Vena cerebral magna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vena cerebral magna
Gray565.png
Velum interpositum. La vena cerebral magna está señalada abajo y en el centro.
Gray567.png
Duramadre y sus procesos expuestos al retirar parte de la mitad derecha del cráneo y el cerebro. La vena cerebral magna está señalada abajo y a la izquierda.
Latín [TA]: vena magna cerebri
TA A12.3.06.027
Sitio drenado Telencéfalo
Origen venas cerebrales internas
Vacía en seno recto
Arteria arterias cerebrales

La vena cerebral magna, vena de Galeno (VG), gran vena de Galeno, gran vena cerebral de Galeno o ampolla de Galeno ([TA]: vena magna cerebri) es un tronco venoso (vena de gran calibre) medio corto del interior del cráneo. Está formada por la unión de las dos venas cerebrales internas, se incurva alrededor del rodete del cuerpo calloso y se vacía en el seno recto o bien se continúa como éste.[1]

También es conocida simplemente como vena de Galeno (en honor al médico griego que la descubrió, el médico griego Galeno), aunque no es la única vena con este epónimo (las venas cerebrales internas también se conocen como venas de Galeno).

Anatomía[editar]

La vena cerebral magna se considera una vena cerebral profunda/interna. Las venas cerebrales internas se forman por la unión de la vena talamoestriada superior y la vena coroidea en el foramen interventricular. El grupo de venas cerebrales profundas puede verse sobre las superficies superiores del núcleo caudado y el tálamo justo bajo el cuerpo calloso.[2] Las venas de los polos anteriores del tálamo se mezclan posteriormente (por detrás) a la glándula pineal para formar la gran vena cerebral de Galeno.[2] La mayor parte de la sangre de las venas cerebrales profundas llega a la vena cerebral magna,[3] que proviene del lado inferior del extremo posterior del cuerpo calloso y se vacía en el seno recto, localizado en la línea media de la tienda del cerebelo.[3] A diferencia de otras arterias, las venas cerebrales presentan anastomosis.[3] Existiendo numerosas anastomosis, una lenta oclusión de un canal venoso raramente produce más que efectos transitorios.[3]

Existen venas cerebrales internas/profundas y venas cerebrales superficiales/externas; la vena cerebral magna es una vena cerebral profunda/interna (como se mencionó arriba). Al igual que existen similaridades, existen también diferencias entre estos dos tipos de venas cerebrales. Las venas cerebrales superficiales, situadas en la zona dorsal de los hemisferios cerebrales, discurren hacia arriba y medialmente y drenan en el gran seno sagital superior, en el margen superior de la hoz del cerebro. El seno sagital superior se divide en dos partes, denominadas senos transversos, donde la hoz del cerebro se encuentra con la tienda del cerebelo.[4] El seno sigmoideo, que se continúa con el seno transverso, drena en la vena yugular interna a la altura del foramen yugular. La vena yugular interna abandona el cráneo y discurre hacia abajo en dirección al cuello.[4]

Las venas del cerebro tienen paredes muy delgadas y no contienen válvulas. Aparecen en el cerebro y descansan en el espacio subaracnoideo. Perforan la aracnoides y la duramadre y drenan en los senos venosos del cráneo.[4]

Trastornos y enfermedades relacionadas con la vena cerebral magna[editar]

Malformaciones[editar]

La mayoría de los estados asociados a la vena cerebral magna se deben a defectos congénitos. Las malformaciones aneurismales de la vena de Galeno (VGAM en inglés) son la forma más común de malformación cerebrovascular sintomática en neonatos (recién nacidos) y niños.[5] La presencia y localizaciones de los angiomas son muy variables y no siguen un patrón predecible.[6] La malformación congénita se desarrolla durante las semanas 6-11 del desarrollo fetal en forma de vena de Markowski prosencefálica embrionaria persistente; por lo tanto, VGAM es realmente un término equivocado. La vena de Markowski drena en la vena cerebral magna.

Ausencia[editar]

La ausencia de la vena cerebral magna es otro tipo de malformación. Las venas de las estructuras profundas del cerebro normalmente drenan por medio del sistema de Galeno. En ausencia de la vena cerebral magna, las venas del diencéfalo y los ganglios basales drenan lateralmente en el seno transverso en lugar de reunirse en la línea media por medio del sistema galénico de drenaje.[7] La ausencia de la vena cerebral magna es bastante rara. Se detecta en la infancia. La mayoría de los pacientes mueren en el período neonatal (como bebés) o en la infancia temprana.

Trombosis[editar]

La trombosis de la vena cerebral magna es una forma de ictus o derrame cerebral debido a la presencia de un coágulo sanguíneo en la vena. Afecta a entre un 3 y un 8% de los pacientes, predominantemente mujeres.[8] Los pacientes pueden presentar problemas de consciencia, cefaleas, náuseas, alteraciones visuales, fatiga, trastornos de los movimientos oculares y de los reflejos pupilares, o coma.[8] La trombosis de la vena cerebral es a menudo mortal aunque puede superarse. Entre los factores de riesgo se encuentran los anticonceptivos orales, el embarazo, y el puerperio.[8]

Referencias[editar]

  1. Diccionario Enciclopédico Ilustrado de Medicina Dorland. 1996. McGraw-Hill - Interamericana de España. Vol. 6. ISBN 84-7615-988-9.
  2. a b Diamond, Marian C.; Elson, Lawrence M.; Scheibel, Arnold B. (1985). «Venous Drainage of the Cerebral Hemispheres». The Human Brain Coloring Book. HarperCollins. ISBN 9780064603065. 
  3. a b c d Brodal, Per (2004) [1992]. The central nervous system: structure and function (3rd (rev) edición). Oxford University Press. pp. 100–102. ISBN 9780195165609. 
  4. a b c Snell, Richard S. (August de 1997) [1980]. Clinical Neuroanatomy: A Review with Questions and Explanations (2nd edición). Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins. pp. 217–219. ISBN 9780316803151. 
  5. Johnston IH; Whittle IR, Besser M, Morgan MK (May 1987). «Vein of Galen malformation: diagnosis and management.». Neurosurgery 20 (5):  pp. 747-758. ISSN 0148-396X. PMID 3601022. 
  6. Vidyasagar C (April 2005). «Persistent embryonic veins in the arteriovenous malformation of the diencephalon.». Acta Neurochirurgica 47 (1):  pp. 63-82. ISSN 0942-0940. 
  7. Lasjaunias P; Garcia-Monaco R, Rodesch G, Terbrugge K (May 1991). «Deep venous drainage in great cerebral vein (vein of Galen) absence and malformations.». Neuroradiology 33 (3):  pp. 234-238. ISSN 1432-1920. 
  8. a b c van den Bergh WM; van der Schaaf I, van Gijn J (July 2005). «The spectrum of presentations of venous infarction caused by deep cerebral vein thrombosis.». Neurology 65 (2):  pp. 192-196. ISSN 1526-632X. 

Enlaces externos[editar]