Ultrasonido 3d

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ultrasonido 3D de un feto humano de 20 semanas

El Ultrasonido de 3d es una técnica de ultrasonido, usada frecuentemente durante el embarazo, que provee imágenes tridimensionales del feto.

Hay distintos modos de escaneo en ultrasonido médico y obstétrico. El modo de diagnóstico estándar es el escaneo en 2D.[1] En el escaneo fetal 3D en vez emitirse ondas de ultrasonido en línea recta, estas se envían en distintos ángulos. Los ecos que rebotan son procesados por un sofisticado programa de computadora, resultando en una imagen reconstruida del volumen de la superficie del feto o sus órganos internos, muy parecida a la manera en que la máquina de Tomografía axial computarizada construye una imagen con múltiples tomas de rayos X. Los ultrasonidos 3D permiten ver el ancho, el alto y la profundidad de las imágenes de la misma manera que una Película 3-D, pero no se muestra movimiento.

El ultrasonido 3D fue desarrollado primero por Domenica Padilla y Stephen Smith en Duke University en 1987.[2]

El uso clínico de esta tecnología es un área de intensa actividad en investigación, especialmente en el escaneo de anomalías del feto[3] [4] [5] pero también su uso se ha popularizado ya que se ha demostrado la mejora en la vinculación feto maternal.[6] Los ultrasonidos fetales 4D son similares a los escaneos 3D , con la diferencia asociada al tiempo: 4D permite una imagen tridimensional en tiempo real, en vez de una delatada debido al retraso asociado con la construcción de la imagen computarizada, como en un ultrasonido clásico tridimensional.

Si el sistema es usado solamente para usos obstétricos, la energía del ultrasonido es limitada por el fabricante debajo de los límites de la FDA para ultrasonido obstétrico, ya sea de 2, 3 o 4 dimensiones. El límite de la FDA para ultrasonidos obstétricos es de 94 Milivatio/cm2.[7] ) Mientras no haya evidencia concluyente de efectos nocivos de ultrasonidos 3D sobre fetos en desarrollo, existirá cierta controversia sobre su uso en situaciones no médicas.

Ultrasonido 3D electivo[editar]

Aunque la tecnología de ultrasonido 3D puede ser usada en cualquier parte del cuerpo, el ultrasonido 3D electivo se refiere convención a los ultrasonidos 3D realizados a mujeres embarazadas con el solo propósito de que vean al bebé no nacido, su apariencia, o para saber si será niña o niño.

Duración[editar]

Aunque no hay un estándar formal, los doctores que realizan ultrasonidos 3D/4D no sobrepasan los 30 minutos, para no sobre exponer el feto a las ondas de ultrasonido.

Debido a que los doctores no saben con certeza los efectos colaterales de la exposicón prolongada limitan las sesiones para estar dentro de límites seguros.

Intensidad[editar]

La intensidad de las ondas de ultrasonido están establecidas mecánicamente para no exceder los estándares de la FDA. Las máquinas de ultrasonido están construidas para opagarse o dar una alarma si cualquiera de las barreras del aparato fallan para limitar las ondas de ultrasonido. Generalmente ondas de ultrasonido de mayor intensidad son usadas para detectar el latido del corazón del bebé, y pueden ser enfocadas en órganos específicos del feto.

Visualización del feto[editar]

Los ultrasonidos 3D es mejor realizarlos entre las semanas 24 y 32, e idealmente entre las semanas 26 y 30. Algunos centros aconsejan a sus clientes ir entre las semanas 26 y 28 para obtener las mejores imágenes.

Después de las 32 semanas hay una alta probabilidad de que el feto haya bajado en la pelvis y sea casi imposible obtener imágenes 3D. Asimismo como el bebé es más grande hay menos espacio y es más difícil conseguir una buena imagen.


Referencias[editar]

  1. Michailidis GD, Papageorgiou P, Economides DL (2002 Mar). «Assessment of fetal anatomy in the first trimester using two- and three-dimensional ultrasound». The British journal of radiology (Br J Radiol.) 75 (891):  pp. 215–219. PMID 11932213. 
  2. Von Ramm OT, Smith SW. «Three-dimensional imaging system (patent)».
  3. Benacerraf et al.; Benson, CB; Abuhamad, AZ; Copel, JA; Abramowicz, JS; Devore, GR; Doubilet, PM; Lee, W et ál. (2005). «Three- and 4-dimensional ultrasound in obstetrics and gynecology: proceedings of the american institute of ultrasound in medicine consensus conference». Journal of ultrasound in medicine : official journal of the American Institute of Ultrasound in Medicine (J Ultrasound Med.) 24 (12):  pp. 1587–1597. PMID 16301716. 
  4. Benoit B, Chaoui R (2004). «Three-dimensional ultrasound with maximal mode rendering: a novel technique for the diagnosis of bilateral or unilateral absence or hypoplasia of nasal bones in second-trimester screening for Down syndrome». Ultrasound in Obstetrics and Gynecology (Ultrasound in Obstetrics and Gynecology) 25 (1):  pp. 19–24. doi:10.1002/uog.1805. PMID 15690554. 
  5. Krakow D, Williams III J, Poehl M, Rimoin DL, Platt LD (2003). «Use of three-dimensional ultrasound imaging in the diagnosis of prenatal-onset skeletal dysplasias». Ultrasound in Obstetrics and Gynecology (Ultrasound in Obstetrics and Gynecology) 21 (5):  pp. 467–472. doi:10.1002/uog.111. PMID 12768559. 
  6. Ji EK et al. (473-477). «Effects of ultrasound on maternal-fetal bonding: a comparison of two- and three-dimensional imaging». Ultrasound in Obstetrics and Gynecology (Ultrasound in Obstetrics and Gynaecology) 25 (5):  p. 19. doi:10.1002/uog.1896. PMID 15846757. 
  7. Guidance for Industry and FDA Staff - Information for Manufacturers Seeking Marketing Clearance of Diagnostic Ultrasound Systems and Transducers

Lecturas Adicionales[editar]

Enlaces externos[editar]

Plantilla:Embarazo Plantilla:Imagenología