Trocófora

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Larva trocófora generalizada en visión lateral A.- Episfera B.- Hiposfera 1.- Ganglio nervioso 2.- Placa sincipital 3.- Prototroca 4.- Metatroca 5.- Esbozo mesodérmico 6.- Ano 7.- Protonefridio 8.- Tubo digestivo 9.- Boca 10.- Blastocele

La larva trocófora es un estado larvario con simetría bilateral y forma de peonza (de donde deriva su nombre). Se distinguen las siguientes partes:

  • Episfera. Hemisferio superior, por encima de la prototroca.
  • Hiposfera. Hemisferio inferior, por debajo de la prototroca.
  • Ganglio nervioso. Masa de células nerviosas de la que parten ocho nervios meridianos.
  • Placa sincipital. Penacho de cilios en el extremo superior de la episfera.
  • Prototroca. Anillo de cilios por encima de la boca; su vibración contribuye al movimiento de la larva.
  • Metatroca. Anillo de cilios por debajo de la boca; también con función motriz.
  • Tubo digestivo. La boca se abre aproximadamente en el centro de la larva y corresponde al blastoporo embrionario; a continuación hay una corta faringe que da al estómago en forma de saco, al que sigue el intestino y el ano, que se abre en el polo opuesto a la placa sincipital.
  • Protonefridios. Un par de nefridios (órganos excretores).
  • Blastocele. La cavidad general de la larva es el blastocele embrionario.

Esta larva se encuentra típicamente en varios filos Spiralia (Lophotrochozoa), como moluscos, anélidos, equiuroideos, sipuncúlidos, etc. Hay formas parecidas, más o menos asimilables a la larva trocófora, como la larva pilidio de los nemertinos o la larva de Müller de los platelmintos (con aparato digestivo incompleto).

Enlaces externos[editar]