Vidrio borosilicatado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Material de laboratorio fabricado con vidrio borosilicatado.

Vidrio de borosilicato es un tipo particular de vidrio, más conocido con los nombres comerciales de DURAN, Pyrex ó Kimax.

Fue desarrollado por primera vez por el vidriero alemán Otto Schott a finales del siglo XIX y vendido bajo el nombre de “Duran” en 1893. Después, cuando Corning Glass Works desarrolló Pyrex en 1915, éste se convirtió en un sinónimo de vidrio borosilicatado en el mundo de habla inglesa.

Además del silicio, el carbonato de sodio y el carbonato de calcio usado tradicionalmente en la fabricación de vidrio, el boro es usado en la manufactura de este vidrio. Normalmente su composición es: 70% sílice, 10% óxido bórico, 8% óxido de sodio, 8% óxido de potasio, y 1% óxido de calcio.

Aunque es más difícil de hacer que el vidrio tradicional, es económico producirlo por su durabilidad y su resistencia calórica y química. Encuentra un excelente uso en el equipamiento de laboratorios de química, cocina, iluminación y, en ciertos casos, ventanas.

Características físicas[editar]

El vidrio de borosilicato tiene un coeficiente de dilatación de aproximadamente un tercio del vidrio común.[1] Aunque esto lo hace más resistente que otros vidrios al choque térmico, también puede rajarse o quebrarse al someterse a variaciones rápidas de temperatura.

El vidrio borosilicatado comienza a reblandecerse cerca de los 821 °C; a esta temperatura la viscosidad del vidrio Pyrex 7.740 (un tipo de vidrio borosilicatado) es de 107,6 poise.[2]

El vidrio borosilicatado tiene una densidad de 2,23 g/cm3[3] inferior a la del vidrio común (2,57 g/cm3).[4]

Desde el punto de vista óptico, los vidrios borosilicatados son vidrios crown con baja dispersión (número de Abbe alrededor de 65), e índices de refracción relativamente bajos (1.51–1.54 en el rango visible).

Notas[editar]

Enlaces externos[editar]