Usuario:Kaornega

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los cantos de la Borrica, en Sejos, un lugar donde hice mis primeros pasos montañeros, a tan tierna edad que ya ni lo recuerdo.
Ruta del Cares: Un clásico, por muy masificado que esté.

Kaornega, Kaórnica o Karneka son las palabras que en tiempos de Alfonso I (siglo VIII) designaba a lo que hoy es el valle de Cabuérniga. De allí salieron las gentes cornecanas a repoblar Brañosera, según se refiere en la Carta puebla del año 824, que es la mención más antigua que se conoce del valle. Sin ser directamente de ese municipio, me considero de la zona y me pareció un bonito homenaje a un valle que para mí es el prototipo de la Cantabria rural.

Participo en el wikiproyecto:Cantabria. Trabajo aquella zona de Cantabria de la que tengo más documentación, que es la central: la costa, desde Alfoz de Lloredo hasta Miengo, Torrelavega y sus alrededores, el valle del Besaya y el valle de Cabuérniga. Un par de amigos que tienen cámaras digitales hacen fotos para ilustrar los artículos. Aparte de ello, como disfruto con la gastronomía, espero ir añadiendo artículos sobre el tema, en particular quesos y vinos.

Además, la práctica del montañismo, escalada, senderismo y, cómo no, del turismo dominguero puro y duro cuando se tercia, me han llevado a diversos lugares de Cantabria y Asturias, principalmente. Por ello procuraré desarrollar los aspectos que, en relación a estos temas, puedan ser de interés wikipédico. Personalmente, no necesito leer en ningún libro por dónde se sube a Peña Vieja, porque lo he hecho y lo puedo contar, pero evidentemente, como la wikipedia no es una fuente primaria, tengo que incluir referencias que hablen de ellas, procurando mencionar las más conocidas entre los montañeros, por ejemplo, clásicos como Odriozola o Adrados para los Picos de Europa o las diferentes obras de Obregón Goyarrola, más recientes, para Cantabria en general. Creo necesario advertir que la wikipedia tampoco es una guía turística, por lo que las meras menciones de rutas no bastan para lanzarnos a la montaña. Cualquier persona que quiera enfrentarse a la montaña, deberá hacerlo con mucha prudencia. Opciones cuando uno quiere seguir una ruta nueva:

  • 1.ª opción: recurrir a un guía o un montañero más experto que lo conozca e ir con él/ella.
  • 2.ª: elegir itinerarios marcados y que se siguen fácilmente como los senderos de pequeño y gran recorrido.
  • 3.ª: si a uno no le gustan las anteriores y quiere asumir riesgos, que los minimice en lo posible, preparando cuidadosamente en casa el recorrido, con libros y mapas, preguntando a otros que la hayan hecho y, ya sobre el terreno, se ha de trabajar el sentido de la orientación, y recurrir si es preciso a ayudas, desde la brújula, el podómetro o el altímetro a novedades como el GPS. Y nunca -¡nunca!- sobreestimar las propias fuerzas.
...Y el punto (casi) más alto de Cantabria no puede faltar: Peña Vieja y Peña Olvidada desde El Cable, Fuente Dé, lo que ruté por la Canalona y luego vi que todavía faltaba mucho desde el collado a la cumbre, pero luego,...resulta que lo que queda de camino no es tan terrible, y esos últimos ciento setenta metros se suben como en volandas.

Investigo más el patrimonio natural (ríos, montañas, rutas) y artística (bienes de interés cultural, bienes inventariados) que la etnografía, la toponimia o el folklore. Amar la tierruca no significa preferir al hombre autóctono frente al foráneo, pues sólo hay una raza, la raza humana, nacida en África y formada por individuos con sus cualidades y defectos, sus aspiraciones personales, sus prejuicios, sus creencias, sus amores y desamores, sin que el haber nacido en un punto u otro del globo tengan que suponer superioridad o inferioridad personal ninguna. Otra cosa es que las circunstancias sociales, económicas y políticas condicionen la vida de cada uno de esos seres únicos e irrepetibles. La devoción hacia el terruño no excluye la unión afectiva con un proyecto más grande, que es, en mi caso, España.

He vivido en gran ciudad, en ciudad mediana y, actualmente, en pequeño pueblo de menos de mil habitantes. Quizá por ello no tengo idealizada la vida rural, esa que queda fuera de la gran «T» que forma el poblamiento en Cantabria, y comprendo perfectamente el despoblamiento de tantos lugares, por muy triste que resulte...

Cita requerida.





Creo que lo que más he aprendido de wikipedia es un sano escepticismo respecto a afirmaciones aventuradas. Digas lo que digas aquí, tienes que justificarlo con, al menos, una fuente, y cualquiera puede poner en entredicho lo que escribes.
¡Ojalá fuésemos igual de estrictos con los políticos y otros cantamañanas!