Vaso de precipitados

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Imagen de vaso de precipitados, tipo vaso Griffin.

Un vaso de precipitados o vaso de precipitado es un recipiente cilíndrico de vidrio fino que se utiliza muy comúnmente en el laboratorio, sobre todo, para preparar o calentar sustancias y traspasar líquidos. Son cilíndricos con un fondo plano; se les encuentra de varias capacidades, desde 1 ml hasta de varios litros. Normalmente son de vidrio, de metal o de un plástico en especial y son aquéllos cuyo objetivo es contener gases o líquidos. Tienen componentes de teflón u otros materiales resistentes a la corrosión.

Suelen estar graduados, pero esta graduación es inexacta por la misma naturaleza del artefacto; su forma regular facilita que pequeñas variaciones en la temperatura o incluso en el vertido pasen desapercibidas en la graduación. Es recomendable no utilizarlo para medir volúmenes de sustancias, ya que es un material que se somete a cambios bruscos de temperatura, lo que lo descalibra y en consecuencia nos entrega una medida errónea de la sustancia.

Tipos[editar]

Tipos de vasos de precipitados: A) vaso Griffin; B) vaso Berzelius; C) cristalizador.

La mayoría de los vasos de precipitados pertenecen al diseño de Griffin, en honor de John Joseph Griffin. En este caso suelen ser de altura baja en relación a su diámetro[1] (su altura viene a ser 1,4 veces su diámetro;[2] modelo A de la imagen adjunta) y suelen venir provistos de un pico o labio que facilita el vertido de líquidos sin que se produzcan derrames.

Suelen ser más altos y esbeltos[3] (su altura viene a ser el doble de su diámetro;[2] modelo B), en cuyo caso reciben el nombre de vaso Berzelius, en honor del químico sueco Jöns Jacob Berzelius. A veces, carecen de pico vertedor y son apropiados para contener electrodos y para titulaciones.

Los vasos planos (C en la imagen) a menudo son llamados cristalizadores, porque la mayoría se utilizan para realizar la cristalización de un compuesto a partir de una de sus disoluciones, pero a menudo también se utiliza como recipientes para su uso en calefacción al baño María. Estos vasos por lo general no tienen escala graduada.

Un vaso de precipitados se distingue de un frasco porque en este último sus caras laterales son rectas y no inclinadas o curvas. La excepción a esta definición es un vaso de lados ligeramente cónicos, llamado vaso Phillips.


Materiales[editar]

Los vasos de precipitados son fabricados preferentemente en vidrio (por lo general, vidrio de borosilicato[2] ), pero también puede ser de metal (como el acero inoxidable o aluminio) o algunos tipos de plástico (en particular, de polietileno, polipropileno o PTFE). Un uso común de los vasos de polipropileno es el análisis espectral de rayos gamma de muestras líquidas y sólidas.

Véase también[editar]

Lecturas adicionales[editar]

  • ASTM E960 - 93 (2008) Standard Specification for Laboratory Glass Beakers

Referencias[editar]

  1. Catálogo de matraces y vasos Kimax. Medilab, artículos médicos y de laboratorio.
  2. a b c British Standard 6523 (1984) Glass beakers for laboratory use
  3. INTRODUCCIÓN AL LABORATORIO QUÍMICO. PREPARACIÓN DE DISOLUCIONES. Química general. Universidad Nacional de Luján. Argentina. Pág. 10