Villagarcía de la Torre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Villagarcía de la Torre
Municipio de España
Villagarcía de la Torre.svg
Escudo
Villagarcía de la Torre
Villagarcía de la Torre
Ubicación de Villagarcía de la Torre en España.
Villagarcía de la Torre
Villagarcía de la Torre
Ubicación de Villagarcía de la Torre en la provincia de Badajoz.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Extremadura (with coat of arms).svg Extremadura
• Provincia Provincia de Badajoz - Bandera.svg Badajoz
• Comarca Campiña Sur
• Partido judicial Llerena
Ubicación 38°17′35″N 6°04′45″O / 38.2929339, -6.079112Coordenadas: 38°17′35″N 6°04′45″O / 38.2929339, -6.079112
• Altitud 587 msnm
• Distancia 107 km a Badajoz
Superficie 67,5 km²
Población 959 hab. (2014)
• Densidad 14,21 hab./km²
Gentilicio Garceños/as
Código postal 06950
Alcalde (2011) Fernando Pizarro Mota (IU-SIEX)
Patrona Virgen de los Dolores
Sitio web Ayuntamiento de Villagarcía de la Torre
[editar datos en Wikidata ]

Villagarcía de la Torre es un municipio español, perteneciente a la provincia de Badajoz (comunidad autónoma de Extremadura).

Situación[editar]

Pertenece a la comarca de Campiña Sur y al Partido judicial de Llerena. Se encuentra a 9 km de Llerena y a 33 km de Zafra. Tiene una altura de 587 metros sobre el nivel del mar. Limita con las localidades de Usagre, Valencia de las Torres, Higuera de Llerena, Llerena (cabeza de partido judicial de esta villa) y Bienvenida.

Población[editar]

Esta villa de 67,5 km² cuenta con 986 habitantes (año 2008), que son conocidos como garceños, pero en su comarca reciben el apelativo de "brujos".

Torre del reloj en la plaza de España.

Economía[editar]

La agricultura y ganadería son las principales actividades económicas. Dentro de la primera predomina el cultivo de cereales y olivo. En cuanto a la ganadería, actualmente el mayor número de cabezas es de ganado ovino, aunque en tiempos el cerdo fue de gran importancia.

Historia[editar]

Época prerromana[editar]

Antes de la llegada de los romanos, entre los siglos IX y V a. C., el sur de la provincia de Badajoz estaba dividido, según el tratado de Geografía de Estrabón del s. I a.C, en la Beturia Céltica (en la parte occidental, ocupada por pueblos celtas) y la Beturia Túrdula (en la oriental, ocupada por pueblos túrdulos). Ambas regiones estaban separadas por la cuenca del río Matachel, que formaría parte del territorio túrdulo. Los túrdulos eran un pueblo autóctono que no había sufrido influencias orientalizantes como los turdetanos del sur. Eran un pueblo próspero y culto, que escribía poemas y leyes en verso. Los celtas, sin embargo, eran pueblos de origen indoeuropeo que habían llegado hasta estas tierras instalándose, en principio, en las zonas más despobladas, gozando de un gran auge metalúrgico en tiempo de Tartessos. Hubo celtas, por ejemplo, en la cercana Sierra de Aracena (Huelva).

El reciente descubrimiento en 1993 del timiaterio de Villagarcía lleva a plantearse una ocupación anterior. Dicho timiaterio es un lampadario o quemaperfumes de bronce con tres estatuillas a modo de cariátides del siglo VII antes de Cristo. El timiaterio pude ser usado con fines religiosos o funerarios, y entra dentro del grupo arqueológico de los bronces tartésicos, del periodo orientalizante. Se han encontrado otros restos prerromanos en las alturas de San Pedro y el paraje de la Mezquita. Con los datos actuales, y debido a la cercanía de la ruta comercial de la Vía de la Plata, es difícil establecer si la zona era de influencia celta o túrdula.

Por los hallazgos de monedas y restos romanos es presumible la existencia en este lugar de una mansión romana sita en las cercanías de la calzada romana de la Vía de la Plata.

Época Árabe[editar]

La población ya existía en época árabe. El padre Fray Juan Mateo Reyes Ortiz de Tovar en su obra “Partidos triunfantes de la Beturia Túrdula” cita la ciudad de Vama. El emplazamiento de dicha ciudad se lo han disputado Villagarcía y Salvatierra de los Barros durante un tiempo, pero en la actualidad parece que la situación de esta antigua ciudad se decanta a favor de Salvatierra debido a la aparición de una inscripción funeraria.

El lugar de Villagarcía, en cualquier caso, estuvo a caballo de los reinos de taifas de Sevilla y Badajoz. Siendo dominada por los moros la conquistó Don Rodrigo Iñiguez, maestre de la Orden de Santiago sobre el año 1241.

y en 1367 era la mitad de la orden de Santiago y la otra mitad del Comendador Mayor de León Don García Fernández, quien la repobló de cristianos y le impuso el nombre de García.

Reconquista[editar]

Alrededor del 1330 era señor de la población Don Gómez González de Quijada. En 1332 Alfonso XI dio el lugar de Villagarcía a Leonor de Guzmán.

Señoríos[editar]

Don Garci Fernández de Villagarcia, 32º Maestre de la Orden de Santiago fue el Primer Señor de Villagarcía. Desempeñó su cargo de 1385 a 1387, año éste en el que murió. Partidario de los Trastámara, sirvió con lealtad a Enrique II y a su hijo Juan I. Juan I, en premio a sus lealtades al rey Enrique II, le hizo merced en junio de 1386 del señorío autónomo de Villagarcía. Para ello, hubo, que segregar Villagarcía de la jurisdicción de la Orden de Santiago, lo que se hizo mediante una permuta del rey Juan con dicha Orden, dando aquél a esta, diez mil maravedíes por juro de heredad en cada año. El 20 de agosto de 1382 el rey le dio permiso “para que pueda hacer e labrar la su casa fuerte de Villagarcía y faserla alcacar e ponerle pretil e almenas, caba e barrera.”. En 1387, en nombre del rey, se le otorgaba escritura de posesión de la villa a Garci Fernández de Villagarcia y su mujer María Ramírez de Guzmán, comendadora de Sancti Spiritu de Salamanca y de la Puebla de la Reina.

El II señor de Villagarcía fue Garci Fernández de Guzmán. En 1391, Enrique III confirmó a Maria Ramírez de Guzmán, viuda del dicho maestre, y a su hijo y homónimo Garci Fernández de Guzmán, comendador de Segura en la Orden de Santiago, el privilegio de Juan I, por el que concedió "sesenta vecinos libres de pechos" en Villagarcía y en La Puebla a dicho maestre. Este privilegio sería confirmado por Juan II en abril de 1408.[1] Garci Fernández de Guzmán se casó con Beatriz Suárez de Figueroa en 1394. Su hija, Teresa de Guzmán se convertiría, en 1430 a la muerte de su madre, en III Señora de Villagarcía.

Teresa de Guzmán se casó con Luis Cristóbal Ponce de León, hijo de Pedro Ponce de León, primer conde de Arcos y señor de Marchena, que en 1478 fue confirmado por los Reyes Católicos y además recibió cierto furo en las alcabalas de la villa. Luis Ponce de León mandó construir el castillo, quizás sobre la casa fuerte de Garci Fernández y probablemente construyendo o reformando la torre del homenaje. Este castillo podemos contemplarlo aún hoy día en las afueras del pueblo, donde se puede admirar en el torreón principal el nombre de Luis Ponce de León y su escudo de armas. Luis Ponce de León muere entre 1463 y 1465.

El IV Señor de Villagarcía fue Pedro Ponce de León y el V Señor es Luis Ponce de León, ricohombre, casado con Francisca Ponce de León, hija del III Duque de Arcos, muerto en 1494. El hijo de ambos, Rodrigo Ponce de León (1488-1530) fue el I Duque de Arcos y VI Señor de Villagarcía. A partir de este momento, el señorío de Villagarcía pasa definitivamente al ducado de Arcos.

En 1771 se casan Pedro de Alcántara Téllez Girón y Pacheco (1755-1807) y María Josefa Alfonso Pimentel, que ostentarán los títulos de IX duques de Osuna y XII duques de Arcos, por lo que Villagarcía pasa a formar parte de los posesiones de los duques de Osuna, segunda fortuna de Andalucía en esta época, aunque el matrimonio residió habitualmente en Madrid. La importante casa de Osuna ostentaba por herencia los cargos honoríficos de Camarero Mayor del Rey y Notario Mayor de Castilla.

Conquista americana[editar]

Como las demás ciudades y villas extremeñas, Villagarcía de la Torre también contribuiría con sus hombres al proceso de la conquista americana. Según el Pbro. Vicente Navarro del Castillo, de esa villa extremeña saldrían 17 de sus habitantes para integrarse en el proceso conquistador. El más destacado de todos ellos sería Juan de la Torre y Díaz Chacón, que desde el principio se unió a Francisco Pizarro para la conquista, y colonización del territorio peruano.

Guerra de la Independencia[editar]

El castillo de Villagarcía se había mantenido casi intacto hasta la Guerra de la Independencia (1808-1814), pero durante la misma fue parcialmente destruido, sirviendo de hospital de sangre a los franceses. Es preciso citar la cercana batalla de Cantalgallo el 10 de agosto de 1810, tras la cual la vecina localidad de Llerena es parcialmente destruida por las tropas francesas. Posteriormente, el castillo es arrasado por el general Morillo durante las guerras carlistas.

Siglo XIX[editar]

Mariano Téllez Girón y Beaufort Spontin (1814-1882), sería el XV Duque del Infantado y a su vez XII Duque de Osuna. Este personaje vivió una vida de lujo sin medida. Para pagar sus fiestas y gastos llegó a sacar en subasta parte de sus bienes, logrando en 38 años arruinar la fortuna más importante de España. Cuando murió sus acreedores cayeron sobre sus bienes, por lo que en el siglo XIX, la mayoría de las posesiones de los duques de Osuna fueron hipotecadas y enajenadas. En esta época perdieron casi todas sus posesiones en Villagarcía.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad, entonces conocida como Villagarcía, se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura. Desde 1834 quedó integrado en el Partido judicial de Llerena.[2] En el censo de 1842 contaba con 478 hogares y 1622 vecinos.[3]

Turismo[editar]

Monumentos y lugares de interés[editar]

Castillo de Villagarcía.
Iglesia de Nuestra Señora de Araceli.

Fiestas de interés[editar]

Entre las fiestas de interés de esta villa destacan sobremanera:

  • San Juan (23 de junio); gran verbena en nombre del patrón.
  • Akelarre (1.ª semana de agosto); enmarcada en los actos de la Semana Cultural, consta de varias representaciones teatrales y una rúa en las que se representa el espíritu pagano que corría por estas tierras en la antigüedad. Villagarcía era lugar de reunión y asilo a numerosos brujos, hechiceros, magos,...De aquí que a los Garceños se les apode "Brujos". Esta fiesta está a una edición más de convertirse en Patimonio Artístico Nacional.
  • Santísima Virgen de los Dolores (3.er fin de semana de septiembre); gran verbena y procesiones en honor a nuestra patrona.
  • Carnavales y entierro de la sardina.
  • Procesiones de Semana Santa.
  • Villaembrujada Festival. Festival de música[5] que se celebra el primer fin de semana de diciembre.[6]

Personajes Ilustres[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. PINO GARCÍA, José Luis. Génesis y evolución de las ciudades realengas y señoriales en la Extremadura medieval, En la España Medieval, v. 6, (1985).
  2. Cervantes Virtual [1]
  3. Municipio Código INE -06-150 [2]
  4. Archidiócesis de Mérida-Badajoz - Listado de Parroquias [3]
  5. MySpace del Festival
  6. Página oficial del festival