Villa de Álvarez (Colima)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Villa de Álvarez
Escudo de Villa de Álvarez
Escudo
Villa de Álvarez (Colima)
Villa de Álvarez
Villa de Álvarez
Localización de Villa de Álvarez en México
Lema:Tradición, Hospitalidad y Trabajo
País Bandera de México México
• Estado

{{Geodatos Colima | bandera icono-país | nombre = | variante = | tamaño =

}}
• [[Anexo:Municipios de Colima|Municipio]] Villa de Álvarez
Ubicación 19°15′00″N 103°44′00″O / 19.25, -103.73333333333Coordenadas: 19°15′00″N 103°44′00″O / 19.25, -103.73333333333
• Altitud 470 msnm
Fundación 15 de septiembre de 1550 (464 años) (San Francisco de Almoloyán)
Población (2010) 117,600 habitantes[1]
Gentilicio Villalvarense
Villano (para los de la zona centro)
Huso horario Tiempo del Centro, UTC -6
Código postal 28970
Pref. telefónico 312
Alcalde: C. Enrique Rojas Orozco
Sitio web Sitio oficial
[editar datos en Wikidata]

Villa de Álvarez es una ciudad del estado de Colima, se encuentra ubicado entre las coordenadas 19º 15' a 19º 21´de latitud norte y 103º 40´a 104º 05´ de longitud oeste. Villa de Álvarez limita al norte con el municipio de Comala; al suroeste, con Colima, al noroeste con Minatitlán, al suroeste, con Coquimatlán y al este con Cuauhtémoc.

Descripción[editar]

El 4 de octubre de 1903, el obispo don José Amador Velasco Peña, colocó la primera piedra de lo que fue llamada la parroquia de Almoloyán, que a partir de 1953, es el templo parroquial de San Francisco de Asís, ubicado en la parte central de la ciudad de Villa de Álvarez. Desde los inicios de este siglo se conocieron los siguientes barrios de Villa de Álvarez: San Juan (por la calle Aquiles Serdán), Del Sol (por la calle Eduardo Álvarez), La Frontera (por la calle Hidalgo), La Haciendita (frente al antiguo Casino Municipal, hoy la Casa de la Cultura) y Los Cerritos (por la calle Manuel Álvarez).

Historia[editar]

En 1875 se formó una junta de 40 vecinos, quienes se dieron a la tarea de elaborar el “Proyecto sobre construcción de un ferrocarril de Manzanillo a Colima y Guadalajara”. La directiva estuvo formada por don Ramón R. de la Vega, Agustín Schacht, Christian Flor, Jorge M. Oldenbourg, Miguel Bazán, Alejandro Véjar y Antonio E. Orozco. El proyecto fue aprobado, y en 1889, se inició la construcción de la vía de Armería a Colima; el tren llegó a la capital en 1892; la inauguración oficial se llevó a cabo por don Porfirio Díaz, en el año de 1908. Los primeros intentos por construir el ferrocarril urbano los realizó el gobernador Esteban García en 1884. El proyecto fue elaborado por el ingeniero francés Arturo Le Maribel. En 1892 fueron instalados los primeros tranvías que iban del centro de Colima a Villa de Álvarez.

Toponimia[editar]

Para mayor información del escudo de Villa de Álvarez, ver el artículo: Escudo de Villa de Álvarez

Lo que hoy conocemos como el municipio de Villa de Álvarez, en el año de 1556 se llamaba “San Francisco de Almoloyán”; en 1836 el distrito de Colima se dividió, para su administración, en dos partidos; uno de los cuales fue el de Almoloyán, que se convirtió en la cabecera municipal. Por decreto, el 15 de septiembre de 1860, se cambió el nombre original por el de “Villa de Álvarez”, en honor al primer gobernador del estado, que era originario de ese lugar.

Época Precolombina[editar]

Existe la hipótesis de que en el momento en que las tribus náhuas salieron de Aztlán, lugar que algunos historiadores ubican en las costas de Nayarit, alrededor de la isla de Mezcaltitán, un pequeño grupo, en lugar de continuar con rumbo al altiplano, en busca del águila parada en un nopal devorando una serpiente, caminó por la costa, después de algún tiempo se encontró frente a los fascinantes volcanes y sus fértiles campos que los circundaban, lo que motivó que se asentaran en dichos lugares, esperando el cumplimiento de la aparición del águila legendaria. Al principio dedicaron su tiempo a la cacería, la pesca y la recolección de frutos y plantas silvestres, con lo que se alimentaban. Con el transcurso de los años, descubrieron diversos cultivos, que fueron básicos en su alimentación como el maíz, el frijol, la calabaza y el chile. En la comunidad había tres clases de autoridades de los cuales son Los sacerdotes, que atendían al culto sagrado, Los brujos (que también eran curanderos), Los ancianos (que formaban el consejo); Estas personas tenían la responsabilidad de decidir acerca de lo que tenía que hacerse en la comunidad y orientaban en los diversos problemas que se iban presentando. Se habla de la existencia de un gran señor en el territorio Colimote a la llegada de los españoles (Hernán Cortés, 3ª Carta de Relación). A él le rendían tributo varios señoríos de la región. Este gran señor estaba al frente de la provincia del Colimotl, por lo que es de suponer que los núcleos indígenas ya mencionados, en cierta manera dependían del señor de Colimán. Los grupos indígenas tenían dos grandes preocupaciones en su vida: La guerra y el culto a las divinidades.

Época Colonial[editar]

Inmediatamente después de llevada a cabo la conquista de Colimán, las tierras fueron repartidas en encomiendas. De tal suerte que a Francisco Santos se le otorgaron las tierras de Almolonia y de Tlacalahuastla (hoy Minatitlán); a Bartolomé López parte de lo que hoy el Comala; a Hernando de Gamboa las de Coquimatlán, y al Conde de Terreros, terrenos de los Pastores. Todas estas tierras eran ricas, por lo que empezó a florecer tanto la agricultura como la ganadería, ya que a la vez se disponía de mano de obra al contar con el trabajo de los indígenas. El 22 de febrero de 1554, algunos frailes franciscanos, como Ángel de Valencia (guardián del convento), Honorato Franco, Jerónimo de la Cruz, entre otros, fundaron un convento al que llamaron San Francisco de Colimán y después de Almoloyán. La instalación del monasterio tenía como objetivo fundamental brindar protección y educación a los indígenas. Cerca del convento de San Francisco, en 1556, se fundó, con la autorización del Virrey don Luis de Velasco, un pueblo al cual le fue otorgado fundo legal y facultad para gobernarse por sí mismo.

Época de la Independencia[editar]

En 1810, el padre José Antonio Díaz, adscrito a la parroquia de San Francisco, al conocer la noticia del “Grito de Dolores” que proclamaba el levantamiento insurgente para luchar a favor de la Independencia de México, invitó a las poblaciones vecinas a que se unieran al movimiento para acabar con la dictadura española. San Francisco de Almoloyán formó un ejército con los anuales para luego irse a Coalcomán. Fue él quien pronunció el discurso patriótico en el juramento de la Constitución de Apatzingán (22 de octubre de 1814). El 15 de septiembre de 1860, siendo gobernador don Urbano Gómez, le fue cambiado el nombre a la cabecera municipal, quedando en adelante como: Villa de Álvarez, en honor al Gral. Manuel Álvarez, primer Gobernador Constitucional del estado de Colima.

Orografía-Hidrografía[editar]

Al lado Este se localiza la superficie menos accidentada con una parte de valle, precisamente donde se encuentra la cabecera municipal. La mayor parte del territorio presenta una geografía accidentada y montañosa, en el área del lado oeste del río Armería cuyas principales elevaciones son: el Cerro del Rincón de Almoloyan, el Cerro de El Chino y parte del Cerro El Barrigón (en cuya cima se encuentra un cráter que en tiempos de lluvia se llena de agua, formando una hermosa laguna); ubicado en el lado norte, el Cerro de Culuapan, donde existe una enorme roca que parece estar amenazando a la población cercana del mismo nombre.

  • El Río Armería, atraviesa el municipio de norte a sur; sus afluentes son los ríos: Picachos, Comala y San Antonio. El volumen de agua escurrida se concentra en Peñitas.
  • El río Colima por el lado oeste establece el límite con los municipios de Colima y Cuauhtémoc.
  • En el municipio se localizan las siguientes lagunas: La Grande, Pastores, al noroeste la del Carrizal, Las Cuatas, y el Pozo.
  • El municipio cuenta con algunos arroyos como: El Seco, Tecomala, Del Diablo, San Palmar, Agua Dulce, y el Pereira que atraviesa la cabecera municipal. Asimismo, se encuentran algunos bordos, destacando el Simón Macías.

Clima[editar]

Los climas del municipio por su grado de humedad son sub-húmedos, y con relación a su temperatura, cálidos; al centro y norte del municipio existe un clima cálido sub-húmedo con lluvias en verano; y al noroeste presenta también el cálido sub-húmedo y semi-cálido sub-húmedo, también con lluvias en verano. La temperatura media anual es de 23,7 °C, y la precipitación pluvial media de 1.193,8 milímetros cúbicos, con régimen de lluvias, que abarca los meses de mayo, junio, julio, agosto y septiembre.

  • En el territorio municipal existen las siguientes variedades vegetales, predominando en las zonas de las comunidades de Agua Dulce y Pueblo Nuevo: mojo, parota, higuera, cóbano, hebillo, rosamorada, chicozapote, cuahuayote (bonete), cabeza de negro, anona, tescalama, colorín, guásima, huizcolote, cuastecomate, chamizo, mezquite, huizache, palma real, cactus; así como otras variedades: guayabo, guayabillo, guamúchil, ciruelo, zapote negro, zapote blanco, mango, naranjo, aguacate, limonero, lima, toronja, nanche, nopal, plátano y maguey.
  • El área forestal del municipio representa aproximadamente el 60% de la superficie total y prevalece sobre todo: fresno, cedro, sabino, nogal, tabachín.
  • El territorio villalvarense, como todo el estado de Colima, emergió del Océano Pacífico en las eras Paleozoica y Mesozoica. Está constituido por cinco tipos de suelos: en la parte oeste, a partir del río Armería, existe una formación de suelo calizo; al lado norte, una de brecha volcánica; en el área adyacente del río Armería, existe una franja con formación de arenisca-conglomerado, y una franja de tipo aluvial hacia el oeste; colindando con el municipio de Minatitlán, existe una formación extrusiva ácida y, finalmente, una formación de granito y conglomerado.
  • La mayor parte del suelo pertenece al régimen de propiedad privada, la parte restante es suelo ejidal. El uso del suelo en su mayoría es de uso forestal.

Fauna-Flora[editar]

  • (1) En el territorio municipal existen las siguientes variedades vegetales, predominando en las zonas de las comunidades Agua Dulce y Pueblo Nuevo: el mojo, la parota, la higuera, cóbano, hebillo, rosamorada, chicozapote, cuahuayote (bonete), cabeza de negro, anona, tescalama, colorín, guásima, huizcolote, cuastecomate, chamizo, mezquite, huizache, palma real, cáctus y otras variedades como: guayabo, guayabillo, guamúchil, ciruelo, zapote negro, zapote blanco, mango, naranjo, aguacate, limonero, lima, toronja, nanche, nopal, plátano y maguey.
  • (2) Existe la siguiente variedad de animales: Coyote, onzas, venado, armadillo, zorra, zorrillo, tlacuache, mojocuán, tejón, mapache, ardilla, conejo, liebre, tesmos y tuzas. Entre las aves se encuentran: Chachalacas, palomas, huilotas, torcazas, ticuces, zanates, cuervos, zopilotes, lechuzas, tecolotes, pericos, tapacaminos, pichacuates, urracas, correcaminos, calandrias, cenzontles, jilgueros, chuparrosas, carpinteros, cardenales y gorriones. Dentro del género de los reptiles: Malcoa, víbora, chirrionera, coralillo, apalcuate, sorcuate, iguana y lagartija. Entre los arácnidos el Escorpión, arañas, alacrán, tarántulas, ciempiés. De Insectos el Zancudo, mosca, mosquito, avispa, abeja, jicote, mariposa. Y peces como la Trucha, langostino, tilapia (en bordos y lagunas). Así como otros: Ranas, sapos tortugas y murciélagos.

Atractivos Turísticos[editar]

Por sus condiciones naturales, Villa de Álvarez es un municipio muy pintoresco y con grandes atractivos; algunos de ellos se pueden potenciar y desarrollar turísticamente, como son la laguna de Pastores, zonas arqueológicas y áreas de monumentos y plazas. Es importante mencionar la fama que goza la ciudad de Villa de Álvarez, gracias a sus antojitos regionales, especialmente los famosos "sopitos de la Villa", que se cocinan en tradicionales cenadurías que se encuentran por todos los rincones de la cabecera municipal, especialmente en la zona Centro.

  • (1) El Agua Fría. Manantial de agua transparente a temperatura ambiente; forma una fosa rodeada de abundante vegetación ideal para nadar y cuenta con comedores para esparcimiento sano y familiar. Se encuentra a 17 km de la ciudad de Villa de Álvarez.
  • (2) La Piedra de Juluapan. Localizada a 5 km de la ciudad de Villa de Álvarez. Esta piedra encierra varias leyendas: una de ellas dice que detrás de ella el Rey de Colimán escondió sus tesoros y que él fue enterrado ahí. Otra, menciona también que ahí está escondido el tesoro del “Indio Alonso”, famoso bandolero-chamán (del que se cuentan infinidad de historias, mitos y leyendas), puesto que esa zona fue su guarida durante muchos años, ya que se decía que ahí escondía celosamente los botines de sus múltiples saqueos y robos perpetrados en toda la región. Este lugar es ideal para ir de excursión eco-turística y cultural, es decir, propia del turismo alternativo.
  • (3) La Campana. Zona arqueológica que tiene su origen en épocas muy tempranas, ya que se han detectado vestigios que dan cuenta de una ocupación prehispánica que data del año 1500 de nuestra era.

Otros[editar]

  • El Benemérito de las Américas.
  • Plaza cívica de la Escuela Benito Juárez.
  • Monumento Gral. Emiliano Zapata.
  • Escuela Niños Héroes: Monumento en honor a los héroes de Chapultepec.
  • Jardín al padre de la Patria Don Miguel Hidalgo y Costilla, iniciador de nuestra gesta libertaria.
  • Cruce de las Avenidas María Ahumada de Gómez y Profr. Enrique Corona Morfín.
  • Avenida Benito Juárez y Niños Héroes.
  • Monumento Miguel Virgen Morfín.
  • Monumentos Enrique Andrade; en honor a la Segunda Guerra Mundial.
  • Placas y alusiones; Situadas en la ciudad de Villa de Álvarez, división con la conurbada capital del estado, localizadas en la Av. Manuel Álvarez y Maclovio Herrera, otra, en la Av. Tecnológico al norte de la ciudad.
  • Placa en el edificio de la Presidencia Municipal.
  • Placa conmemorativa a la Independencia de México.

Cultura[editar]

En Villa de Álvarez, específicamente en la cabecera municipal del mismo nombre, por el hecho de estar conurbado con la capital del estado, se contagia de las actividades culturales que allí se llevan a cabo. Un factor que ha cobrado peso a últimas fechas en la cultura de la gente, es justamente la Casa de la Cultura del municipio, pues es de reciente creación (2003) y que, al igual que todas las demás, está ubicada en la propia cabecera municipal en una de las avenidas más transitadas de la localidad; allí, muchos jóvenes asisten para ver exposiciones de pinturas, teatro, bailables, conciertos de música, de acercamiento y gusto por la lectura y muchos otros eventos, fomentando en ellos una mayor apreciación por este tipo de actividades.

Industria[editar]

Dentro de esta rama, se encuentra la empresa “Brun Foods”, la cual se dedica al cultivo y procesamiento de vegetales que posteriormente son envasados en conserva para su venta al consumidor final. Fue constituida el 14 de febrero de 1998. En octubre de 1999 realizaron su primera cosecha en el ámbito comercial; el primer lote masivo salió al mercado en febrero de 2000. La inauguración oficial de la planta se celebró el 15 de marzo de 2000. A partir de febrero de 2002 arrancaron una producción permanente con dos turnos. La producción que tienen está orientada a la exportación y actualmente empacan y maquilan productos para marcas ya establecidas. La empresa está conformada como una alianza estratégica entre inversionistas mexicanos y alemanes.

Comercio[editar]

En la ciudad de Villa de Álvarez se han instalado importantes tiendas de cadenas tanto nacionales como transnacionales: Soriana (supermercado con otros locales pequeños y medianos alrededor), Famsa (mueblería), Bodega Aurrerá (tienda de autoservicio/supermercado), City Club, Coppel, etc.), así como un sinnúmero de tiendas de ropa, calzado, muebles, ferreterías, panaderías, materiales para construcción, gasolineras, entre otros; todos ellos se han mantenido de generación en generación, ya sea en el centro de la ciudad o en avenidas principales como también en los nuevos espacios de reciente apertura; muchos de ellos corresponden al capital colimense.

Los últimos años se ha detectado un crecimiento significativo de este sector económico en la zona oriente de la cabecera municipal; ubicándose en su gran mayoría pequeñas y medianas empresas por la Av. Benito Juárez, arteria de comunicación con Comala y con Coquimatlán, que ha funcionado como anillo periférico. Es importante destacar que en el norte de esta avenida, se ubica la plaza comercial Colima, con la tienda ancla “Soriana” y al sur la “Bodega Aurrerá”, de reciente apertura (2004).

Centros Turísticos[editar]

La ciudad de Villa de Álvarez, existen diversos centros de entretenimiento, turístico, donde también se puede disfrutar de sus antojitos regionales para el turísta y los habitantes de otros municipios de Colima;

  • El balneario "Agua Fría": Un lugar atractivo para los días de campo.
  • Picachos: Por su río San Palmar, propio para paseos ribereños.
  • Juluapan: Porque permite admirar la monumental roca del lugar.
  • El Jardín: El jardín principal es muy tradicional porque aún conserva su aire provinciano a pesar del crecimiento poblacional desmesurado de este municipio; en este jardín es clásico ir a comprar y disfrutar tranquilamente de las famosas “Paletas de la Villa” deliciosamente elaboradas con leche o con agua en una gran variedad de sabores, cuya receta ha perdurado inalterable a través de varias décadas; los jóvenes las disfrutan para apagar la sed, mientras descansan y platican con pareja o amigos. También este espacio es el que alberga la añeja costumbre de vender las empanadas (de leche y otros sabores) el día 4 de octubre de cada año, en honor de San Francisco.
  • La Campana: La Campana, que fue reconstruido hace algunos años bajo la coordinación del INAH y que hoy es visitado por grupos de turistas nacionales y extranjeros, y en donde, además, se llevan a cabo ceremonias en los equinoccios y solsticios de cada año; se localiza por la avenida Tecnológico de Colima.
  • La Laguna de los Pastores: Al norte del municipio, es un sitio de gran atracción turística
  • Fiestas charro-taurinas: Las festividades tradicionales dentro de la cabecera municipal resultan un verdadero atractivo para los jóvenes no solamente del municipio, sino de otros lugares, pues las Fiestas Charro-taurinas, que desde hace más de trescientos años se vienen realizando –todos los años durante el mes de febrero– en honor a San Felipe e Jesús (santo patrono de la ciudad de Colima también), son las de más arraigada costumbre y mejor organizadas en todo el estado. Tienen características y actividades que las hacen únicas, como la plaza de toros conocida como la petatera, que es construida exclusivamente con petates y que se monta y desmonta anualmente, convirtiéndose en un atractivo más para los propios y extraños y que, de acuerdo a la tradición, es así elaborada y reelaborada cíclicamente como una “manda” de los feligreses dedicada a este santo, con la intención de pedir de sus favores para evitar que se repitan terremotos en el estado (dado que Colima es una zona altamente sísmica).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2010). «Principales resultados por localidad 2010 (ITER)».
  • Caleidoscopio: jóvenes-TIC-desarrollo. Colima: FONCA, Universidad de Colima y Cátedra UNESCO.
  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Principales resultados por localidad 2005 (ITER)
  • Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, Conteo de Población y Vivienda 1995, México.
  • Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática - Gobierno del Estado de Colima, Anuario Estadístico del Estado de Colima, Edición 1998, México.
  • Secretaría de Gobernación, Centro Nacional de Estudios Municipales y Gobierno del Estado de Colima, "Enciclopedia de los Municipios de México", Los Municipios de Colima, Tomo VI, 1987.