Turismo sexual

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El turismo sexual es una forma de turismo con el propósito de mantener relaciones sexuales, normalmente con prostitutas pero también puede darse que mujeres busquen oportunidades sexuales con hombres o con mujeres e incluso entre personas del mismo sexo. Entre las causas que motivan el turismo sexual en otro país u otra región se encuentran las siguientes:

  • Una mayor tolerancia de las autoridades, y en ocasiones una edad de consentimiento menor.
  • Una mayor impunidad ante el delito.
  • Precios más bajos (al viajar el cliente de un país rico a uno más pobre).
  • Mayor privacidad.
  • El cliente encuentra a determinados grupos étnicos más "atractivos".
  • El cliente prefiere la "ética laboral" de las prostitutas extranjeras a la de las prostitutas de su propio país.
  • Al cliente le excita más el sexo en un entorno tropical con un clima caluroso.

Entre los destinos más comunes para el turismo sexual se encuentran Marruecos, Brasil, Camboya, Costa Rica, China, Cuba, Perú, México y Tailandia. Tras la caída del telón de acero, Rusia, Hungría, República Checa y Ucrania también se han convertido en destinos habituales para los turistas sexuales. Algunos ejemplos son la ciudad de São Paulo y la Zona Norte de Tijuana. En muchos de estos países, el turismo sexual supone un pequeño porcentaje del negocio de la prostitución y la mayoría de las prostitutas sirven a los clientes del país donde se encuentran.

Historia[editar]

El Moulin Rouge, en París.
Las Vegas, con la Strip de noche.
Turismo sexual en Bangkok.

El turismo sexual ha estado presente desde la antigüedad, las diligencias militares necesitaban lugares de recreación durante los largos trayectos dentro de los campamentos o lugares en específico como punto geográfico de referencia.

Al desarrollarse la militarización en los mares así como los viajes del comercio, las ciudades portuarias se convirtieron en zonas de transito con lugares de tolerancia para los marineros y traficantes de mercadurias.

En el siglo XIX, la vida de Belle Époque en Francia, después de la revolución industrial, trajo otros modos de entender el turismo sexual, por ejemplo la apertura de cabarets y centros nocturnos que dieran un ambiente bohemio y romántico de muchas ciudades europeas e inmediatamente después ciudades de otros continentes. El lapin Agile fue el primer cabaret parisino, abierto en 1875, que sirvió de modelo para los cabarets del siglo XX.

EL turismo sexual no surgió como una forma de hacer turismo, los centros nocturnos, burdeles y cabarets fueron lugares diseñados para la población local de las ciudades donde se desarrolló la prostitución, pero a través de los comentarios de las experiencias vividas, por los sucesos en los periódicos y el morbo por saber que ocurre en ciertas ciudades se extendió a oídos de países limítrofes o lejanos.

A principios del siglo XX, los cabarets se extienden a otros continentes desde Europa, En La Habana se funda el Tropicana el cual fue abierto en 1939 como uno de los cabarets más renombrados en América y que generó la apertura de burdeles en la isla. El turismo sexual se extendió al continente Asiático y Americano y nor-africano por influencia europea, tomando otros conceptos locales desde años antiguos lo que atrajo principalmente al turismo europeo y norteamericano hacia estos países.

Siendo los estadounidenses un pueblo muy apegado a normas principalmente cristianas, tuvo al principio una visión muy religiosa de concebir el territorio, eso orilló a que las ciudades fronterizas con México se convirtieran centros de ocio, que permitiera a los estadounidenses hacer lo que en su país no deben hacer; Tijuana fue la ciudad que más cobró fama durante todo el siglo XX para visitar y encontrar todas las posibilidades de entretenerse y regresar el mismo día a los Estados Unidos. Los lugares de apuesta se extendieron en la ciudad, la protitución se desarrolló por la población flotante venida de otras ciudades y pequeñas localidades tanto mexicanas como centroamericanas, con la ilusión de que algún día estarían en los Estados Unidos. La canción del francés Manu Chao Wellcome to Tijuana, Tequila, Sexo and Marihuana reafirmó el carácter que tiene la ciudad mexicana fronteriza para con el extranjero.

Las Vegas, fue el primer centro turístico de los Estados Unidos que concibió un mercado para adultos, la ciudad fue diseñada para el ocio, los placeres y las excentricidades que atrajera principalmente millonarios, la ciudad se crea como un gran escaparate de luces y escenografías que deleitara la vista de propios y extranjeros. Los bares o cantinas del viejo oeste sirvieron como fuente de inspiración para darle vida a Las Vegas. Inmediatamente se crea todo un concepto de vida nocturna que mantuviera la imágen de vedettes o chicas que amenizan y acompañan a los apostadores.

Aunque en el continente asiático ya los franceses e ingleses habían abierto muchos cabarets en la zonas portuarias, fue después de la Guerra fría entre Rusia y Estados Unidos cuando la prostitución proliferó para atender a los ejércitos; al término de la guerra, los soldados estadounidenses se marcharon a los Estados Unidos, pero quedaron los establecimientos que frecuentaban; no solo se desarrolló la prostitución femenina, también la masculina, ello dio origen al sexoturismo de la Cuenca del Pacífico.

Es en el siglo XX es cuando surge el sexoturismo, debido a la proliferación de enfermedades venéreas tanto en la población local como de aquella que vino de otros países, así también las perversiones sexuales de los visitantes como la pedofilia o sadomasoquismo buscaron normar los establecimientos legalmente constituidos para la práctica de actividades sexuales que no atentara contra la población, la prostitución infantil y el trato de blancas crearon redes criminales que explotaron a los seres humanos como mercancía de atracción del turismo venido principalmente países desarrollados.

Turismo sexual femenino[editar]

Prostitución y sexoturismo, en Tijuana desde 1942.

En el caso del turismo sexual femenino se tiende a pensar que lo practican generalmente por compensaciones monetarias por los servicios sexuales, pero existen otros factores que generan el comercio sexual en el mundo. Este es el turismo sexual en el cual las mujeres buscan tener relaciones sexuales en lugares distintos del de su área de residencia en forma turística. Las mujeres se ven atraídas o enganchadas al negocio como salida económica para salir del país, estudiar, residir en la ciudad o simplemente practicar la actividad sin prejuicios. La gran mayoría de las prostitutas no son originarias de la ciudad donde ejercen la actividad; ya sea por evitar represalias de sus padres y familiares u ocultar una forma de ganarse la vida.

Las mujeres que practican el turismo sexual suelen elegir principalmente Cuba, pero en América Latina ha proliferado la prostitución en otros países como México, Argentina, Chile, dejando de lado países con habitantes de etnia "diferenciada" como Bolivia, Perú, Ecuador etc, y algunos países del norte de África . Este tipo de turismo sexual en la mayoría de los casos puede que no implique prostitución, ya que algunos hombres consideran una especie de deporte elegir a turistas extranjeras que viajan a esos países buscando el sexo que no practican en sus países de origen. De todas formas habría que considerar que las mujeres pueden compensar a los hombres con regalos como ropa, viajes u otras cosas por el estilo, de modo que existen hombres que toman ventaja de esto hasta con mucho provecho, acción que, en definitiva, claramente debe ser considerada prostitución.

Una de las críticas más comunes sobre el tratamiento periodístico que se hace sobre el turismo sexual femenino es que se le ve desde otra óptica más romántica, teniéndole mayor consideración a las mujeres que adquieren servicios de prostitución, a pesar de que se realiza la misma práctica. Por ejemplo, cuando lo practican las mujeres con frecuencia se le llama "turismo de romance" y no "turismo sexual".

Las ciudades del turismo de negocios son un lugar donde prolifera la prostitución femenina, los empresarios de importantes firmas muchas veces combinan los eventos empresariales con actividades de recreación, las damas de compañía son una realidad para los hombres con actividades empresariales ejecutivas. Hay otros modos de prostitución dentro del turismo de negocios, como las casas de cita, los clubs nocturnos, restaurantes prestigiados y hoteles con servicio completo para cerrar las negociaciones. En el país sudamericano de Chile se usó una modalidad local de nombrar Cafés en piernas a los establecimientos que solían visitar los empresarios chilenos y trabajadores sobre los andadores comerciales del centro de Santiago, más tarde el concepto proliferó en otras ciudades chilenas y en otros países vecinos como una modalidad de turismo.

Los fines de semana en muchas ciudades y los lugares de playa, son otro lugar de contacto para tener actividades sexuales, por ello muchas mujeres se desplazan a los centros turísticos de todo el mundo para trabajar en la vida nocturna de bares, discotecas, restaurantes y amenizar hoteles. El varón casado que muchas veces viaja sin la esposa o los jóvenes solteros y solteras que buscan conocer gente u oportunidades para una relación sentimental. Los países latinoamericanos cobraron fama de que tenían las mujeres más hermosas del mundo alimentado por los concursos de belleza, eso orilla a algunos varones de países del primer mundo a visitar países latinoamericanos o caribeños en busca de mujeres para tener solo una fantasía o encontrar a la mujer hogareña, maternal y sometida para ser su esposa en base a los estereotipos ficticios de la mujer latinoamericana.

Prostitución femenina bisexual y lésbíca.

El turismo sexual lésbico existe en alguna forma en Lesbos (Mytilini) en Grecia, Bangkok y Pattaya en Tailandia. Es el tipo de turismo menos conocido dentro del mercado, pero que ha ido cobrando espacios en diversos países del mundo.

Turismo sexual masculino[editar]

El Berghain, es un bar-club homosexual y bisexual en Berlín, Alemania.
El Wintonia and Club Z, baños y hotel para público homosexual y bisexual en Seattle, USA.

Este es el turismo sexual en el cual los varones buscan tener relaciones sexuales en lugares distintos del de su área de residencia en forma turística. El sexoturismo masculino difiere un poco al turismo sexual femenino: son los países del primer mundo los principales destinos. El sexoturismo masculino es un poco más oculto, por eso solo se presentan como destinos de homosexuales o bisexuales o bares para mujeres. Los jóvenes prostituidos de las ciudades europeas provienen principalmente de países extranjeros, suelen andar solos en bares, parques, estaciones de tren o calles a diferencia de la protección que reciben las mujeres prostituidas.

La prostitución masculina no solo se enfoca a la clientela masculina, también la clientela femenina acude a sitios turísticos para buscar encuentros con hombres que se prostituyen. Entre los destinos más comunes para el turismo sexual masculino se encuentran Países Bajos, Alemania, Estados Unidos, Francia, Brasil, Italia y Grecia. Tras la caída del telón de acero, Rusia, Hungría, República Checa y Ucrania también se han convertido en destinos habituales para los turistas sexuales. Algunos ejemplos son las ciudades en América Latina son de São Paulo, Río de Janeiro, Buenos Aires, Cancún, Ciudad Juárez y la Zona Centro y o Playa de Tijuana.

El club Berghain está situado en una antigua central eléctrica cerca de la Ostbahnhof en los terrenos de la antigua estación de tren Este, con la dirección de la estación de Wriezener y es un club principalmente homosexual y bisexual, el cual ha cobrado fama mundial generando una especie de turismo hacia este sector de la población. El edificio fue construido 1953-1954 en el estilo de neoclasicismo socialista construida donde en este mismo lugar se crea un ambiente que recupere la imagen del comunismo y las perversiones más ocultas de la ciudad y el régimen.

Prostitución masculina heterosexual.

Existe ya inclusive una jerga para los hombres dedicados a tener sexo con turistas y así tenemos kamakia (en Grecia), galebovi (“gavitas” Croacia), гларуси (glarusi) (“gaviotas” Bulgaria), tiburones (Costa Rica), rent-a-dreads, rent-a-rastas, rent-a-gents y the Foreign Service (Caribe), Marlboro men (Jordania), bomsas o "bumsters" (Gambia), "sanky pankies", caza-gringas en Ecuador y brichero en Perú.

  • Que los hombres prostituidos son aprovechados, vividores, que prácticamente explotan a las turistas para sacarles dinero y no son vistos como la persona explotada o en desventaja como se les ve a las mujeres prostituidas.
  • Que los hombres prostituidos únicamente buscan diversión y encuentros sexuales, considerando que sólo quieren mantener relaciones sexuales con mujeres extranjeras como una especie de pasatiempo, tratando de ocultar la motivación económica que existe.
  • Que las mujeres que lo practican se autoengañan y consideran que estos hombres, generalmente jóvenes, son una especie de sementales insaciables y que por esa razón las buscan para mantener relaciones sexuales.
  • Esta idea la argumentan para justificar que hombres jóvenes y atractivos deseen mantener relaciones sexuales con mujeres no satisfechas.
Prostitución masculina bisexual y homosexual.

La prostitución bisexual y homosexual tiene mayor incidencia en países del Primer Mundo, las libertades sexuales suscitadas en diversas décadas a finales del siglo XX, orilló a los homosexuales y bisexuales a tener barrios o lugares donde pudieran manifestarse libremente. Existen dos modalidades del turismo con personas del mismo sexo, la primera es por atracción de un destino de supervivencia en donde hombres de países con intolerancia a la homosexualidad buscan visitar o residir en una ciudad más cosmopolita y abierta sin humillaciones o persecuciones.

La segunda modalidad del turismo sexual por prostitución masculina homosexual consiste en la visita en fines de semana o visitar alguna ciudad con libertades sexuales, buscar encuentros con personas de un grupo étnico diferente o una simple satisfacción de deseo. El turista homosexual o bisexual frecuenta lugares como bares, clubs, hoteles, playas o espacios públicos para satisfacer sus deseos y sueños eróticos.

Turismo sexual Infantil[editar]

El turismo sexual infantil implica que turistas adultos, ya sea de procedencia nacional o extranjera, exploten sexualmente a menores de edad mediante una prestación económica o favor de alguna clase.

El entorno del turismo sexual en general (motivos del turista sexual, intereses económicos, destinos turísticos orientados al sexo, estilos de publicidad, etc...) proporciona fuertes estímulos en las personas con inclinación a explotar sexualmente a los niños en sus viajes.

Las poblaciones de los países afectados, casi en su totalidad, atraviesan problemas económicos, los cuales son utilizados por el explotador para introducirlos a un circuito de explotación sexual: la oferta y demanda de sexo. Aquí, la "mercancía más valiosa" es aquella que el turista sexual demanda y por la que está dispuesto a pagar altas sumas de dinero.

Aunque la mayor parte de los turistas sexuales buscan relaciones sexuales con otros adultos, un porcentaje busca activamente a menores de edad. En numerosos países existen leyes severas contra los abusos sexuales a menores (véase pedofilia y efebofilia) y se condenan estos actos a los ciudadanos aunque los practiquen en otro país donde no estén prohibidos.

Tailandia, Camboya, India, Brasil, Panamá, México, Guatemala y Cuba se han identificado como principales focos de explotación sexual infantil.[1]

Oposición con el turismo sexual[editar]

Organizaciones de derechos humanos advierten que el turismo sexual contribuye a la trata de personas y la prostitución infantil.[2] La ONU se opone a turismo sexual citando las consecuencias sanitarias, sociales y culturales de de ambos países turísticos países de origen y destino, especialmente en situaciones de explotación de género, edad, condición social y económica las desigualdades en el destino del turismo sexual.[3] [4]

Como protesta del desarrollo de la industria de la prostitución alrededor de la Eurocopa de fútbol 2012, la organización feminista Femen en Ucrania ha llevado adelante una llamativa campaña de denuncia bajo el lema «fuck euro 2012».

Véase también[editar]

Notas[editar]

Enlaces externos[editar]