Tratado de Brétigny

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Por el Tratado de Brétigny (año 1360) el rey de Francia Juan II el Bueno recupera su libertad pero cede a Inglaterra numerosos territorios, entre ellos Aquitania.

La paz de Brétigny puso fin al primer periodo de la Guerra de los Cien Años. Los términos del tratado fueron en general favorables a Inglaterra: Eduardo III de Inglaterra renuncia al trono de Francia a cambio de una Gran Aquitania entre el Loira, los Pirineos y el Macizo Central, así como Calais y sus alrededores; también va a imponer un rescate de tres millones de escudos por la libertad de Juan II de Francia, quien posteriormente volvería a su prisión inglesa poco antes de morir para no hacer frente al pago de su enorme rescate. El tratado de Brétigny permitió al sucesor francés en el trono, Carlos V de Francia, dedicarse, ya con el reino en paz, a una amplia tarea de reconstrucción.|Bretigny]]