Turquesa (color)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Turquesa
Coordenadas de color
HTML #5DC1B9
RGB (r,g,b)B (93, 193, 185)
CMYK (c, m, y, k)C (60, 0, 30, 0)
HSV (h, s, v) (175°, 52 %, 76 %)
Referencia [1]
B) Normalizado con rango [ 0 – 255 ] (byte)
C) Normalizado con rango [ 0 – 100 ] (cien)
[editar datos en Wikidata ]
La piedra preciosa llamada turquesa, mineral compuesto básicamente de fosfato de aluminio y cobre

Turquesa (del antiguo término turqués,[2] en referencia a que la gema homónima llegaba a Europa desde Turquestán o algún otro dominio turco)[3] es un color azul verde semiclaro, de textura visual brillante, cérea, cuya sugerencia de origen es el aspecto de la gema del mismo nombre.[1]

Este color está comprendido en los acervos iconolingüísticos tradicionales de las culturas asiática, europea, norteamericana y mesoamericana.[1]

A la derecha se proporciona una muestra del color turquesa estándar, que es el que se encuentra normalizado y aparece en catálogos e inventarios cromáticos. La denominación de color «turquesa», sin embargo, incluye también a las coloraciones similares al estándar, denominadas aturquesadas.[1]

Sinonimia[editar]

A este color se le llama también azul turquesa y turquesa oriental,[4] y ha sido llamado turquesado y turquí.[5]

Usos[editar]

Antiguas culturas mesoamericanas[editar]

Ornamento mexica (azteca) en forma de serpiente bicéfala, cubierto de mosaico de turquesa. México, siglos XV a XVI d.C.

La turquesa, como gema, era muy apreciada en tiempos antiguos en norte y centroamérica, siendo objeto de un activo comercio entre diferentes pueblos.

En el área de influencia del náhuatl —idioma capaz de complejas metáforas y dueño de un amplio vocabulario cromático que incluye al color turquesa (xippālli)—, el conjunto de las coloraciones verdeazuladas se asociaba simbólicamente con el agua y la vegetación, que se entendían como elementos indispensables para la vida. Algunos materiales preciosos con esta coloración, como la turquesa, el jade y las plumas de quetzal, representaban metafóricamente al agua y a la vegetación, y también lo hacían los colores de estos materiales.[6]

Asimismo, un texto náhuatl dice que la casa del dios Quetzalcóatl tiene «travesaños color de turquesa», sugiriendo que el color, y no sólo la piedra homónima, tenía un valor simbólico asociado con la nobleza y con lo divino.[7]

Azul maya[editar]

En el área de influencia de la cultura maya, por otra parte, se elaboró por lo menos desde el 150 d. C.[8] un pigmento notable por su durabilidad, llamado «azul maya», que frecuentemente era de color turquesa o aturquesado. Aunque se usó para pintar todo tipo de superficies, algunos antropólogos consideran que pudo jugar un papel simbólico en las ceremonias relacionadas con Chaac, el dios de la lluvia, al representar al agua.[9] Véase azul maya.

Vaso de cerámica firmado por Théodore Deck. El color bleu de Deck puede verse en el dorso del pájaro.

Bleu de Deck[editar]

En 1861 el ceramista francés Joseph–Théodore Deck desarrolló un vidriado cerámico de color azul verdoso intenso que se volvió característico de su obra: el bleu de Deck (‘azul de Deck’), bleu Deck o bleu turquoise.[1] Debajo se proporciona su color específico.

Bleu de Deck
HTML #3EAEB1
CMYK (65, 0, 26, 10)
RGB (62, 174, 177)
HSV (182°, 65 %, 69 %)
Referencia [1]

Turquesa pictórico[editar]

El turquesa que suele verse en pinturas para artistas es típicamente diferente del estándar. Su coloración responde a la del pigmento empleado en las pinturas comercializadas como de color «azul turquesa», «turquesa» o «bleu turquoise»: ftalocianina de cobre bromada.[1] En el recuadro de abajo, la izquierda, se da una muestra aproximada de este color.

La similitud de este turquesa pictórico con el color de la turquesa natural se hace evidente al aclarar la pintura con blanco, como se ve debajo a la derecha.

Azul turquesa Azul turquesa aclarado
HTML #007E8B #DFC38A
CMYK (100, 30, 40, 0) (80, 10, 35, 0)
RGB (0, 126, 139) (0, 154, 157)
HSV (186°, 100 %, 55 %) (181°, 100 %, 62 %)
Referencia [1] [1]

Moda[editar]

Ford Fairlane Crown Victoria de 1956, mostrando una combinación de turquesa —por entonces en boga— y blanco

El color turquesa está sujeto a los vaivenes de la moda, siendo elegido una y otra vez por los coloristas que definen las combinaciones cromáticas predilectas de cada temporada. Fue particularmente popular en los años 1950.[10]

Colores HTML[editar]

Los colores HTML establecidos por protocolos informáticos para su uso en páginas web incluyen cuatro tonalidades llamadas turquoise (turquesa). En programación es posible invocarlas por su nombre, además de por sus valores hexadecimales. Véase colores HTML.

Pale turquoise Turquoise Dark turquoise Medium turquoise
HTML #AFEEEE #40E0D0 #00DED1 #48D1CC
RGB (175, 238, 238) (64, 224, 208) (0, 222, 209) (72, 209, 204)
HSV (180°, 26 %, 93 %) (174°, 71 %, 88 %) (176°, 100 %, 87 %) (178°, 66 %, 82 %)
Protocolo X11 X11 X11 X11

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i Gallego, Rosa; Sanz, Juan Carlos (2005). Guía de coloraciones. Madrid: H. Blume. ISBN 84-89840-31-8. 
  2. «turquesa2», Diccionario de la lengua española (22.ª edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=turquesa, consultado el 22 de junio de 2012 
  3. «turquoise», Online Etymology Dictionary, Douglas Harper, 2001–2012, consultado el 22 de junio de 2012.
  4. Gallego, Rosa; Sanz, Juan Carlos (2001). Diccionario Akal del color. Akal. ISBN 978-84-460-1083-8. 
  5. «turquesa (II)», Breve diccionario etimológico de la lengua castellana, Joan Corominas, 2011, consultado el 12 de enero de 2013.
  6. Dehouve, Danièle (2003). «Nombrar los colores en náhuatl (siglos XVI–XX)». El color en el arte mexicano. México, D.F.: Universidad Autónoma de México. p. 65–66. ISBN 970-32-0455-4. Consultado el 22 de abril de 2012. 
  7. Ferrer, Eulalio (2000). «El color entre los pueblos nahuas» (PDF). Estudios de Cultura Náhuatl (México, D.F.: UNAM, Instituto de Investigaciones Históricas) (31):  p. 220. ISSN 0071-1675. http://www.ojs.unam.mx/index.php/ecn/article/view/9235/8613. Consultado el 21 de abril de 2012. 
  8. Vázquez de Agredos Pascual, María Luisa (2007). Anales del Museo de América (Madrid: Ministerio de Cultura) (15):  p. 64 pp. 55–66. ISSN 1133-8741. http://dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_articulo?codigo=2570736&orden=0. Consultado el 2 de agosto de 2012. 
  9. Arnold, Dean E.; Branden, J.R.; Williams P.R.; Feinman, G.M.; Brown, J.P. (2008). «The first direct evidence for the production of Maya Blue: rediscovery of a technology» (en inglés). Antiquity (82). http://fieldmuseum.academia.edu/PatrickRyanWilliams/Papers/1661530/The_first_direct_evidence_for_the_production_of_Maya_Blue_rediscovery_of_a_technology. Consultado el 2 de agosto de 2012. 
  10. Yenne, Bill (2002). Going Home to the Fifties (en inglés). San Francisco: O.G. Publishing. p. 113. ISBN 0-86719-643-2. Consultado el 11 de junio de 2012. «Generalmente era mamá quien decoraba la alcoba principal en los años cincuenta, y los colores que mamá especificaba eran los típicos de la época, como turquesa, verde menta o rosa.»