Tapersex

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Tuppersex»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Tapersex (del inglés Tuppersex) hace referencia a una reunión entre amigas (principalmente) junto a una asesora con experiencia en sexualidad que se dedica a mostrar una gran variedad de juguetes y artículos relacionados con el sexo entre las asistentes. La finalidad es enseñar y transmitir aquello que se sabe sobre sexo, en un ambiente ameno, mostrando una gran gama de posibilidades eróticas y, en último término, vender productos, siendo así una técnica comercial.[cita requerida]

Término[editar]

El término original, Tuppersex, está compuesto por dos partes. “Tupper” proveniente del apellido de Earl Tupper, creador del concepto de venta a domicilio entre grupos de amigas; y “sex”, la traducción inglesa del término “sexo”. Y consiste en presentar productos relacionados con la “sexualidad” traídos hasta un domicilio para ser comprados por las asistentes.

Historia[editar]

El tapersex es un fenómeno que nació en el sur EE.UU., alrededor del año 2000 e instalándose, posteriormente, en otros países. Se basa en el procedimiento de promoción realizando reuniones en casa de mujeres (amas de casa) con el objetivo de venderlos a domicilio. Dicho procedimiento de venta a domicilio se ha trasladado a otros muchos campos y, con el tiempo y debido a la evolución y desinhibición de la mujer, al sexo. El tapersex entra dentro del proceso natural de evolución de las tiendas eróticas y sex shops. De poder comprar personalmente en una tienda, se pasa a la intimidad de poder comprar por internet y, posteriormente, a un servicio más personal, donde una persona se desplaza hasta el domicilio para mostrar los artículos y poder decidir cuál se quiere con total complicidad e intimidad.

Funcionamiento[editar]

Un grupo de amigas, compuesto por 6 - 15 personas por lo general, deciden contactar con una empresa que realice este tipo de reuniones para realizar un tapersex. Una de ellas llamada la “anfitriona”, normalmente la que pone la casa, se pone en contacto con la empresa para concertar la visita el día y hora acordados. Previa cita concertada, la asesora llega a la casa solicitada – también hay empresas que cuentan con espacios propios para realizarlos – cargada de una maleta que contiene una gran variedad de productos eróticos, tales como: vibradores, dildos, lencería, preservativos, geles, cremas, estimulantes, cosmética erótica, material bondage, etc. Durante una duración de entre 1 y 3 horas la asesora se dedica a mostrar al grupo de chicas todos esos productos explicando en qué consisten, cómo se usan, y a resolver cualquier tupo de dudas que surjan y dejando que las chicas puedan tocarlos, oleros según el producto incluso probarlos. Una vez finalizada la reunión, el grupo de chicas decidirá en qué producto o productos están interesadas cada una de ellas. Por lo general no se suele exigir una compra obligatoria para todas las asistentes pero sí que el global de la compra compense el tiempo de la asesora y su desplazamiento. En otras ocasiones también puede pactarse una pequeña comisión para la asesora en caso de que no se llegue a formalizar ninguna compra. Algunas empresas organizadoras también dan algún obsequio a la anfitriona de la reunión o incluso a las asistentes.

Los productos elegidos, normalmente, los recibe la anfitriona en su casa al cabo de unos días – ya que es la que suele conocer al resto de chicas – y ella es la encargada de distribuirlos entre sus amigas o conocidas. Por lo general este tipo de pedidos suelen recibirse de forma totalmente discreta y sin distintivos en los embalajes para no llamar ningún tipo de atención. A veces, la asesora también cuenta con algunos productos para venderlos en el mismo momento de la reunión, o si las asistentes lo tienen claro de antemano pueden solicitárselos a la asesora previamente. Por otro lado, cada vez más las reuniones tapersex son un producto demandado en muchas despedidas de solteras como parte complementaria a las actividades.

Enlaces externos[editar]