Vehículo híbrido

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un vehículo híbrido es un vehículo cuyo sistema de propulsión combina dos o más fuentes de energía. Se utilizan sistemas de propulsión híbridos en distintios tipos de vehículos, entre ellos automóviles, camiones, bicicletas, barcos, aviones y trenes.

El formato clásico es el del vehículo híbrido eléctrico, que combina un motor de combustión con un motor eléctrico. En un sistema híbrido eléctrico paralelo, tanto el motor de combustión como el motor eléctrico están conectados a las ruedas, y pueden impulsar el vehículo en conjunto. Es el caso del Honda Insight, Honda Civic, Chevrolet Malibu y Toyota Prius. En un sistema híbrido paralelo, sólo motor eléctrico impulsa las ruedas, y el motor de combustión funciona como generador, cargando la batería. Un ejemplo de esto es el Chevrolet Volt.

Otros tipos de sistemas de propulsión híbridos incorporan una celda de combustible, supercondensador, motor de aire comprimido o batería inercial, en combinación con un motor de combustión o eléctrico.

Según el sistema utilizado, un vehículo híbrido puede tener una mayor eficiencia energética. Esto puede deberse al uso de un motor más pequeño, y la utilización de sistemas de recuperación de energía (tales como frenos regenerativos). Como consecuencia del menor consumo energético, se obtienen beneficios económicos y ambientales. Sin embargo, algunas tecnologías híbridas tienen perjuicios ambientales, por ejemplo la producción y reciclado de baterías.