Urbano González Serrano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Urbano González Serrano (Navalmoral de la Mata, Cáceres, 25 de mayo de 1848 - Madrid, 13 de enero de 1904), fue un filósofo, psicólogo, pedagogo y crítico literario español.[1]

Biografía[editar]

Urbano fue el primero de los cuatro hijos concebido por Dorotea Serrano en su matrimonio con Urbano González Corisco (escribano en Madrid que de regreso a su pueblo de Navalmoral recibió una notaría "como premio a sus servicios durante la epidemia de cólera de 1855", en la que falleció su esposa, quedando él viudo y a cargo de los cuatro hijos). En 1859, internó al primogénito en un colegio de Talavera de la Reina donde, tras los dos primeros años del bachillerato, se trasladó a Madrid como interno en un centro docente de la calle de la Colegiata. Concepción Saiz, colaboradora y colega en sus trabajos de pedagogía apunta que fue en aquella época cuando trabó amistad con Nicolás Salmerón.

En 1871, González Serrano se doctoró en Filosofía y Letras en Madrid, ciudad en la que llegaría a desempeñar la cátedra de Psicología, Lógica y Ética del Instituto San Isidro (1873-1904). ateneísta desde el inicio de la década de 1870 e integrado en los ambientes krausistas y republicanos, como discípulo aplicado de Salmerón, le sustituyó temporalmente en la cátedra de Metafísica de la Universidad Central de Madrid cuando en 1872 su maestro ejercía de diputado. En la universidad hizo amistad también con Leopoldo Alas «Clarín», Manuel de la Revilla, Adolfo Posada y Manuel Sales y Ferré.[2]

Su curiosidad cultural le llevó a ser uno de los quinientos suscriptores a las Obras completas de Platón , y en 1878 fue uno de los doscientos suscriptores a las Obras de Leibniz, puestas ambas en español por Patricio de Azcárate. En el capítulo personal, su matrimonio con Petra de la Calle Corisco les dió cuatro hijos, de los que sobrevivieron dos: Pedro Urbano y Dorotea. Fue gran aficionado a los toros, contertulio del café Universal y de la librería de Fé.

González Serrano colaboró en las actividades y estudios de la Institución Libre de Enseñanza a pesar de ser discípulo no conformista de Francisco Giner de los Ríos; y como amigo de Manuel de la Revilla publicó con él en 1874 el manual filosófico Elementos de ética. Entre 1887 y 1899 trabajó con asiduidad en el monumental Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano, publicado por la editorial Montaner y Simón. El capítulo de la actividad política le llevó al Parlamento en 1881.

En su correspondencia con Unamuno figura el dato de la costumbre de visitar cada verano el balneario de Solares, desde 1902, para tomar las aguas. Lo cierto es que con 55 años, una enfermedad digestivo-intestinal le llevó a la muerte en su casa de la calle de Fomento, el el 13 de enero de 1904.

Significado[editar]

Dentro de la filosofía krausista, se considera a Gonzáles Serrano creador de la corriente denominada krausopositivismo, término acuñado por Adolfo Posada para caracterizar su pensamiento.[3] Investigador en muchos campos, destacó en sociología y psicología aplicada. Como pedagogo concede una extraordinaria importancia al conocimiento de los mecanismos psíquicos para un proceso educativo racional. También tradujo algunas obras del alemán y codirigió la edición de las Obras del poeta Ramón de Campoamor.

Entre los reconocimientos puede citarse la calle que lleva su nombre en su localidad natal.

Obras[editar]

  • Goethe : ensayos críticos Madrid, 1892. Con prólogo de «Clarín».
  • Estudios críticos, Madrid, 1892.
  • Psicología del amor Madrid: Librería de Fernando Fé, 1897.
  • Manual de psicología, lógica y ética para el estudio elemental de esta asignatura Madrid, 1883
  • Crítica y filosofía Madrid : Biblioteca Económica Filosófica, 1888.
  • Elementos de Lógica Madrid, 1874.
  • En pro y en contra (críticas) Madrid: Librería de Victoriano Suárez, sin año.
  • Siluetas. Madrid: B. Rodriguez Serra, 1899.
  • Preocupaciones sociales: ensayos de psicología popular Plasencia, 1882.
  • La sabiduría popular Madrid: Librería de Escribano y Echevarría, 1886.
  • Estudio sobre los principios de la moral con relación a la doctrina positivista Madrid: Imprenta Española, 1871.
  • Con Concepción Saiz Otero, Cartas ... ¿pedagógicas? (ensayos de psicología pedagógica). Madrid: Librería de Victoriano Suárez, 1895. Prólogo de Adolfo Posada.
  • La asociación como ley general de la educación Barcelona : Librería de Juan y Antonio Bastinos, 1888.
  • Estudios de moral y de filosofía Madrid: Librerías de Francisco Iravedra: Antonio Novo, 1875.
  • La sociología científica Madrid: Librería de Fernando Fé; Sevilla : Librería de los Hijos de Fe, 1884.
  • Fundamentos de la Sociología: memoria leída en el Ateneo de Madrid, en la sesión inaugural de la Sección de Ciencias morales y políticas, el 10 de Noviembre de 1882 Plasencia, 1883.
  • Cuestiones contemporáneas: la crítica religiosa, el pesimismo, el naturalismo artístico Madrid, 1883

Referencias[editar]