Trastorno por atracón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El trastorno por atracón es un trastorno de la conducta alimentaria que se presenta sin ataques compulsivos de bulimia. Comporta, en la mayoría de los casos, la existencia de aumento de peso e, incluso, de obesidad. El caso típico es el de una persona que siente periódicos deseos de ingerir alimentos de forma descontrolada (en ocasiones, sobrepasando la ingesta de 6000 calorías diarias), pero, a diferencia de la bulimia, no busca contrarrestar el atracón provocándose el vómito.

El trastorno por atracón es el trastorno alimenticio más común en los Estados Unidos, que afecta a un 3,5% de las mujeres y el 2% de los varones y es frecuente en hasta un 30% de aquellos que buscan un tratamiento para bajar de peso. A pesar de que aún no se ha clasificado como un trastorno independiente de la conducta alimentaria, se describió por primera vez en 1959 por el psiquiatra e investigador Albert Stunkard como "síndrome de alimentación nocturna" (Night Eating Syndrome (NES)), y el término "trastorno por atracón" fue acuñado para describir la misma conducta alimentaria compulsiva, sin la connotación nocturna. El trastorno por atracón por lo general conduce a la obesidad, aunque puede ocurrir en individuos con un peso normal. Pueden existir factores genéticos que predispongan al desarrollo del trastorno. Este trastorno tiene una alta incidencia de comorbilidad psiquiátrica.

Causas[editar]

Los atracones se han asociado mucho ultimamente a sintomas de adiccion, en especial a alimentos con alto contenido de azucar y de sal.  Esto está en linea con otras teorías de la adicción que no se atribuye a la evitación de los síntomas de abstinencia , sino a un problema principal en los centros de recompensa del cerebro. Para el comedor compulsivo , la ingestión de alimentos fomenta la liberación anormal de neurotransmisores de , serotonina y la dopamina . Esto podría ser otra señal de factores neurobiológicos que contribuyen al proceso adictivo. Cada vez se hace más claro que la adicción a la comida tiene mucho más que ver con los receptores de dopamina en el cerebro, que cualquier otro neurotransmisor . La dopamina tiene que ver con los sistemas de recompensa en el cerebro y la adicción a la comida es la causa de la compulsión por comer ,ahora llamado por el DSM 5 , trastorno por atracón.[1]

Signos y síntomas[editar]

Algunos signos y síntomas que puede manifestar un afectado son:

  • Incapacidad para ejercer el control sobre el consumo de alimentos.
  • Sentimientos de pérdida de control durante el atracón.
  • Consumo inusual de grandes cantidades de alimentos a la vez, mucho más que una persona promedio.
  • Consumo mucho más rápido durante el episodio de atracón que durante episodios habituales de alimentación.
  • Ingieren alimentos hasta sentirse físicamente incómodos (indigestión) y con náuseas, debido a la cantidad de alimentos consumido.
  • Come cuando está deprimido, nervioso o aburrido.
  • Come grandes cantidades de comida, incluso cuando no tiene hambre.
  • A menudo come solo durante los períodos de alimentación normal, debido a sentimientos de vergüenza.
  • Se siente disgustado, deprimido o culpable después de comer en exceso.
  • Experimenta una rápida ganancia de peso, o incluso un inicio repentino de obesidad .
  • Sufre de depresión severa.
  • Se irrita con facilidad.
  • Por la depresión puede llevar a hasta suicidarse
  • Autolesionarse

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]