Toro Submarino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Toro
Banderas
Flag of Peru
Historial
Clase Submarino
Iniciado 1879
Botado 1880
Destino Hundido, 16 de enero de 1881
Características generales
Desplazamiento 7,5 t
Eslora 15 m (48 pies)
Armamento torpedo
Propulsión Motor tipo Otto de gasolina, para navegación en la superficie y motores eléctricos para las operaciones sumergidas. Hélice de tres palas. Capacidad para cambiar a modo manual.
Velocidad 4 nudos (sumergido)
Tripulación 11 personas.
[editar datos en Wikidata ]

El Toro Submarino fue un submarino peruano desarrollado durante la Guerra del Pacífico. Aunque era completamente operativo, el submarino nunca entró en acción, pues fue hundido para evitar su captura por tropas chilenas.

Antecedentes[editar]

En el marco de la Guerra Hispano-Sudamericana que sostuvieron Perú contra España entre 1863 y 1866, un ingeniero de nacionalidad peruana, Federico Blume Othon, desarrolló el diseño del primer submarino de la Marina de Guerra del Perú. Éste, a pesar de trabajar en el trazado y la construcción de los ferrocarriles peruanos (llegando a ser dueño y operador del ferrocarril de Paita) tenía un gran entusiasmo en los temas marinos. Su propósito era crear un dispositivo que podría enfrentar, con un riesgo mínimo, la flota española. Sin embargo, la guerra acabó y Blume no pudo concretar su proyecto.

Guerra con Chile[editar]

En 1879, el Perú entabló una infortunada guerra contra Chile. En este escenario Blume decidió construir su submarino utilizando sus propios talleres y recursos, ubicados en Piura. El ingeniero comenzó a trabajar en su proyecto en junio de 1879. El 14 de octubre del mismo año realizó las primeras pruebas junto a su hijo y ocho trabajadores del ferrocarril. Éstas arrojaron increíbles resultados: podía alcanzar una profundidad de 72 m y una velocidad máxima de 3 nudos. Para poder convencer al presidente Piérola, fue trasladado en absoluto secreto al Callao por el transporte Limeña. En julio de 1880, el Toro hizo su primera inmersión oficial. Durante las maniobras, el submarino permaneció sumergido 30 minutos sin ningún inconveniente y con un total de 30 pasajeros. La decisión era de esperar: se aprobó su uso contra la escuadra chilena. Se preparó al Toro para atacar al Cochrane o al Blanco Encalada, dos blindados chilenos que estaban anclados cerca de la isla San Lorenzo. Este iba a remolcar 2 torpedos Lay con 10 libras de dinamita cada uno, colocádolos debajo de los blindados y activándolos con una espoleta cronométrica. Cuando el Toro estuvo listo para zarpar, las fuerzas chilenas fueron advertidas por sus espías: Los peruanos preparan un ataque con un arma secreta muy poderosa. Este aviso hizo que la escuadra de Chile se moviera de sus fondeaderos hacia el sur, trayendo como consecuencia que la misión se aborte. Blume gestionó a partir de ese momento la financiación de otro submarino similar pero más grande y con mayor radio de acción para salir a la caza de los navíos invasores, pero a causa del caos reinante no logró su propósito. El 16 de enero de 1881, tras la batalla de Miraflores y al borde de la ocupación de Lima, el submarino de Blume fue hundido junto a otros barcos de la flota peruana para evitar que fuera capturado por los chilenos. El primer submarino peruano fue hundido frente al muelle de Fleteros, hoy la Plaza Grau del Callao. Algunos meses después, los chilenos bien informados lo reflotaron y trasladaron a Chile como trofeo de guerra, sin embargo, se le ha perdido definitivamente su rastro. Algunos analistas de guerra navales siguen creyendo que, de haber tenido éxito el Toro, habría cambiado radicalmente el curso de la guerra a favor de Perú, aunque muchos historiadores modernos han expresado su escepticismo de que hubiera sido posible.

Características[editar]

El submarino era de 48 metros de largo, cilíndrico, 1/4 pulgadas de espesor de hierro de la caldera, unidos por tiras de hierro y remaches, podría ser operado manualmente por ocho hombres de una tripulación total de once que, al mismo tiempo, podrían mover los ventiladores de aire y la bomba de agua. Los tubos de ventilación eran de bronce, y que podrían subir o bajar a través de un dispositivo especial. Incluía medidores de presión interna, de metros de profundidad y del nivel de agua del tanque de lastre. El submarino utilizaba un motor tipo Otto de gasolina para navegar en la superficie, y motores eléctricos para las operaciones sumergidas.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]