Tratamientos alternativos usados para la tos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Aviso del siglo XIX anunciando panacea universal para el tratamiento de la tos.

Los tratamientos alternativos usados para la tos son muy variados. Los más comunes que cebolla, la lavanda, el tomillo y semillas de lino ortiga. De todas las hierbas, el eucalipto sigue siendo la indicación más popular. También se puede probar con esto Té de gordolobo endulzado con miel. Consume miel y propoleo.

La única solución de quitar la flema es mediante la expectoración, la cual se produce de forma natural mediante la tos, pero hay remedios caseros que nos van a ayudar a quitarla mucho más rápido.


Remedios caseros para la tos con flema:

Remedio casero con ajo para expulsar fácilmente la flema de los pulmones[editar]

El ajo es muy rico en varios compuestos que actúan como antibióticos naturales, por ello es un remedio casero más que recomendado para tratar y eliminar la flema, pudiendo consumirse crudo directamente o dejar dos mitades a nivel de los carrillos en la boca por una hora.

Remedio para la tos con flema con te de jugo de limón[editar]

Otra de las alternativas naturales como remedio para la tos es tomar un té, hecho con agua caliente y el jugo de 2 limones, anexar dos cucharadas de miel de abeja y una de propóleo, ya sea en su presentación en gotas (de 10 a 20 gotas) o en forma de jarabe (1 cucharada sopera) y por último, de una a dos cucharadas de polen.

Remedio para la tos con flema con Miel y Pimienta[editar]

Un remedio caseros para la tos con flema muy eficaz es combinar pimienta blanca con miel, esto es porque las dos son poseedoras de un poder expectorante muy marcado, con el cual puedes facilitar la expulsión de la flema por medio de la tos. El uso es mediante una cucharadita de té con una pizca de pimienta dos veces al día, por el lapso que dure la condición congestiva.

Tratamiento casero para la tos con flema usando la Cebolla[editar]

La cebolla es un gran aliado de la medicina natural por sus innumerables propiedades saludables, entre las que destacan su esencia evanescente cargada de sustancias azufradas, que desinfectan y desinflaman de forma contundente en este caso las vías respiratorias.

Para tratar la flema hay distintas formas de utilizar la cebolla, ya que puede cortarse en el momento y aspirar por 5 minutos su aroma directamente, 3 veces al día o hacer un té por infusión, al que se le debe agregar miel y limón con una pizca de jengibre, es un remedio casero tradicional de los países nórdicos.

- Trozar la cebolla cruda y extraer el jugo. Una cuchara del zumo, mezclado con un poco de miel y macerado durante cuatro horas.

Remedios caseros para expulsar naturalmente la flema con vapores[editar]

Este es uno de los remedios caseros para la tos con flema más antiguos, este famoso y antiguo remedio facilita de forma exitosa la expulsión de la flema mediante la tos, gracias a los vapores de agua. Estos vapores se pueden administrar de varias formas, que son: Agua y sal, solo agua y con una combinación de hierbas medicinales específicas para los problemas respiratorios. La forma de aplicar este remedio casero para la tos es muy sencillo, tienes que poner una olla con agua a hervir le añades sal o hierbas, las cuales son recomendadas estas: Salvia, menta, tomillo, sauco y eucalipto.

Un baño caliente[editar]

Abre el agua caliente, cierra las ventanas y apaga cualquier tipo de ventilador. El vapor puede ser el peor enemigo de la tos; pero también tu mejor aliado. El vapor trabaja suavizando las vías respiratorias y aflojando la congestión nasal y las flemas en tu garganta y pulmones. (Aunque si sufres de asma, el vapor puede exacerbar la tos).

- Otro remedio para la tos es el eucalipto, la preparación de este es: hervir unas cuantas hojas en agua e inhalar repetidamente los vapores que despedirá la infusión.


Miel[editar]

La Organización Mundial de la Salud recomienda el uso de la miel para calmar la tos en niños mayores de un año.[1] Sin embargo, la miel no muestra mayores beneficios que otros medicamentos como el dextrometorfano.[2] No se debe administrar miel en niños lactantes por el riesgo de contraer botulismo.

- Preparar un jarabe mezclando los jugos de cerezas frescas con miel en partes iguales.

La medicina china tradicional, incluyendo la acupuntura y la medicina a base de hierbas, se indican muy a menudo para enfermedades que producen tos, tales como el catarro común, asma y la bronquitis.

Sin embargo, pocas se apoyan en sólida evidencia científica. La Academia Americana de Pediatría no recomienda el uso de medicamentos naturales, alternativos o tradicionales que contengan codeína o dextrometorfano para el tratamiento de la tos en niños, debido a la falta de pruebas de su eficacia, así como un mayor riesgo de reacciones adversas.

Guaifenesina[editar]

Cuando los exploradores llegaron de América del Norte en el siglo 16 se vio que los nativos americanos usaban medicamentos derivados del árbol de guayacán como remedio expectorante. En 1952 la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) estadounidense aprobó por primera vez el uso de la guaifenesina. Actualmente suele ser vendida sola o como preparado junto con con el dextrometorfano y/o pseudoefedrina o fenilefrina y/o paracetamol. La guaifenesina es un componente de los medicamentos Mucinex, Robitussin AC y DAC, Cheratussin AC y DAC y bidex 400. Ocasionalmente se vende en combinación con codeína.

Orozuz[editar]

La raíz de regaliz (o orozuz) ha sido utilizada desde hace siglos para tratar la tos. El orozuz puede ayudar a suavizar las gargantas inflamadas o irritadas para curar la tos. Puedes chupar el palo de orozuz o dejarlo hervir por 20 minutos. Colarlo, añadir una cucharada de miel y un limón y beber.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Organización Mundial de la Salud (2001). «Cough and cold remedies for the treatment of acute respiratory infections in young children» (en inglés). Consultado el 13 de septiembre de 2010.
  2. Paul IM, Beiler J, McMonagle A, Shaffer ML, Duda L, Berlin CM Jr. Effect of honey, dextromethorphan, and no treatment on nocturnal cough and sleep quality for coughing children and their parents. Arch Pediatr Adolesc Med. 2007;161(12):1140–1146. Consultado 13 de septiembre de 2010.