Vaso canopo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los cuatro vasos canopos. Dinastía XIX. Museo de Berlín.

Vaso canópeo (canope, canopo o canópico) es el recipiente, empleado en el Antiguo Egipto, donde se depositaban las vísceras de los difuntos, lavadas y embalsamadas, para mantener a salvo la imagen unitaria del cuerpo. Estos vasos se introducían en una caja de madera que, durante el cortejo fúnebre, era transportada en un camello

«Canopo» es una palabra de origen griego, proveniente del nombre de la ciudad donde falleció Canope, el piloto de Menelao. En la ciudad de Canopus, cercana a Alejandría, el dios Osiris fue representado con forma de una vasija con cabeza antropomórfica. La denominación de vasos canopos es fruto de un error, pues fueron asociados con otro tipo de recipientes que poseían tapas con forma de cabeza humana, hallados en la ciudad de Canopus, en el Bajo Egipto, aunque no había ninguna relación entre ellos.

Había cuatro tipos de vasos canopos, que representaban a unas divinidades llamadas Hijos de Horus, quienes protegían su contenido de la destrucción. Las divinidades representadas eran:

  • Amset: vasija con tapa en forma de cabeza humana, donde se guardaba el hígado.
  • Hapy: vasija con tapa en forma de cabeza de papión (babuino), donde se depositaban los pulmones.
  • Kebeshenuef: vasija con tapa en forma de cabeza de halcón, que contenía los intestinos.
  • Duamutef: vasija con tapa en forma de chacal, con el estómago del difunto.

Cada vaso estaba protegido por una diosa titular —Isis, Neftis, Selkis y Neit, respectivamente— y debía estar orientado de manera ritual hacia uno de los puntos cardinales: el hígado al Sur, los pulmones al Norte, los intestinos al Oeste y el estómago al Este. Los egipcios creian que si no los guardaban bien el difunto no tendría derecho a la otra vida.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]