Un engaño de lujo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Un Engaño de Lujo es una película del 2006 dirigida por Pierre Salvadori.

Argumento[editar]

Jean (Gad Elmaleh), un camarero tímido de un hotel de lujo, finge ser un millonario y despierta el interés de Iréne (Audrey Tautou), una aventurera a la que le gusta que hombres adinerados paguen sus cuentas. Cuando Iréne descubre quién es realmente Jean, escapa. Sin embargo Jean está enamorado y la persigue, encontrándola en la (Costa Azul). Buscándola, Jean gasta todo el dinero que le quedaba para tener tiempo con ella, hasta que usa su último euro para tener "10 segundos más".

En el momento que ella lo deja por hombres más ricos y él se queda con una cuenta que no puede pagar, lo llama una viuda rica y el asume el estilo de vida de uno de los hombres por los cuales Iréne lo dejó. Ahora que son "iguales" ella le enseña trucos para hacer dinero, y el pronto consigue que la viuda le compre un reloj de 30.000 euros. Para probarse lo bueno que es para conseguir cosas, logra que la viuda, además, le compre una moto. Jean e Iréne se escabullen cada vez que pueden de sus patrocinadores, hasta que son descubiertos besándose por el patrocinador de Iréne.

Furioso, la deja sin más que con un traje de baño. Jean vende su reloj para comprarle una estadía en el hotel por una semana y un hermoso traje de noche. También le da una invitación a una fiesta a la que ambos van. La patrocinadora de Jean, al principio, no da más de rabia con Jean por haber vendido el reloj, pero se calma cuando él le regala un par de aros que el alcanzó a comprar con lo del reloj.

Iréne se aparece en la fiesta y ve a su patrocinador original con otra mujer, y decide quitárselo con la ayuda de Jean. Aunque su patrocinadora lo dejará por esto, Jean finge ser un príncipe millonario y lleva a la mujer del patrocinador de Iréne a la habitación que comparte con la viuda millonaria, e Iréne lleva a su viejo millonario hasta su habitación, que queda al frente de la de Jean, ella al principio, trata de dirigir su atención hacia la ventana, cuando se da cuenta de que Jean está con otra mujer. Ella corre hacia su habitación, dejando de lado al millonario y a su última oportunidad de tener un estilo de vida glamoroso, y le cuenta a Jean sus sentimientos.