Undisputed II: Last Man Standing

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Undisputed II: Last Man Standing
Título Invicto II
Ficha técnica
Dirección
Producción Boaz Davidson
Zvia Dimbort
Danny Dimbort
Lati Grobman
Trevor Short
Avi Lerner
John Thompson
David Varod
Guion Boaz Davidson
Música Steve Edwards
Fotografía Ross W. Clarkson
Montaje Irit Ratz
Protagonistas Scott Adkins
Michael Jai White
Mark Ivanir
Ben Cross
Valentin Ganeff
Ken Lerner
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 2005
Género Artes marciales
Duración 93 minutos
Idioma(s) Inglés
Compañías
Productora Nu Image Films
Sucesión de películas
Undisputed Undisputed II: Last Man Standing Undisputed III: Redemption

Undisputed II: Last Man Standing es la segunda entrega de la saga iniciada por la película Undisputed. La película está protagonizada por Scott Adkins, Michael Jai White y Mark Ivanir, y está dirigida por Isaac Florentine.

Sinopsis[editar]

Todo comienza cuando George Chambers (Michael Jai White) está en San Petersburgo, Rusia, grabando un comercial de un vodka. Tras su regreso al hotel donde se hospeda, unos hombres irrumpen en el departamento de Chambers pero son sorprendidos por él y se enzarza en una pelea donde los hace huir pero ellos logran dejarlo inconsciente. Tras denunciar el asalto, la policía revisa y encuentra droga en las pertenencias de Chambers, a pesar que insiste en que los agresores la plantaron lo declaran culpable del delito y lo llevan a la Cárcel de Máxima Seguridad de Chornya Cholmi en Rusia.

Ahí Chambers conoce a Stevie (Ben Cross), un recluso adicto a drogas que se insertan mediante jeringas. Boyka ante la presencia de Chambers en la prisión, se da cuenta que su reputación como el Luchador más completo del mundo, se vería afectada del ex-campeón mundial de peso pesado. Mientras están en el comedor, los dos se dirigen la palabra por primera vez: Chambers se burla del nombre de Boyka, mientras que Boyka reconoce a Chambers como un gran campeón de los pesos pesados; pero que después de tanto tiempo ya no era nada mientras que Boyka era el campeón. Chambers le interrumpe lanzándole agua (con un escupitajo) en la cara, y Boyka decide demostrarle sus capacidades físicas antes de ir a por él (rompe un banco de madera de una sola patada y sin hacerse ningún daño), pero los guardias de prisión intervienen antes de que Boyka y Chambers lleguen a encajarse golpes.

Pasa el tiempo, y Chambers oye hablar sobre el mafioso que controla cada movimiento de la prisión, Gaga (Mark Ivanir). Mientras tanto, Chambers defiende a Stevie de los esbirros de Boyka y Boyka y él vuelven a tener otra pelea (Boyka inicialmente le había desafiado a luchar con él en el ring, pero Chambers lo veía como una tontería ya que podían solucionarlo en ese momento) nuevamente interrumpida por los guardias. Boyka tiene una nueva pelea con un luchador llamado Alex (un luchador experto en Muay Thai más fácil que David) al que Boyka derrota muy fácilmente pero a la vez lentamente (para desahogar el odio que sentía hacia Chambers), entonces una vez que Alex es derrotado Boyka señala a Chambers retándole nuevamente a luchar con él.

Entonces, Markov habla con Chambers y le ofrece la libertad a cambio de que pelee con Boyka, pero Chambers se niega (por lo visto, no confía del todo en ser capaz de ganar a Boyka) por lo que es puesto a recoger los deshechos de la prisión con una pala. Nikolai, un anciano invalido apodado "Crott" (el topo), decide ayudarle a hacer su vida mejor por lo que le proporciona unos guantes y una mascarilla. Sin embargo, los esbirros de Boyka esperan a Chambers en los vertederos para aporrearl, pero Chambers (con la ayuda de Crott) derrota sin ningún problema a los matones. Los guardias de la prisión ven lo sucedido y meten a Chambers en el "Agujero" (una celda con aguas residuales que hace que todo el que esté allí padezca fiebere), pero Nikolai le da en secreto comida a Chambers y medicina para resistir. Chambers le dice que está convencido de que saldrá de la cárcel, pero Crott le desmiente: "Nunca te dejarán salir de aquí".

Más tarde, Chambers es sacado del "Agujero" y conoce al mismísimo Gaga, éste le vuelve a ofrecer la libertad a cambio de que pelee con Boyka y le muestra a un Philip (el manager de Chambers, era el encargado de conseguir encontrar una forma de liberar a Chambers) completamente a la merced del poder de Gaga. Resignado, Chambers acepta la pelea. Stevie le ofrece su ayuda y Chambers acepta; mientras que Chambers entrena todos sus golpes de Boxeo, Boyka entrena todas sus artes marciales: Judo, Jiujitsu, Kickboxing, Wushu y Taekwondo.

Llega el día del enfrentamiento, donde Stevie es el ayudante de Chambers, pero lo que no contaba es que a Stevie le obligan los secuaces de Boyka, a espaldas de éste, a cambiar el agua que usaría en la pelea por una que contenía una droga para hacer que Chambers perdiera el sentido. Empieza la pelea, con un Boyka buscando el triunfo desde el primer momento, pero, Chambers se defiende como puede y le da una buena tunda en el primer round (ya que Boyka le había desafiado a pelear sólo con los puños, pero Chambers demuestra ser completamente superior). Sin embargo, Boyka se recupera rápidamente y cambia a una nueva estrategia: patadas y un poco de Judo. Por lo que Chambers recibe muchas patadas y se ve obligado a agarrarse a Boyka, dando fin al primer round.

En el minuto de descanso, Stevie le pasa el agua drogada a Chambers, para que éste último empiece a marearse en el cuadrilátero. En el segundo round se nota un desconocido Chambers, tambaleante y errático en sus movimientos, por lo que Boyka le da unos certeros golpes y lo manda al suelo, resultando ganador.

Chambers despierta en enfermería y se entera del cambio del agua por boca de Crot. Sale furioso en busca de Stevie, cuando llega a su celda y ve a éste que se había suicidado, dejándole una nota diciendo que no tenía elección, y que lo disculpara. Chambers ante la muerte de Stevie, encara a Boyka y le enrostra el haber ganado usando drogas, el alcaide intenta amenazarlos, pero Chambers lo hace volar con un golpe, por lo que es castigado atado a la torre de agua en el patio en medio de la nieve por un día y una noche sin abrigo. Al día siguiente Boyka asesina a los involucrados en la trampa del agua ya que se siente humillado de haber ganado en esas condiciones tras haber entrenado toda su vida para ser el peleador perfecto. Mientras tanto, un grupo de reos desobedece al alcaide abrigando y alimentando a Chambers ya que se ha ganado su simpatía tras golpear al jefe de los guardias; este al enterarse exige a los responsables, pero el precinto entero se adjudica la responsabilidad, por lo que deja a todos los presos a intemperie en medio de la nieve.

Mientras tanto Philip conversa con Gaga antes de abandonar a Chambers y volver solo a Norteamérica, es así como se revela que desde un inicio el manager fue parte del plan para inculpar al boxeador, habiéndolo vendido por dinero. Mientras conversa con Gaga Philip lo extorsiona y exige más dinero del que originalmente negociaran a cambio de callar lo que realmente sucedió, aunque Gaga acepta esto, mientras Philip se va una asesina de Gaga lo intercepta, mata y devuelve el dinero a su jefe.

Cuando Gaga se entera del castigo a Chambers se molesta con el alcaide y ordena que sea liberado, tras citarse con él le pide una revancha limpia contra Boyka, con las mismas condiciones de la anterior pelea, que si gana Chambers, obtendría su libertad, Chambers acepta a cambio que se le asegure el binestar de los reclusos y se les de ropa adecuada para el frío.

Tras este gesto Nikolai comprende que Chambers ya no es el sujeto desagradable e individualista que entró, por lo que decide entrenarlo para que pueda enfrentar en igualdad de condiciones el poder de las piernas de Boyka. Es así como el anciano le explica que en su juventud fue un soldado sanguinario con entrenamiento élite, que está recluso al Estilo Soviético, hasta su muerte ya que acepto la culpa de un robo cometido por su hermano y tras estar preso mató a un guardia que intentó torturarlo, por lo que recibió un disparo en la columna en el consecuente intento de fuga, a pesar que ha aceptado esto como su destino, reconoce que solo lamenta no haber conocido a su sobrina, quien nació cuando él fue arrestado. Nikolai le enseña a Chambers como hacerle frente a Boyka, no solo usando sus puños, sino también sus piernas y especialmente a valerse de llaves para anularlo (Krav Magá); Chambers también aprovecha su experiencia callejera para improvisar unos movimientos contra las técnicas de Boyka, por cuanto entrena durante un tiempo para la gran pelea que definiría su libertad.

El día del enfrentamiento, Boyka juró que despedazaría a Chambers y que lo mataría, para dejar claro quien era el campeón indiscutido. Empieza la pelea, con un Chambers no muy diferente al de la primera pelea, conteniéndose y dando golpes al rival durante el primer round, ambos luchadores quedan empatados (Chambers había atrapado una pierna de Boyka, pero éste consigue aplicarle una llave de Jiujitsu). En el segundo round, se ve a un Boyka que quiere acabar lo más rápido posible con Chambers, pasando a una estrategia de defensa y agarres y consigue atrapar una de las piernas de Chambers (por poco se la rompe), pero Chamberas coge una de las piernas de Boyka y le da una patada en la boca dando fin al segundo round. En el descanso, Nikolai le dice que si no acaba la pelea ahora, se pudrirá en la cárcel como él, ahí entonces recuerda los entrenamientos con el, hasta cuando le preguntan: Entonces George, a que esperas?? a lo que éste contesta: A la campana. Acto seguido, George usa las nuevas técnicas que había aprendido, dejando a un Boyka desorientado con sus movimientos y con desesperación. En la parte final, Chambers y Boyka caen al suelo, por lo que George le hace presión a la rodilla de Boyka, y usando todas sus fuerzas rompe le articulación y da por finalizada la pelea.

Chambers se retira sin mirar atrás, donde Boyka sufre por la rodilla destrozada. Gaga le entrega su parte de las ganacias por haber ganado la pelea y le pide disculpas por lo mal que la pasó en prisión. Antes de irse, Chambers va donde Markov, el alcaide, y le dice que quiere hacer un trato con él, para lo cual le entrega el dinero obtenido. Acto seguido, aparece en el camarote de Nikolai, en una supuesta despedida, al que Chambers le dice al viejo que se prepare para irse, porque hay una niña de 18 años, ilusionada con conocer a su tío. Terminando la película, sale Chambers con Nikolai en la estación de trenes, esperando a la sobrina de éste, hasta cuando aparece y el encuentro entre estos dos es emotivo, y ahí es cuando George Chambers se da vuelta y camina con rumbo desconocido.

Reparto[editar]