Tribalismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La cruz ardiente es uno de los símbolos de los grupos sectarios del Ku Klux Klan que imitó al catolicismo al punto de usar prendas sacerdotales, desarrollando un ritual elaborado y una jerarquía igualmente elaborada.

El Tribalismo es una organización social, históricamente, la primera fuente de identidad y certidumbre de individuo a grupo, para el ser humano. Engloba en una palabra las diferentes manifestaciones: creencias, tradiciones, lenguaje, arte, cultura religiones o pseudoreligiones que provienen de las pequeñas comunidades denominadas tribus. Reafirma el sentido de pertenencia y permite la autorrealización individual; en otras palabras, otorga sentido al mundo desde una perspectiva de alcance inmediato. En la actualidad se le dice a la unión o agrupación de personas con costumbres, tradiciones, origen étnico o intereses comunes. Puesto que estas organizaciones son miles y todas estas características son muchas veces diversas y exclusivas de una sola tribu, se las referencia a todas por una misma denominación.

Generalidades[editar]

'Punks en una calle de Bogotá, las tribus urbanas se desarrollan en las grandes ciudades.

La palabra "tribalismo" puede referirse a dos conceptos distintos, pero relacionados.

El primero es un sistema social donde la sociedad humana está dividida en pequeños subgrupos independientes llamados tribus. El Tribalismo, es una manera de restaurar el orden social, ya que centra en la familia consanguínea o no, el eje central de la sociedad. Sus costumbres tradicionales, y su fuerza grupal está basada en la familia tribal.

El otro concepto al cual la palabra "tribalismo" frecuentemente se refiere es la posesión de una fuerte identidad cultural o étnica que separa a un individuo como un miembro de un grupo del individuo miembro de otro grupo. Este fenómeno está relacionado al concepto de sociedad tribal en el cual eso es una precondición para los miembros de una tribu el poseer un fuerte sentimiento de identidad para la formación de una verdadera sociedad tribal. La distinción tras estas dos definiciones para la palabra tribalismo es importante porque, mientras la sociedad tribal escasamente existe en occidente, tribalismo, para la segunda definición, está extendida. Se ha postulado que el cerebro humano está ligado fuertemente al tribalismo a causa de sus ventajas evolutivas.

Es el sentimiento que tiene un ser humano por el grupo humano y/o medio al que se siente ligado por unos determinados valores, cultura, historia y afectos. Es el equivalente al orgullo que siente una persona por pertenecer a una familia, cofradía o patria.

Sus detractores afirman que si este sentimiento no existiese, se podrían evitar muchos de los actuales problemas de convivencia social, como son la integración forzada, el secuestro de las mujeres y niños, el asesinato, la xenofobia, el racismo, el genocidio, la extinción y las guerras,. Suele ir acompañado de la destrucción o el expolio de sus bienes: casas, tiendas, centros religiosos, etcétera. El término ha sido usado históricamente para denotar actos de violencia indiscriminada, sean espontáneos o premeditados.

La persecución entre seres humanos va mucho más allá de estar dirigida a grupos religiosos, étnicos o políticos. Cualquier diferencia identificable en apariencia o comportamiento puede servir de base a la persecución.

Pensamiento de grupo, es un término acuñado para describir el proceso por el cual un grupo puede tomar decisiones malas o irracionales. En una situación de pensamiento de grupo, cada miembro del grupo intenta conformar su opinión a la que creen que es el consenso del grupo.

Tribu y tribalismo en antropología[editar]

Mientras el etnocentrismo es uno solo de los muchos métodos menores de agregación de la cultura universal humana, el término "tribalismo" ha llegado a ser una especie de sinónimo. Esto es debido largamente al Eurocentrismo de los primeros antropólogos que plasmaron la sociedad tribal en un modelo simplista de evolución cultural.

La sociedad actual no es homogénea, sino que sigue dividida en pequeños subgrupos. En las sociedades humanas, todavía sigue la persecución por parte de sectas, tribus urbanas, y otros grupos tribalistas sociales que se organizan en torno a afinidades elegidas, con odio o miedo a los diferentes, pretendiendo eliminar o integrar a los otros borrando las diferencias. Esta actitud tan extendida, muestra la dificultad para aceptar la diferencia y no admitir la integración más que como una completa asimilación. Esta persecución no es reconocida como tal por los perseguidores, solamente por sus víctimas o por observadores externos. La eliminación del individualismo en las sociedades, la necesidad tribalista de relacionar a las personas, a través de compartir gustos comunes, ha surgido periódicamente a lo largo de la Historia. Así, por ejemplo, ocurrió en el Renacimiento o en la decadencia romana de los siglos III y V.

Los perseguidores no sienten que haya nada malo en sus acciones o lo racionalizan como de escasa importancia o temporal si lo comparan al fin que buscan, contrarrestar lo que consideran una mayor y más seria amenaza, "El fin justifica los medios" en sus actos. Como en otros comportamientos de agresor y víctima, el agresor culpa a la víctima de la agresión. La justificación más común es que buscan protegerse a sí mismos, a sus familias y a la sociedad de lo que ellos perciben como peligrosa influencia del grupo perseguido.

Tribalismo y violencia[editar]

El término "tribalismo" preso en el sentido de sociedad estructural, usualmente porta unas connotaciones relacionadas a que la sociedad no está solamente dividida en grupos más pequeños, sino que estos grupos son activamente hostiles los unos con los otros. Todavía, "tribalismo" como una estructura social connota una sociedad dividida en conflictos civiles entre miríadas de pequeños grupos.

Véase también[editar]

Referencias externas[editar]