Valle del Rudrón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Valle del Rudron»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Valle del Rudrón
Mapa de localización
Red pog.svg
Valle del Rudrón en la Cuenca hidrográfica del Ebro
Valle del Rudrón en la Cuenca hidrográfica del Ebro

El Valle del Rudrón está situado en la península Ibérica al sur de la Cordillera Cantábrica. Subsector: Páramos serranos.Se localiza en el área noroeste del Valle del Ebro ocupando un área de transición entre la Cordillera Cantábrica y la Depresión del Ebro.

Descripción orográfica[editar]

Raposo. Así se llama al zorro en el valle.

Desde el punto de vista estructural, el relieve se organiza en torno a una gran unidad morfoestructural: una extensa paramera. El río Rudrón separa y divide a ambos lados esa paramera idéntica en sus caracteres geológicos, creando el valle del Rudrón, dejando en el lado izquierdo el Páramo de La Lora y al derecho el Páramo de Masa.[1]

Por tanto, el río Rudrón a través de un proceso de epigénesis ha excavado los terrenos sedimentarios y horadado las calizas de esa extensa paramera, paramera que constituye la cuenca hidrográfica de este río.

El río Rudrón nace en la comarca de El Tozo, concretamente en el pueblo de San Mamés de Abar. Recoge aguas de algunas corrientes del Tozo, caso de arroyo Mundilla.[2]

El vallejo que origina se interrumpe al tener una particularidad: se convierte en río subterráneo entre Basconcillos del Tozo y Barrio Panizares pueblo donde vuelve a resurgir.

Tipología del valle[editar]

Cueva de Basconcillos del Tozo, en Burgos. El río Hurón se mueve en dirección derecha a izquierda en en este valle, como se muestra en la imagen, introduciéndose en el sistema kárstico cuya entrada, que se conoce como Cueva de Basconcillos del Tozo, Cueva del Agua o Cueva de los Moros se observa a la izquierda. El río sale por la zona situada al fondo e izquierda de la imagen ya con el nombre de río Rudrón.
Imagen de geoda. En Tubilla del Agua se las llamaba piedras de sal.

“En el caso del Rudrón un valle fluvial en V de mayor anchura, aunque profundo, con pendientes menos fuertes y más regulares”.[3]

El cauce ha ido cambiando de dirección a lo largo del tiempo de ahí que se haya creado un valle muy sinuoso, producto de los cambios de dirección que ha hecho el río al discurrir por entre las rocas más blandas.

El valle en realidad nace en Barrio Panizares, se ensancha en Hoyos del Tozo y termina en Valdelateja. En su recorrido ha ido erosionando terrenos calizos producto de un geosinclinal del Mesozoico, aguas marinas poco profundas que originaron diferentes tipos de fósiles como rudistas o geodas, caso de las ya inexistentes en Tubilla del Agua.

Tras millones de años producto de esta erosión el Rudrón ha generado cortados, taludes y laderas pronunciadas, espectaculares en algunos casos. En el fondo del valle predominan las tierras calizas, arcillosas y tobizas del Cuaternario.

Esa erosión también ha generado numerosas surgencias, manantiales, fuentes, arroyos y riachuelos al romper las diferentes capas freáticas, en algunos casos espectaculares como el Pozo Azul. Por él transcurren otros subafluentes del río Ebro caso del río San Antón y el río Moradillo entre otros. Tiene variaciones sobre todo en las crecidas de los inviernos que inunda el fondo del valle y en verano tiene un estiaje no demasiado pronunciado. Precisamente la fuerza de su corriente ha generado un cauce bastante profundo y ha dejado al descubierto los estratos geológicos de eras anteriores.[4]

Mediante este valle se establece la divisoria de vertientes hidrográficas por toda esta zona. La cuenca del Rudrón vierte su agua hacia la vertiente mediterránea a través del Ebro, al contrario que otros ríos próximos Urbel, que la vierten hacia la vertiente atlántica al desembocar en el Duero.

Biogeografía[editar]

Siempreviva en muy pocos lugares del valle.

La vegetación predominante es de bosque caducifolio, sobre todo el roble y el haya. También aparece arbolado de bosque mediterráneo como encinas o coscojas. La vegetación de transición entre ambos tipos es abundante.[5]

La degradación del sustrato arbóreo ha generado abundante monte bajo, donde se desarrollan plantas como el espliego (Lavandula angustifolia), tomillo (Thymus vulgaris), orégano (origanum vulgare) y otras plantas olorosas.[6]

El río como tal ha tenido truchas y cangrejos pero la excesiva explotación les ha hecho desaparecer.[7]

Poblamiento[editar]

En el valle existe algún endemismo de musgo.

Este valle se pobló en la alta Edad Media, siendo utilizado para la agricultura extensiva, cerealista principalmente e intensiva de huertos. También para uso ganadero en las laderas más pronunciadas. Estas actividades han dejado un tipo de paisaje humanizado donde destacan construcciones como corrales y bancales.

Producto de todo ello ha sido el nacimiento de pueblos, algunos de los cuales llevan el apelativo del rio.[8] Así Barrio Panizares, Hoyos del Tozo, Moradillo del Castillo, Santa Coloma del Rudrón, Bañuelos del Rudrón, Tablada del Rudrón, Tubilla del Agua, Covanera, San Felices del Rudrón y Valdelateja.

En Valdelateja se ubica un balneario justo al lado del Río Rudrón.[9]

Localidades adyacentes
Loc 1024_ 20.o00)Bañuelos del Rudrón
Loc6433.2000San Andrés de Montearados
Loc6433.2000Terradillos
L co 1703 H00)Covanera
Loc6433.2000San Mamés de Abar
ad cn 33 tant (00)Moradillo del Castillo
Loc6433.2000Prádanos del Tozo
Loc6433.2000La Rad
300 200ooSan Felices del Rudrón
Loc6433.2000Ayoluengo
Loc6433.2000Nidaguila
Localidad con 1012 Habitantes (2010)Santa Coloma del Rudrón
Loc643.20a0Valdeajos
33 (2000)Tablada del Rudrón
Loc6433.2000Trasahedo
Loc433.200Tubilla del Agua
Loc6433.2aa0Barrio Panizares
Loc6433.20n0Basconcillos del Tozo
Dad  6010Valdelateja
Lo433.9000Hoyos del Tozo
Loc6bb33.7000Sargentes de la Lora
Loc6n33.20mm00Masa

Diagrama de pueblos del Valle del Rudrón.

Toponimia[editar]

Uso habitual[editar]

“Valle del Rudrón” es una denominación precisa.

El término “valle” es de carácter geográfico y designa el área recorrida por un río y horadada por él. Rudrón es el hidrónimo que determina su causa originaria, el río.

Esta denominación es secular.

Se puede concretar, por ejemplo, en el estudioso Luciano Huidobro cuando refiriéndose a Siero, origen de la actual Valdelateja, describe geográficamente, del siguiente modo: “Sin duda, como lo desigual de aquella meseta rocosa, que llaman el Castillo y domina el valle del Rudrón”.[10]

Otro ilustre médico don Misael Bañuelos, natural del Valle concretamente de Tablada del Rudrón, escribió un pequeño relato de carácter literario en el que señala: “La reina accedió a los ruegos del gaiterillo de permitirle volver junto al Pozo Azul de Cobanera (1) y le dio licencia y dinero y el pastorcito de cabras llegó al valle del Rudrón triste y medio muerto”.[11]

Y otra. Prospecciones petrolíferas de 1964: “Una de las furgonetas del servicio de la torre “Ayoluengo I” volcó aparatosamente en el trayecto entre Sargentes y San Felices, ya dando vistas al valle del río Rudrón”.[12]

Valle del Rudrón designa la totalidad.

(1) Cobanera, con b en el original, grafía utilizada cuando se escribió. Hoy se escribe Covanera.


Denominación por estudiosos[editar]

Tal denominación se emplea en investigaciones de diverso tipo. Es muy utilizado por R. González Pellejero en un estudio morfoestructural de carácter geográfico. Un ejemplo es significativo:

“El resto del valle del Rudrón, más amplio, y compartimentado por una serie de arroyos afluentes, ha excavado materiales calcáreos menos resistentes y compactos, lo que incide en su amplitud variable.”[13]

El catedrático de Geografía e Historia I. Escagüés y Javierre ha escrito:

“El emplazamiento de cada poblado está señalado en primer lugar por el terreno llano, buscando las superficies planas Basconcillos del Tozo y Llanillo, a lo que alude su nombre. Otros se hallan al abrigo de los vientos fuertes dominantes como los del valle del Rudrón: Hoyos del Tozo y Barrio Panizares”.[14]

También se utiliza como término específico para investigaciones de historia. Así el historiador I. Martín Viso comentado sobre el castro Lora:

“Su situación estratégica sobre el valle del Rudrón y con la Lora de Sargentes a sus espaldas, se ve reforzada por haber sido un nudo vial de gran importancia.”[15]

En arqueología.[16] Y otras.

Alojamiento Rural[editar]

  • Casa La Bernarda (En Trasahedo del Tozo) [4]

Referencias[editar]

  1. # De Mesa, Pedro Antonio (1865). Reconocimiento hidrológico del valle del Ebro. Rafael Anoz. Madrid. pp. 19–20. 
  2. # Notas y comunicaciones del Instituto Geológico y Minero de España nº 49-50. Instituto Geológico y Minero de España. Madrid. 1958. p. 170. 
  3. González Pellejero, Raquel: “Dinámica de un espacio natural: los cañones calcáreos del Ebro (Burgos)”. Ería. Revista de Geografía. Nº 10. 1.986. Universidad de Oviedo. P. 32. ISSN 0211-0563 [1]
  4. # Menéndez,, Ricardo; Molinero, Fernando (1993). Geografía de España. Ariel. Barcelona. pp. 91–92. 
  5. # Alejandre,, Juan Antonio,; García López, Javier Maria y Mateo Sanz, Gonzalo (2006). Atlas de la flora vascular de Burgos. Editor Ambiental Jolube. p. 532. ISBN 978-84-937528-5-9. 
  6. / Flora olorosa.
  7. / Juan Delibes: la pesca en los cotos intensivos.
  8. # Boletín de la Real Academia Española. Volumen 42. Real Academia Española. 1.962. p. 507. 
  9. # San José Arango, Carmen (2000). Guía médica de los balnearios de España. (Universidad de Sevilla edición). Egondi, Artes Gráficas. p. 120. ISBN 84-472-0532-0. 
  10. # Huidobro, Luciano (julio 1.916). “Contribución al arte visigodo en Castilla” (Boletín de la Sociedad Castellana de Excursionistas nº 163 edición). p. 432. 
  11. # Bañuelos,, Misael (1944). “El gaiterillo Cobanera” (Ceres. Revista Agrícola edición). pp. 209–233. 
  12. # Enviado especial (1965). (13 agosto. ABC edición). p. 38.  Falta el |título= (ayuda)
  13. González Pellejero, Raquel: “Dinámica de un espacio natural: los cañones calcáreos del Ebro (Burgos)”. Ería. Revista de Geografía. Nº 10. 1.986. Oviedo: Universidad de Oviedo. Págs. 5 - 58. ISSN 0211-0563. [2]
  14. Escagüés y Javierre, Isidoro: “La Lora : el país y sus habitantes : (conclusión)”. Burgos: Boletín de la Comisión Provincial de Monumentos y de la Institución Fernán González. Nº. 108. Año 28. 1949. 3er trim. p. 182-191 ISSN : 1133-9292. [3]
  15. Martín Viso, Iñaki: “Poblamiento y sociedad en la transición al feudalismo en Castilla: castros y aldeas en La Lora burgalesa”. Studia historica. Historia medieval. Nº 13. Salamanca: Universidad de Salamanca. 1.995 P. 11. ISSN 0213-2060
  16. #Noticiario arqueológico hispánico. (Ministerio de Cultura) 26:  pp. 12. 1.985. ISSN 0211-1748.