Toxina diftérica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Toxina diftérica es una exotoxina secretada por Corynebacterium diphtheriae, la bacteria patógena que causa la difteria.

Estructura[editar]

La toxina diftérica es un sola cadena de polipéptidos de 535 aminoácidos que consiste de dos subunidades unidas por puentes disulfuro. La unión a la superficie celular de la menos estable de estas subunidades permite que la parte más estable de la proteína penetre en la célula hospedadora.[1]

Mecanismo[editar]

Cataliza el factor de elongación-2 eucariótico de ribosilación del ADP, el eEF2, inactivando esta proteína. Lo consigue ribosilando el ADP del infrecuente aminoácido diftamida. De esta forma actúa como un inhibidor de la traducción de ARN.

La exotoxina A de Pseudomonas aeruginosa usa un mecanismo similar de acción.

Dosis letal[editar]

La toxina diftérica tiene una potencia extraordinaria.[1] La dosis letal para humanos es de alrededor de 0.1 μg de toxina por kg de peso corporal. Una liberación masiva de toxina en el cuerpo probablmente causará necrosis letal del corazón e hígado.[2]

Historia[editar]

La toxina diftérica fue descubierta en 1890 por Emil Adolf von Bering.

Uso clínico[editar]

La droga denileukin diftitox usa la toxina diftérica como un agente antineoplásico.

Referencias[editar]

  1. a b Murphy JR (1996). Corynebacterium Diphtheriae: Diphtheria Toxin Production In: Baron's Medical Microbiology (Baron S et al, eds.) (4th ed. edición). Univ of Texas Medical Branch. (via NCBI Bookshelf) ISBN 0-9631172-1-1. 
  2. Pappenheimer A (1977). «Diphtheria toxin.». Annu Rev Biochem 46:  pp. 69–94. doi:10.1146/annurev.bi.46.070177.000441. PMID 20040.