Vasili Arkhipov

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vasili Alexandrovich Arkhipov
Vicealmirante
Años de servicio 1945 - años 1980
Lealtad Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética
Servicio/rama Naval Ensign of the Soviet Union.svg Armada Soviética
Participó en

Nacimiento 30 de enero de 1926
Zvorkovo, Flag of the Soviet Union.svg Unión Soviética
Fallecimiento 19 de agosto de 1998
Zheleznodorozhny,
Bandera de Rusia Federación Rusa
[editar datos en Wikidata ]

Vasili Alexandrovich Arkhipov (en ruso: Василий Александрович Архипов; Zvorkovo, Óblast de Moscú, 30 de enero de 1926 - Zheleznodorozhny, Óblast de Moscú, 19 de agosto de 1998) fue un oficial naval soviético. Durante la Crisis de los misiles en Cuba, impidió el lanzamiento de un torpedo nuclear y por tanto, una posible guerra nuclear. Su historia hasta ahora es desconocida para el público en general. Thomas Blanton expresó en 2002, cuando era director del National Security Archive, que "un hombre llamado Vasili Arkhipov salvó el mundo."[1]

Biografía[editar]

Primeros años de vida[editar]

Arkhipov nació en una familia de campesinos cerca de Moscú.[2] Fue educado en la Escuela Superior Naval del Pacífico y participó en la guerra soviética contra Japón en agosto de 1945, sirviendo a bordo de un dragaminas. Fue transferido a la Escuela Superior Naval del Caspio y se graduó en 1947.[2] Sirvió a bordo de un submarino en el mar Negro, del Norte y el Báltico.

Incidente K19[editar]

En julio de 1961, Arkhipov fue nombrado comandante adjunto o director ejecutivo del nuevo submarino K-19.[2] Respaldó al capitán Nikolai Vladimirovich Zateyev durante el potencial motín y recibió una dosis de radiación después del accidente. Este incidente se muestra en la película americana K-19: The Widowmaker.

Crisis de los misiles de Cuba[editar]

Submarino soviético B-59 cerca de Cuba, durante la crisis de los misiles.

El 27 de octubre 1962, durante la crisis de los misiles de Cuba, un grupo de once destructores de la armada de los Estados Unidos y y el portaviones USS Randolph atrapó al submarino B-59 soviético clase Foxtrot, con armas nucleares, cerca de Cuba y comenzaron a lanzar cargas de profundidad para forzar al submarino a emerger e identificarse. Las cargas produjeron un apagón del sistema eléctrico del submarino(a excepción de las luces de emergencia). La temperatura comenzó a subir así como la concentración de CO2.Algunos marineros se desmayaron por ello. El capitán del submarino, Valentin Grigorievitch Savitsky, creyendo que la guerra ya habría empezado, quiso lanzar un torpedo nuclear, a pesar de que los soviéticos habían sido informados de que se estaban utilizando cargas de profundidad de prácticas, pues probablemente esa información no llegó al B-59.[3]

Los tres oficiales a bordo en el submarino (Savitsky, el oficial político Ivan Semonovich Maslennikov, y el segundo al mando Arkhipov) tenían autorización para lanzar el torpedo si acordaban hacerlo por unanimidad. En ese momento comenzaron una discusión en la que solo Arkhipov estaba en contra del lanzamiento,[4] quien finalmente persuadió a Savitsky para emerger el submarino y esperar órdenes de Moscú. Se evitó así una posible guerra nuclear.[5] Las acciones tomadas por Arkhipov sirvieron, en parte, como inspiración para la película americana Marea roja.

Vida posterior[editar]

Después de la crisis de los misiles de Cuba, Arkhipov continuó en la armada soviética. Fue ascendido a contralmirante en 1975 y se convirtió en jefe de la academia naval Kirov. Fue ascendido a vicealmirante en 1981 y se retiró a mediados de los años 80. Posteriormente se asentó en Zheleznodorozhny, en el Óblast de Moscú, donde murió en 1998.

En la conferencia conmemorativa del 40.º aniversario de la crisis de los misiles de Cuba celebrado en La Habana el 13 de octubre de 2002, Robert McNamara admitió que la guerra nuclear había estado más cerca de lo que la gente había pensado.

En el libro Kubinskaya Samba Kvarteta Fokstrotov de Aleksandr Mozgovoy, del 2002, retiró al comandante Vadim Pavlovich Orlov, un participante en los eventos, presentándolos menos dramáticos, diciendo que el capitán perdió los estribos, pero que finalmente se calmó.[6]

Condecoraciones[editar]

Referencias[editar]

  1. Marion Lloyd (13 de octubre de 2002). «SOVIETS CLOSE TO USING A-BOMB IN 1962 CRISIS, FORUM IS TOLD». Boston Globe. Consultado el 25-09-2010. 
  2. a b c Russian Wikipedia
  3. «Chronology of Submarine Contact During the Cuban Missile Crisis». National Security Archive of the George Washington University. Consultado el 15 de noviembre de 2010.
  4. Noam Chomsky (2004). Hegemony or Survival: America's Quest for Global Dominance. New York: Henry Holt. p. 74. ISBN 0-8050-7688-3. 
  5. Blanton, Thomas S. (16 October 2002). The Cuban Missile Crisis: 40 Years Later. Consultado el 15 November 2010. 
  6. VLADIMIR ISACHENKOV (21 de junio de 2002). «Russian Book Looks at Missile Crisis». johnson. Consultado el 03-05-2008.