Transmisión inalámbrica de energía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ilustración de la NASA dónde se representa una torre solar, que podría transmitir energía de forma inalámbrica a una nave espacial o incluso hasta la Tierra.

La transmisión inalámbrica de energía es una técnica que permite la distribución de energía eléctrica sin utilizar soporte material. Nikola Tesla lo desarrolló en el año 1891 y es conocido como efecto Tesla (nombrado así en honor a él), consiste en variaciones en el flujo magnético, tiene la capacidad de transmitir a distancia electricidad sin necesitar ningún medio, ya sea sólido o algún tipo de conductor. Entre las aplicaciones se encuentra la posibilidad de alimentar lugares de difícil acceso.

Las ondas se transmiten a través del espacio, necesitando un emisor y un receptor. Contrariamente a la transmisión de datos, el rendimiento es el criterio a maximizar, y que determinará las diferencias entre las principales tecnologías.

Cronología[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]