Tratado de las Fuerzas Armadas Convencionales en Europa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Tratado de las Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE) estableció desde 1989 hasta 1992 límites precisos en categorías clave del equipamiento militar convencional en Europa (desde el Océano Atlántico hasta los Urales), y ordenó la destrucción completa del armamento excedente. El Tratado propuso límites iguales para los dos "grupos de Estados", la OTAN y el Pacto de Varsovia.

El 14 de julio del 2007 Rusia comunicó a los países miembros de la OTAN su intención de abandonar el cumplimiento de sus obligaciones dentro del Tratado, efectiva 150 días después.

Miembros[editar]

  • Rusia comunicó a los otros firmantes del Tratado su intención de suspender el cumplimiento de ciertas obligaciones del Tratado de FACE.

Provisiones importantes[editar]

Los números de los siguientes tipos de equipamiento militar que ambas partes no pueden superar:

  • 40.000 tanques
  • 40.000 piezas de artillería
  • 60.000 vehículos de combate armados
  • 13.600 unidades de aviación de combate
  • 4.000 helicópteros de ataque

Suspensión de Rusia[editar]

El 14 de julio de 2007 Rusia comunicó a los miembros de la OTAN su intención de suspender el cumplimiento de sus obligaciones dentro del Tratado, hecha efectiva 150 días después, argumentando que esta decisión era el resultado de "extraordinarias circunstancias" concernientes a la seguridad. Probablemente esto es una referencia a los planes norteamericanos de establecer parte de su sistema de defensa antimisiles en Polonia y la República Checa, lo cual no sería posible sin la retirada unilateral de los EEUU del Tratado sobre Misiles Anti-Balísticos que evitaba el establecimiento de nuevos emplazamientos de defensa anti-misiles en 2002. Otra razón probable es que los miembros de la OTAN se negaron a ratificar el Tratado Adaptado de las Fuerzas Armadas Convencionales en Europa, debido a la continua presencia de tropas rusas sobre suelo moldavo y georgiano; algo que consideran viola las obligaciones asumidas por Rusia en la cumbre de Estambul de 1999. Sin embargo, no hay conexión jurídica entre el Tratado Adaptado de las FACE y la retirada rusa de Georgia y Moldavia. La relación entre estos dos temas de seguridad fue una decisión tomada por los miembros de la OTAN para protestar contra la Segunda Guerra Chechena. Rusia nunca aceptó esta decisión, que fue tomada seis meses después de la cumbre de Estambul.[cita requerida]

Véase también[editar]