Penitenciaría apostólica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Sagrada Penitenciaría Apostólica tiene su sede en el Palacio de la Cancillería, en el Vaticano. Se encarga de los asuntos de conciencia así como de la administración de indulgencias.

Sus orígenes se remontan, a finales del siglo XIII, al cardenal encargado de recibir las confesiones por el papa (cardinales qui confesiones pro papa recipit), es decir, aquel que trata todos los asuntos de conciencia, tanto internos (incluso fuera de la confesión sacramental) como externos. Este cardenal, llamado a veces pœnitentiarius (penitenciario), está asistido por los capellanes penitenciarios, uno por cada una de las basílicas mayores de Roma. La Penitenciaría fue remodelada profundamente por Pío V en 1569, Benedicto XIV en 1744 y Pío X que redujo sus competencias al fuero interno.

Las prerrogativas de la Penitenciaría actual son obra de Benedicto XV que le agregó la sección de indulgencias.

Hoy en día la Penitenciaría está dirigida por un cardenal prefecto, el Penitenciario mayor, asistido por un regente, dos oficiales y un consejo de prelados. Su estructura y funciones actuales fueron reguladas por el papa Juan Pablo II a través de la constitución apostólica Pastor Bonus.[1]

Notas[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]