Tripartito catalán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se conoce como Gobierno tripartito (en catalán Govern tripartit o simplemente Tripartit) a la coalición surgida tras la firma del Pacto del Tinell por el Partit dels Socialistes de Catalunya - Ciutadans pel Canvi, Esquerra Republicana de Catalunya e Iniciativa per Catalunya Verds - Esquerra Unida i Alternativa el 14 de diciembre de 2003. Estos tres partidos políticos sostuvieron entre el 20 de diciembre de 2003 y el 11 de mayo de 2006, en virtud de dicho acuerdo, el Gobierno catalanista y de izquierdas encabezado por el socialista Pasqual Maragall.

Después de las Elecciones al Parlamento de Cataluña de 2006, la coalición de izquierdas volvió a acordar formar gobierno, esta vez presidido por el nuevo líder del PSC, José Montilla y bajo el nombre de 'Govern d'Entesa' ('Gobierno de Entendimiento' o 'Gobierno de Pacto').

La presidencia de Pascual Maragall[editar]

La formación del nuevo Gobierno. El Pacto del Tinell[editar]

La victoria de la federación de Convergència i Unió en las elecciones al Parlamento de Cataluña del 16 de noviembre de 2003, no supuso obstáculo para la formación del Gobierno tripartito, debido a la clara mayoría de los partidos pactantes en el nuevo Parlamento. Así, el resultado de las elecciones otorgó al PSC, la fuerza más votada, 42 escaños, 23 a Esquerra y 9 escaños a Iniciativa. Convergència i Unió obtenía 46 escaños y completaba el panorama político el PPC, que pese a una leve subida, perdía la influencia que había tenido en las dos anteriores legislaturas al no sumar mayoría con CiU debido a la fuerte caída de ésta.

Desde el principio, gracias a su espectacular subida, ERC apareció como el árbitro de la situación. Después de verse rechazada su propuesta de un Gobierno de concentración con todos los partidos exceptuando al PPC (antagónico a ERC por su condición de antinacionalista y de derechas), se le presentaban dos posibilidades: un gobierno catalanista con CiU, o bien un Gobierno progresista con socialistas PSC y ecosocialistas ICV-EUiA. Después de negociaciones clave tanto con Convergència i Unió como con el Partit dels Socialistes sobre asuntos como la nueva financiación autonómica o el nuevo Estatuto de autonomía, la fórmula de elegida fue finalmente la segunda.

Después de su investidura por el Parlamento, gracias a los votos del Tripartito, Pasqual Maragall tomó posesión como Presidente de Cataluña el 20 de diciembre de 2003. Asimismo, el 22 de diciembre, los dieciséis consejeros del nuevo Gobierno catalán tomaban posesión. Ocho de ellos del PSC, cinco de ERC y dos de ICV-EUiA, con su líder, Joan Saura, como consejero de Relaciones Institucionales y Participación y número tres del Gobierno. Por su parte, Josep Lluís Carod-Rovira tomó posesión como nuevo Conseller en cap, en sustitución del convergente Artur Mas.

La aprobación del nuevo Estatuto de autonomía[editar]

El nuevo Estatuto, cuya modificación llevaban en su programa electoral todas las fuerzas excepto el PP, ha sido el gran objetivo de legislatura del Gobierno tripartito. Aspectos como la supuesta inconstitucionalidad de la proposición de nuevo Estatuto o la solidaridad interterritorial han supuesto controversia en otros territorios del Estado. El Parlamento de Cataluña también ha aprobado el deber de conocer las dos lenguas oficiales para igualar jurídicamente a catalán y a castellano y el dividir administrativamente Cataluña en siete veguerías.

La proposición de nuevo Estatuto fue aprobada el 30 de septiembre de 2005 tras un acuerdo in extremis en financiación y enseñanza entre el Tripartito y CiU por 120 votos a favor y la única oposición de los 15 diputados del PPC. El presidente del Parlamento catalán, Ernest Benach, lo entregó al Congreso de los Diputados y en la actualidad se encuentra en tramitación.

Controversias[editar]

La reunión de Carod-Rovira en Perpiñán[editar]

El 26 de enero de 2004 surgió una primera crisis debido a la publicación por parte del diario ABC de una información relacionada con una reunión de Josep-Lluís Carod-Rovira con representantes de ETA en la ciudad de Perpiñán el 4 de enero de 2004. Carod, que se defendió diciendo que él sólo había ido honradamente a intentar avanzar hacia la paz por medio del diálogo, admitió haberse equivocado en las formas y presentó su dimisión al Presidente de la Generalidad, que éste aceptó tras la presión del candidato a la presidencia del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero. Asimismo, Carod-Rovira anunció que encabezaría la candidatura de ERC en las elecciones a Cortes Generales para el Congreso de los Diputados de 14 de marzo de 2004, en las que ERC superó sus resultados de las elecciones catalanas. Al poco tiempo, el también republicano Josep Bargalló fue nombrado como nuevo consejero jefe de la Generalidad.

El tres por ciento[editar]

La llamada crisis del tres por ciento estuvo a punto de echar por tierra todos los esfuerzos para aprobar un nuevo Estatuto, tras unas declaraciones del President de la Generalitat en el Parlamento que provocaron una airada protesta por parte de Artur Mas, que le acusó de haber malbaratado la legislatura. Después de las disculpas de Maragall, el enfrentamiento remitió.

El hundimiento en el barrio de El Carmel[editar]

Durante la realización de las obras de ampliación de la Línea 5 del Metro de Barcelona, se agrietaron varias edificios y los vecinos de los inmuebles cercanos tuvieron que ser desalojados. Posteriormente varios edificios fueron demolidos ante el peligro de derrumbamiento. Un centenar de los más de 1.200 vecinos del barrio barcelonés del Carmel que fueron desalojados a raíz del hundimiento fueron realojados en alojamientos nuevos e indemnizados por los efectos personales perdidos.

Otras controversias[editar]

Otras cotroversias como la participación de las selecciones deportivas catalanas en competiciones internacionales, en las que hubo intromisiones del Gobcierno de España para negar la ratificación de la admisión de Cataluña en la Federación Internacional de Patinaje, aprobada meses atrás, produjo malestar en el Gobierno de Cataluña. (Véase: Caso Fresno)

Recientemente además, Maragall pidió disculpas por su actuación durante una visita a Israel en la que fotografió a Carod con una corona de espinas en la cabeza, lo que hizo que se les acusara de burlarse de la religión católica. Este último también se ausentó de un homenaje al asesinado primer ministro laborista israelí y artífice de los acuerdos de Oslo, Yitzhak Rabin, por no encontrarse en él la bandera catalana junto a la española.

El fin del primer tripartito[editar]

Con la aprobación de la reforma del Estatuto en las Cortes Generales, donde se modificó el contenido del mismo limitando el término nación al preámbulo, entre otras modificaciones, ERC decidió pedir el no en el referendúm previsto para la aprobación del texto.

Esto provocó el cese de los consejeros de ERC, que fueron sustituidos por otros del PSC, y la promesa de Pasqual Maragall de convocar elecciones al Parlamento de Cataluña antes de finalizar el año 2006. Ante esta situación, CiU prometió garantizar la estabilidad del Gobierno catalán hasta que se celebraran los comicios.

El 21 de junio de 2006 el presidente Pasqual Maragall anunció que no se volvería a presentar como candidato a la presidencia,[1] dejando de este modo el camino expedito para que el 26 de junio de 2006 la comisión ejecutiva de los socialistas catalanes propusiera a su primer secretario, José Montilla, a la sazón ministro español de Industria, como candidato a la presidencia de la Generalidad de Cataluña.[2]

La presidencia de José Montilla[editar]

Los resultados de las elecciones anticipadas al Parlamento de 1 de noviembre de 2006 dibujaron un mapa político sustancialmente idéntico al de los anteriores comicios catalanes. De este modo, el Partido de los Socialistas, Esquerra Republicana e Iniciativa alcanzaron un nuevo acuerdo de Gobierno bajo la presidencia del candidato socialista, José Montilla, que tomó posesión del cargo el 28 de noviembre de 2006.

El 24 de octubre de 2010, en un discurso pronunciado durante un acto de precampaña en el Gran Teatro del Liceo,[3] el presidente Montilla anunció que los socialistas catalanes no reeditarán el tripartito tras las próximas elecciones «aunque sumemos».

Referencias[editar]

Véase también[editar]