se exhibió en Florencia, Roma y Milán.[14] En 1931, Valfierno contó su historia a un periodista estadounidense, revelando la identidad de los estafados con las falsificaciones.[13]

Tras dicho robo, algunos pintores afirman que puede dudarse de la originalidad del cuadro en exhibición, puesto que fácilmente puede ser una copia.[15] Durante la Segunda Guerra Mundial, el cuadro fue custodiado en el castillo de Amboise y posteriormente en la abadía de Loc-Dieu.[16]

Motivos[editar]

No existieron motivos definitivos, sin embargo actualmente circulan dos teorías.

El robo pudo haber sido planeado por Eduardo Valfierno, un cómplice al que habría comisionado el falsificador francés de arte Yves Chaudron para hacer copias de la pintura y venderlas como originales. Porque jamás necesitó el original para su estafa, nunca contactó a Peruggia nuevamente después del crimen.

Los herederos de Vincenzo alegan que el robo se realizó por razones patrióticas: Vincenzo quería traer la pintura de regreso a Italia después de haber sido robada por Napoleón. Aunque, quizás haya sido sincero en sus motivos, Vincenzo aparentemente no sabía que Leonardo da Vinci llevó esta pintura como un regalo para el rey Francisco I cuando este lo llamó a Francia para que fuera pintor de su corte.

Llevado a juicio, la corte aceptó que Peruggia cometió el delito por razones patrióticas y lo envió a la cárcel por un año y quince días por lo que fue conocido como el "Robo del Siglo" por la prensa de la época.

Notas[editar]

  1. Otras fuentes afirman que Peruggia falleció en 1947.

Referencias[editar]

  1. Pirro, D. (14 de julio de 2011). «[http://www.theflorentine.net/articles/article-view.asp?issuetocId=7094 Vincenzo Peruggia The man who stole the Mona Lisa]». The Florentine. http://www.theflorentine.net/articles/article-view.asp?issuetocId=7094. 
  2. Caparrós, Martín (2004). Valfierno. Buenos Aires: Ed. LSF. 987438624X. 
  3. McLeave, Hugh (1984). Robos en los museos. Buenos Aires: Emecé Editores. 9500403676. 
  4. Reit, Seymour (1981). El día que robaron la Mona Lisa (The Day They Stole the Mona Lisa). Ontario: Ed. Summit Books. 0671250566. 
  5. a b c Montevideo.com (2007). «Otra que el Código Da Vinci». Consultado el 4 de junio de 2007.
  6. causapopular.com (2007). «¡Qué infierno!». Consultado el 4 de junio de 2007.
  7. a b c d Sopa de Ganso (2007). «El robo de 'La Gioconda'». Consultado el 4 de junio de 2007.
  8. Febbro, Eduardo (2007). «"EXPOLIO" al Patrimonio Cultural». Consultado el 4 de junio de 2007.
  9. yourbrushwiththelaw (2000). «La Jaconde C'est parti!». Consultado el 2 de julio de 2007.
  10. Sánchez, Carlos (2007). «¿Segolene o ‘Sarko’? El robo de 'La Gioconda' como metáfora de la política francesa». Consultado el 4 de junio de 2007.
  11. Marani, Pietro (2003). Leonardo da Vinci. 'La Gioconda'. Roma: Ed. Giunti. 8809031679. 
  12. Álvarez, Tomás (2007). «Quinientos años de 'La Gioconda'». Consultado el 4 de junio de 2007.
  13. a b Palacios, Daniel (2007). «El argentino que robó el cuadro más famoso de Da Vinci». Consultado el 4 de junio de 2007.
  14. Diversica (2007). «La sonrisa de la Mona Lisa». Consultado el 4 de junio de 2007.
  15. E.P. La Nación (2007). «El renacer del David y Mona Lisa». Consultado el 4 de junio de 2007.
  16. Parsimony.net (2007). «Divine Feminine». Consultado el 10 de junio de 2007.

Bibliografía[editar]