Trois couleurs: Bleu

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Trois couleurs: Bleu
Título Bleu (Argentina) / Tres colores: Azul (España-Mexico)
Ficha técnica
Dirección
Producción Marin Karmitz
Guion Krzysztof Piesiewicz, Agnieszka Holland, Edward Zebrowski, Slawomir Idziak y Krzysztof Kieslowski
Música Zbigniew Preisner
Sonido Jean-Claude Laureux
Fotografía Sławomir Idziak
Montaje Jacques Witta
Protagonistas Juliette Binoche, Benoit Regent, Florence Pernel, Charlotte Véry, Hélène Vincent, Philippe Volter, Claude Duneton, Hugues Quester, Enmanuelle Riva, Florence Vignon, Jacek Ostaszewski, Isabelle Sadoyan, Yann Tregouet, Daniel Martin, Catherine Therovenne, Alain Ollivier, Pierre Forget, Julie Delpy, Zbigniew Zamachowski y Alain Decaux
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Francia
Polonia
Año 1993 - 1994
Género Drama
Duración 94 minutos
Idioma(s) Francés
Compañías
Productora MK2 Productions S.A.-Paris, CED Productions-Paris, France 3 Cinema-Paris, CAB Productions-Lausanne, "TOR" Production-Varsovia con la participación de Canal+ y el apoyo del Fondo Eurimages del Consejo de Europa y la participación del Centre National de la Cinematographie.
Distribución Miramax (USA)
Ficha en IMDb

Trois Couleurs: Bleu (estrenada como Tres colores: Azul en algunos países de habla castellana y como Bleu en la Argentina) es una película francesa escrita, producida y dirigida por el director polaco Krzysztof Kieślowski. Trois Couleurs: Bleu es la primera película de la trilogía Tres colores, centrada en los ideales revolucionarios franceses; y es sucedida por los otros dos capítulos Trois Couleurs: Blanc y Trois Couleurs: Rouge.

Actores principales[editar]

Premios[editar]

  • Festival de Venecia, 1993: Mejor película, Mejor actriz para Juliette Binoche y Mejor fotografía para Sławomir Idziak.
  • Premios César, 1993: Mejor actriz: Juliette Binoche, Mejor sonido: Jean-Claude Laureux, Mejor montaje: Jacques Witta.
  • Premios Goya a la Mejor película europea.

Sinopsis[editar]

Trois Couleurs: Bleu es un complejo estudio psicológico sobre la libertad (representada por el color azul). La acción se sitúa en París, donde Julie, esposa del célebre compositor Patrice de Courcy, sobrevive a un macabro accidente automovilístico, en el que pierde a su marido y a su pequeña hija, Anna. Durante la convalecencia, intenta suicidarse, sin éxito. Cuando sale del hospital, Julie decide aislarse totalmente del mundo exterior y de los recuedos de su antigua vida en compañía de su familia: Vende su casa, su ropa y todas sus cosas, se distancia de sus amistades, retoma su apellido de soltera (Vignon), se autorecluye en un diminuto apartamento en la ciudad sin decirle a nadie, y destruye las notas del último encargo a su marido, una pieza clásica inacabada que iba a ser tocada para la celebración de la creación de la Unión Europea. A pesar de sus deseos autodestructivos, París empuja a Julie a afrontar aspectos del pasado que afloran a la luz, y le impide seguir adelante. Se enamora de Olivier Benoit, el ayudante de su marido (el cual siempre la había amado en secreto), y para empeorar las cosas, descubre que Patrice tenía una amante, llamada Sandrine, la cual está esperando un hijo suyo. Cuando la película termina, surge una pregunta: ¿Podrá Julie terminar la pieza musical inacabada? Es más: ¿Era ella la compositora?...

Análisis[editar]

Visualmente, el director usa muchas técnicas para mostrar el sentido de pérdida de Julie y su conflicto interno. Cuando Julie mira por televisión el funeral desde la cama del hospital, la sombra de su dedo acaricia el pequeño ataúd impreso en la pantalla. Una vez fuera ya del hospital, empieza a nadar sola en una piscina oscura y cada vez el dolor la abruma más y más, pero no deja de nadar, poniéndose al límite de sus fuerzas, intentando olvidar su tristeza. La clave para entender el argumento reside en el significado que Kieślowski da al color azul. Según sus palabras, en la época actual ya no simboliza la libertad en un sentido político o social, sino la libertad de vivir la vida en sí misma.

Como las otras dos películas de la trilogía, Trois Couleurs: Bleu hace continuas alusiones al color de su título. No se limita al uso de filtros y luces azules, además, algunos objetos más o menos relevantes en la historia son azules. La luz azul simboliza el pasado de Julie, es omnipresente en algunos pasajes de la película y acompaña los compases de la sinfonía que articula gran parte de la historia; en contrapunto, algunos fundidos en blanco de la película se asocian a momentos de felicidad de Julie. Algunos fragmentos incluyen diversas referencias a los otros colores de la trilogía. En una escena, niños con bañadores blancos y flotadores rojos saltan a una piscina azul; en otra, Julie entra accidentalmente en los juzgados en los que Karol Karol, el protagonista de Blanc, aboga por su inocencia. El rojo, por su parte, se ve retratado en una escena que transcurre en el barrio rojo de París, cerca del Pigalle.

Algunos críticos califican esta película como una de las mejores de la historia del cine. Marjorie Baumgarten del Austin Chronicle dijo: "Bleu es una película que atrapa la mente, desafía los sentidos, implora una resolución, y cuenta, con gracia estética y elegancia formal, una buena historia y una alegoría política". Michael Hoshall del Boulder Daily Camera dijo: "Juliette Binoche está luminosa en la representación de una mujer que se da cuenta de su valía como compositora y como ser humano."

Véase también[editar]

Esta película es la primera de la trilogía Tres Colores:

Bibliografía[editar]

  • Rodríguez Chico, Julio (2004). Azul, Blanco, Rojo. Kieslowski en busca de la libertad y el amor. Madrid: Ediciones Internacionales Universitarias. ISBN 84-8469-111-X. 

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Vidas cruzadas
Ganador León de Oro
Trois Couleurs: Bleu
1993
Sucesor:
Antes de la lluvia