Turmalina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Turmalina
TourmalineUSGOV.jpg
General
Categoría Minerales ciclosilicatos
Clase 9.CK.05 (Strunz)
Fórmula química (Na, Ca)(Al, Fe, Li)(Al, Mg, Mn)6(BO3)3(Si6O18).(OH, F)4.
Propiedades físicas
Color Casi todos los colores
Raya Marrón
Lustre Vítreo
Sistema cristalino Trigonal
Exfoliación No
Fractura Concoidea
Dureza 7 - 7,5
Densidad 2,98 - 3,26 g/cm3
Birrefringencia de -0.018 a -0.040; normalmente sobre .020 pero en las piedras más oscuras puede alcanzar .040
Pleocroísmo típicamente de moderada a fuerte
Propiedades ópticas doble refracción, uniaxial negativa
Fluorescencia UV en piedras rosas
[editar datos en Wikidata ]

La turmalina es un mineral de la clase VIII (silicatos), según la clasificación de Strunz, grupo de los ciclosilicatos. Tiene una formulación química muy compleja:(Na,Ca)(Al,Fe,Li)(Al,Mg,Mn)6(BO3)3(Si6O18).(OH,F)4.

Turmalina.

Denominación[editar]

El nombre turmalina procede de la palabra singalesa «touramalli», que significa, «piedras de colores mezclados» y esta denominación fue originalmente aplicada a una serie de piedras, principalmente circones. También se cree que su nombre puede proceder de la palabra singalesa «turamali», que significa «piedra que atrae las cenizas», que hace referencia a sus características piro-piezoelectricas.

Los mineralogistas le dieron a la turmalina diversos nombres, tales como elabita, tsilasita, dravita, cromodravita, liddicoatita, uvita, schorl, acroita, buergerita, feruvita, foitita, povondraita y rubelita.

Importancia histórica[editar]

Desde hace más de 2300 años esta piedra ya llamó la atención del filósofo Teofrasto a la que llamaba «lyngurion», probablemente una turmalina, y que tenía la propiedad de atraer la paja, la ceniza o pequeños pedazos de madera cuando era calentada, poniendo de manifiesto sus cualidades piroelectricas. Por esta misma propiedad fue llamada por los holandeses del siglo XVIII fue llamada «asshentrekker» o «tira-ceniza».

El hecho de que se parezca mucho a diversas piedras preciosas hizo que apareciese en diversas joyas como las de la corona rusa del siglo XVI aparentando ser rubíes. Es más, se considera que gran parte de los "considerados" rubíes procedentes de Sudamérica durante la colonización portuguesa podrían ser en realidad turmalinas.

La mayor admiradora de las turmalinas fue Tzu Hsi, emperatriz viuda que gobernó China de 1860 a 1908. La emperatriz utilizaba la piedra como entalle, en prendedores de cadenas de reloj, o en los botones de chaquetas de la Corte Imperial y de personas importantes. La emperatriz descansa ahora sobre un cojín de turmalina.

Creencias[editar]

Desde grupos de creencia esotérica y pseudocientífica se cree lo siguiente:

  • Se relaciona a las turmalinas con una mejora de la autocomprensión y un aumento de la autoconfianza y energía psíquica y la concentración. Además, se cree que tienen el poder de neutralizar la energía negativa, alejar llanto y desdicha.

Debido a la carencia de una base científica verificable, este tipo de terapia se considera una pseudociencia. No hay una revisión por pares científica que demuestre que la Cristaloterapia tenga algún efecto más allá del efecto placebo.

Características[editar]

Color[editar]

Conjunto Novia en turmalinas verdes oro y brillantes design Andree Guittcis

Puede presentar prácticamente todos los colores, desde incoloro (acroíta) hasta negro (chorlo), pasando por el marrón o amarillo (Dravita), rojo, azul, rosa y verde; prevaleciendo los verdes oscuros y tonalidades rosas en las variedades gemas (elbaítas). La más valiosa es la de color verde más parecido al verde esmeralda (verde Cromo) y la variedad Paraíba, que posee un vivo azul eléctrico(turmalina paraíba). La más rara, la variedad azul (indigolita). La turmalina roja se llama rubelita, y la verde, verdelita. Hay turmalinas que presentan varios colores en el mismo cristal. Los ejemplares que presentan una simetría radial del rojo (central) al verde (borde externo) se conocen como «turmalina sandía».

Características especiales[editar]

La turmalina tiene propiedades tanto piroeléctricas como piezoeléctricas. Esto significa que en los dos extremos se acumulan cargas opuestas tanto bajo presión como al calentarlo. Estas cargas pueden atraer objetos ligeros y han dado nombre al elemento ya que turamali en ceilonés significa piedra que atrae las cenizas. Son inatacables con los ácidos. Las variedades magnesíferas se funden con facilidad a la llama del soplete, al contrario que las variedades ferríferas, las cuales resisten la llama.

Aplicaciones[editar]

Las aplicaciones de la turmalina se centran tanto en sus capacidades piroeléctricas y piezoeléctricas como en su apariencia.

La turmalina es usada principalmente para equipamiento de medición de presión, especialmente en instrumentación submarina y equipamiento de guerra. Esta gema fue utilizada en el sensor de presión de la primera bomba atómica.

Yacimientos[editar]

La turmalina se encuentra en pegmatitas graníticas pero también en rocas metamórficas como gneises que han sido alteradas en su composición por aguas hidrotermales con contenido en boratos.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]