Torres de Malory

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Torres de Malory es una saga de libros juveniles escrita por la autora inglesa Enid Blyton escrita entre el año 1946 y 1951, (seis libros cada uno escrito en sus respectivos años).Narra las aventuras de las alumnas de un internado femenino llamado Torres de Malory (Malory Towers en el original). La autora muestra los valores positivos que se inculcan en los internados ingleses a las adolescentes hasta convertirlas en personas de un comportamiento correcto.

La protagonista, Darrell Rivers, acude por primera vez a este colegio con doce años. Las niñas del internado deben convivir allí durante el curso escolar, hasta que hayan cumplido los 17 años. En el primer curso llegan muchas alumnas al colegio, alegres de estar allí.

Enid Blyton cuenta sus aventuras, sus travesuras, sus paseos por el acantilado junto al que está la piscina natural, sus grandes meriendas repletas de pasteles, termos de té, galletas, limonada... y sus fiestas nocturnas.

Todas cometen errores durante años, y muchas abandonan el colegio porque no terminan de encajar en él, pero siempre queda un bonito recuerdo en el corazón de las que se van, las grandes amistades que se consiguen conviviendo día y noche.

Primer Curso en Torres de Malory[editar]

Darrell Rivers, una joven adolescente inglesa de doce años que ingresa en un internado inglés, llamado Torres de Malory donde interactúa con otras adolescentes y conoce las características del colegio y de sus compañeras. También intenta hacerse amiga de una joven de lengua afilada llamada Alicia, pero ésta es una deslenguada y al hacerle caso acaba teniendo malas notas,con lo cual decide estudiar y no hacer tantas trastadas con Alicia... También había una niña llamada Sally, muy cerrada y obtusa que al final aparece feliz, muy tranquila, pero tiene problemas con los celos. Sally al final acaba haciéndose muy amiga de Darrel.

Nuestra querida Darrell es una niña con mucho genio, cuando se enfada. La pobre Gwendoline Mary me entenderá. Los personajes que Enid Blyton ha querido enseñarnos en esta entrega han sido:

Las mademoiselles Rougier y Dupont, la señorita Potts, el ama, la directora Grayling, las niñas: Mary-Lou, Alicia, Betty, Katherine, Gwendoline Mary, Sally... y algunos profesores como el señor Young (profesor de música). En este curso Gwendoline le hace la vida imposible a Mary-Lou por rechazar su amistad y Darrel le da un empujón a Sally .

Segundo curso en Torres de Malory[editar]

Darrell vuelve al colegio, y hay una nueva chica, Daphne, que a pesar de decir que era rica y bonita, y otros muchos beneficios,aunque descubrieron que robaba carteras o broches de oro, sus compañeras le dejaron una oportunidad para seguir en la escuela. También hay otra niña nueva que se llama Belinda que a pesar de que es un verdadero despiste se hace amiga de Irene otra alumna. También llega Ellen otra chica que no se integra mucho en el grupo de niñas y que acaba enfermando por el estrés de los exámenes y a la que sus amigas toman por ladrona

Cuarto grado en Torres de Malory[editar]

En este grado, las niñas deben sacar el diploma del colegio, que no estaba al alcance de todas. Gwen, una niña mimada que solo piensa en si misma, se hace amiga de Clarisa Carter, una nueva niña con aspecto asustado que tiene el corazón débil. Gwen solo era amiga de Clarisa por su dinero. Pero poco duró su amistad, porque en el ecuador del trimestre, donde los padres de las niñas van a visitarlas, vio a su institutriz, una señora de aspecto vulgar con un turbante en la cabeza y un coche viejo y sucio,y pensando que era su madre y no era rica ni guapa, dejó la amistad. Gwen solo se preocupaba por las niñas ricas, superdotadas o guapas. Mientras, Darrell Rives empezó el trimestre con su hermanita, Felicity. Esta última se hace amiga de June, la prima de Alicia también nueva en Torres de Malory. Darrell de ninguna manera aprobaba esa amistad, ya que June era desvergonzada, despreocupada y muy dominante. Felicity al final del libro dejó su amistad con June, ya que esta metió a Darrel y al cuarto curso en problemas solo por venganza, ya que no le caían bien las dominantes alumnas de cuarto curso, que ya no soportaban ninguna impertinencia de parte de las pequeñas. Y aún hubo más complicaciones. Las mellizas Connie y Ruth, las dos últimas nuevas, eran uña y carne, pero de manera muy injusta. Connie trataba a Ruth como a una niña pequeña, nunca la dejaba hablar y contestaba por ella siempre. Connie era una niña dominante que también era un poco estúpida, en el sentido de que suspendía bastante. Pero, cuando debían obtener el diploma del colegio Connie le dijo a Ruth que suspendiera el examen, porque ella sabía que Ruth aprobaría y ella no. De esta manera seguirían juntas. Entonces Ruth empieza a hacerle muchísimas trastadas a Connie, por que la obligaba a repetir, pero al ver su cara triste no lo soportaba y quería ayudarla. Darrel se entera y arregla todo, así que al final Connie repite y Ruth no. Otras cosas que turbaron el año fue la enfermedad de Alicia. Ella tenía el sarampión, aunque no lo sabía, y hizo mal los exámenes, ya que la enfermedad le impedía pensar. Menos mal que el ama de la Torre Norte (el colegio tiene cuatro Torres, donde las niñas se alojan) se entera y Alicia pudo pasar de curso. Gwen, siendo bastante astuta, fingió tener el corazón débil, para así librarse del examen. Y así fue, aunque no del todo. Su madre, asustada, la saca del internado pero tras llevarla a un especialista se dio cuenta de que fingía y la envió al colegio a tiempo de presentarse al examen. Fracasó, pero alguna profesora creía en la enfermedad de Gwen, así que pasó de curso. Pero como ya no era amiga de Clarisa, esta se hizo amiga de Bill (Whilemia) una niña que solo pensaba en caballos y nada más que caballos.

Quinto Grado[editar]

Quinto grado en torres de Malory, es un año muy distintos a los demás ya que las adolescentes están a solo un curso de terminar el colegio. Darell como todos los años llega a su colegio con sus padres y por segundo año consecutivo con su hermana menor Felicity (en segundo año cursara esta última). Se reencuentra con sus viejas amigas pero hay una niña nueva que se llamaba Mauren (según Darell y sus amigas una niña fofa que solo piensa que es la mejor que todas en todos los sentidos y que ella si se podría llevar bien con Gwen)y otra chica llamaba Moira, que en realidad tendría que estar en 6° año pero repitió, Moira era una chica que se mostraba autoritaria, se creí que como era la más grande podía hacer y mandar como le parecía. Darell se convierte en la capitana de la escuela elemental de Lacrosse, o sea que iba a dirigir el equipo y en él se encontraba su hermana Felicidad. La profesora les propuso que todas las alumnas de 5° año hagan una pantomima, así que ella y sus compañeras logran hacerla, cada una en un sector determinado, por ejemplo Darell se encargo de escribirla, Irene de la música, Moira de dirigirlo, Belinda de dibujar y hacer los diseños de vestido (la obra era la Cenicienta. y otras alumnas en interpretarlo. Sucedió un caso particular cuando se estaban eligiendo los personajes, Gwen y Maureen se creían las más lindas del colegio y las indicadas para el papel de cenicienta, ya que las dos poseían una cabellera dorada que caía en forma de cascada y unos ojazos azules, pero en realidad las

demás chicas no las veían como cenicienta ya que Maureen tenía los dientes de conejo y Gwen estaba un poco gordita, así que eligieron a una niña llamada Mary-Lou. igual ellas nunca irían a elegir a alguien como Maureen y Gwen porque las dos se la creían mucho. Así llega a fin de año y la Pantomima es representada por las Chicas y es así como Darell descubre tener una gran talento para escribir, ya que al final de la obra todos la aplaudieron de pie.

Último Curso en Torres de Malory[editar]

Han pasado los años y Darrel, Sally, Alicia y las demás empiezan su último curso en Torres de Malory. Ahora son las mayores del colegio, disponen de habitaciones para ellas solas y todas las alumnas las miran con respeto. Sin embargo, aún les queda algo de su espíritu infantil, lo suficiente para gastar algunas bromas a su querida Mademoiselle, correr por el campo de deportes, y aprovechar al máximo su último curso antes de enfrentarse a la vida adulta.