Trimetilaminuria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Trimetilaminuria
Trimethylamine chemical structure.png
Estructura de la trimetilamina
Clasificación y recursos externos
CIE-10 E88.8
CIE-9 270.8
OMIM 602079
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La trimetilaminuria (TMAU), también conocida como síndrome de olor a pescado o síndrome de mal olor a pescado,[1] es un raro desorden metabólico con un patrón de herencia autosómico recesivo que causa un defecto en la normal producción de la enzima flavinmonooxigenasa 3 (FMO3).[2] [3] cuando la FMO3 no funciona de manera correcta, o simplemente debido a que la enzima no se produce, el organismo pierde la capacidad de degradar la trimetilamina (TMA) producida por precursores presentes en la dieta hacia el compuesto inactivo óxido de trimetilamina (OTMA) por medio de un proceso conocido como N-oxigenación. La trimetilamina así producida se acumula en el organismo y es liberada a través de la transpiración, orina y aliento otorgándoles un fuerte olor a pescado.


Historia[editar]

El primer caso clínico de TMAU fue descrito en 1970 en la revista medica The Lancet,[4] pero las referencias literarias se remontan a varios miles de años. La obra La Tempestad, del autor inglés William Shakespeare describe al descastado Calibán, de la siguiente manera: "Él huele como a pescado; un tremendamente antiguo y oloroso pescado....". El folklore hindú, contenido en la historia épica Mahábharata (compilada alrededor del año 400 DC), describe a una doncella que "creció para convertirse en una muchacha bella y justa, pero un olor a pescado siempre la envolvía."

Síntomas[editar]

En los pacientes con trimetilaminuria, la trimetilamina que es un producto de la degradación bacteriana de algunos aminoácidos tales como la colina, se acumula en sus organismos ya que no cuentan con el mecanismo enzimático que a las personas sanas les permite deshacerse de ella. Esta trimetilamina termina siendo liberada en el sudor, orina, fluidos reproductivos y aliento de la persona otorgándole un desagradable olor corporal similar al del pescado. Algunas personas con trimetilaminuria padecen un fuerte olor todo el tiempo, pero la mayoría posee un olor moderado que varía en intensidad a lo largo del tiempo. Los individuos con esta condición no padecen ningún síntoma físico, y aparecen por lo común como personas saludables.[5]

La condición parece ser más común entre las mujeres que entre los hombres, aunque los motivos de esto son desconocidos. Los científicos sospechan que las hormonas femeninas, tales como la progesterona y los estrógenos, agravan los síntomas. Existen varios reportes de que esta condición empeora cerca de la pubertad. Entre las mujeres, los síntomas pueden agravarse un par de días antes y durante el período menstrual, luego de la toma de anticonceptivos, y cerca de la menopausia.[5]

La percepcion de este olor varía dependiendo de numerosos factores bien conocidos, que incluyen la dieta, cambios hormonales, otros olores en el ambiente y el sentido individual del olfato de cada persona.


Incidencia[editar]

La TMAU es una enfermedad muy rara. Es común en estos casos que exista una cantidad muy limitada de información disponible acerca de los desordenes metabólicos mas extraños y de como diagnosticarlos. Pero de todas maneras, los profesionales de la salud pueden ahora conseguir información muy esclarecedora de numerosas bases de datos sobre desórdenes genéticos y enfermedades raras.

La TMAU es una enfermedad que atenta contra la calidad de vida y es causada por factores genéticos y ambientales. Vivir con TMAU es un desafío constante, y puede afectar de manera adversa la calidad de vida de los adultos que la padecen y de sus familias. Los niños con esta condición deben enfrentar el rechazo y la falta de comprensión de sus pares durante los años escolares y en sus juegos. TMAU es más que nada una enfermedad social.

Diagnóstico[editar]

El examen estándar de búsqueda para TMAU es el que mide la relación entre trimetilamina y óxido de trimetilamina en orina. Existe a disposición un examen que permite hacer un análisis genético. La principal enzima responsable de la N -oxigenación de la trimetilamina se encuentra codificada por el gen FMO3.

Se puede utilizar un examen similar para identificar a los portadores sanos de esta condición (es decir aquellos individuos que poseen una copia del gen mutado, pero que no muestran síntomas ya que con la copia restante en condiciones normales les alcanza para manejar los niveles de TMA incorporados con la dieta). En estos individuos portadores se puede medir los niveles de trimetilamina en orina luego de administrarles una alta dosis de colina (uno de los precursores de la trimetilamina). Un nivel elevado de TMA es indicativo de la presencia del gen mutado.


Tratamiento[editar]

Actualmente no existe una cura definitiva y las opciones de tratamiento son bastante limitadas. De cualquier manera, es posible para un cierto número de personas con esta condición llevar unas vidas relativamente normales, vidas saludables sin el miedo de ser excluidos por su desagradable olor. Conseguir que se lo diagnostique es un importante primer paso.


Algunas estrategias para reducir el mal olor son:

  • Evitar algunos alimentos tales como huevos, legumbres, ciertos tipos de carnes, pescados, y alimentos que contienen colina, carnitina, o altas proporciones de nitrógeno y azufre.
  • Tomar pequeñas dosis de algunos antibióticos (tales como neomicina y/o metronidazol[6] ) para reducir la cantidad de flora bacteriana intestinal.
  • Utilizar para la higiene personal detergentes con Ph ligeramente ácido de entre 5.5 y 6.5
  • Al menos un estudio[7] sugiere que la ingesta diaria de carbón activado y/o clorofilina de cobre pueden causar una mejora significativa en la calidad de vida de individuos que sufren formas de mediana gravedad de TMAU. Las tasas de éxito varían:
    • 85% de los pacientes examinados perdió totalmente su olor a pescado.
    • 10% perdió parcialmente su aroma.
    • 5% mantuvo los síntomas.


Mientras que este tratamiento pareció ser beneficioso en algunos casos, mucha gente en grupos de apoyo para pacientes con TMAU quienes trataron con carbón activado y clorofilina de cobre han reportado resultados desalentadores. El estudio arriba citado no ha sido repetido, de modo que los resultados no pueden ser verificados.

Otras posibles fuentes de ayuda son:

  • Consejería psicológica para ayudar con las depresiones y otros síntomas psicológicos.
  • Consejería genética para entender mejor sus condiciones.

Genética[editar]

La trimetilaminuria posee un patrón de herencia autosómico recesivo.

La mayor parte de los casos de trimetilaminuria aparentemente se heredan con un patrón autosómico recesivo, lo cual significa que dentro de cada célula del paciente debe haber dos copias del gen mutado. Los padres de un individuo con un desorden autosómico recesivo son portadores cada uno de una copia del gen alterado. Los portadores pueden mostrar síntomas leves de trimetilaminuria o experimentar episodios temporales de olor corporal a pescado.

La trimetilaminuria es causada por mutaciones en el gen FMO3 que se encuentra en el brazo largo del cromosoma 1. El gen FMO3 codifica para una enzima que degrada los compuestos que contienen nitrógeno provenientes de la dieta, incluyendo a la trimetilamina. Estos compuestos son producidos por bacterias en el intestino al degradar proteínas provenientes de huevos, carne, soja y otros alimentos. Normalmente la enzima FMO3 convierte la trimetilamina (responsable del olor a pescado) en N-óxido de trimetilamina que no tiene olor. Si una mutación en el gen FMO3 provoca que la enzima no se produzca o reduce su actividad, la trimetilamina no es correctamente degradada y se acumula en el organismo. A medida que este compuesto es excretado por sudor, orina o se libera en el aliento, causa el fuerte olor a pescado que caracteriza a la trimetilaminuria. Los investigadores creen que el estrés y la dieta juegan un rol en el desencadenamiento de los síntomas.

Existen más de 40 mutaciones conocidas asociadas con TMAU.[8] [9] Las mutaciones que causan pérdida de función, las mutaciones sinsentido (nonsense), y las mutaciones con cambio de sentido (missense) son tres de las más comunes. Las mutaciones con pérdida de función y las mutaciones con pérdida de sentido causan los fenotipos más severos.

A pesar de que las mutaciones en el gen FMO3 causan la mayor parte de los casos conocidos de trimetilaminuria, algunos casos son causados por otros factores. Un olor corporal similar al del pescado puede ser causado por la ingesta de una cantidad excesiva de ciertas proteínas, o por un incremento en la flora bacteriana intestinal. Un par de casos de este desorden han

Se ha estudiado recientemente el patrón evolutivo del gen FMO3, incluyendo la evolución de algunas mutaciones asociadas con TMAU.[10]

Fundaciones de ayuda[editar]

Australian Trimethylaminuria Foundation[editar]

ABN: 36 134 903 807

Se trata de una fundación sin fines de lucro, con un objetivo caritativo; libre de impuestos y con estatus de permitir la deducción de impuestos para aquellos contribuyentes que hagan donaciones. Ayuda a conseguir recursos destinados a la investigación científica con fines de encontrar mejores tratamientos y una posible cura.

Número 8 de Ingram Street, Kensington, NSW 2033, AUSTRALIA Teléfono: 61 2 9663 0431

Trimethylaminuria Foundation[editar]

La Fundación de la Trimetilaminuria (Trimethylaminuria Foundation) es una corporación sin fines de lucro (501 3 (C) non-profit corporation). La dirección es:

Apartado postal (P.O.) BOX 3361, Grand Central Station, New York, NY, 10163. Teléfono: 212-300-4168.

Enlaces externos[editar]

Este artículo incorpora material de dominio público proveniente de La biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos y de El Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano de Estados Unidos

Referencias[editar]

  1. Mitchell SC, Smith RL (2001). «Trimethylaminuria: the fish malodor syndrome». Drug Metab Dispos 29 (4 Pt 2):  pp. 517–21. PMID 11259343. 
  2. Treacy EP, et al. (1998). «Mutations of the flavin-containing monooxygenase gene (FMO3) cause trimethylaminuria, a defect in detoxication». Human Molecular Genetics 7 (5):  pp. 839–45. doi:10.1093/hmg/7.5.839. PMID 9536088. 
  3. Zschocke J, Kohlmueller D, Quak E, Meissner T, Hoffmann GF, Mayatepek E (1999). «Mild trimethylaminuria caused by common variants in FMO3 gene». Lancet 354 (9181):  pp. 834–5. PMID 10485731. 
  4. Humbert JA, Hammond KB, Hathaway WE. (1970). «Trimethylaminuria: the fish-odour syndrome». Lancet 2 (7676):  pp. 770–1. doi:10.1016/S0140-6736(70)90241-2. PMID 4195988. 
  5. a b genome.gov | Learning About Trimethylaminuria
  6. Treacy E, Johnson D. Pitt JJ and Danks DM (1995). «Trimethylaminuria, fish odour syndrome: A new method of detection and response lo treatment with metronidazole». J Inherit Metab Dis. 
  7. Yamazaki H, Fujieda M, Togashi M, et al. (2004). «Effects of the dietary supplements, activated charcoal and copper chlorophyllin, on urinary excretion of trimethylamine in Japanese trimethylaminuria patients». Life Sci. 74 (22):  pp. 2739–47. doi:10.1016/j.lfs.2003.10.022. PMID 15043988. 
  8. Hernández D, Addou S, Lee D, Orengo C, Shephard EA, Phillips IR (2003). «Trimethylaminuria and a human FMO3 mutation database». Hum Mutat 22 (3):  pp. 209–13. doi:10.1002/humu.10252. PMID 12938085. 
  9. Furnes B, Feng J, Sommer SS, Schlenk D (2003). «Identification of novel variants of the flavin-containing monooxygenase gene family in African Americans». Drug Metab Dispos 31 (2):  pp. 187–93. doi:10.1124/dmd.31.2.187. PMID 12527699. 
  10. Allerston CK, Shimizu M, Fujieda M, Shephard EA, Yamazaki H, Phillips IR (2007). «Molecular evolution and balancing selection in the flavin-containing monooxygenase 3 gene (FMO3)». Pharmacogenet Genomics. 17 (10):  pp. 827–39. doi:10.1097/FPC.0b013e328256b198. PMID 17885620.