Toma de Oporto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Toma de Oporto
Crisis sucesoria portuguesa de 1580
Sé do Porto.jpg
Vista de la Catedral de Oporto (Sé do Porto).
Fecha 24 de octubre de 1580
Lugar Oporto, Portugal
Resultado Victoria decisiva española
Beligerantes
Flag of Cross of Burgundy.svg Felipe II de España Flag Portugal (1578).svg Antonio, prior de Crato
Comandantes
Sancho Dávila Desconocido
[editar datos en Wikidata ]

La Toma de Oporto (24 de octubre de 1580) fue una victoria de las tropas españolas al mando de Sancho Dávila sobre los partidarios del pretendiente Antonio de Crato, en el transcurso de la Guerra de Sucesión Portuguesa.

El desembarco y toma de la ciudad, ejecutados con rapidez y sin mayor contratiempo, puso fin a la lucha sucesoria en el continente, asegurando la unión personal de España y Portugal durante sesenta años.

Trasfondo[editar]

Tras la victoria de las tropas del Gran Duque de Alba en la Batalla de Alcántara, junto a Lisboa (25 de agosto de 1580), Antonio de Crato huyó en dirección Coimbra y Oporto para reagrupar sus tropas y continuar la resistencia. Por tanto, el duque de Alba ordenó a Sancho Dávila marchar sobre Oporto, neutralizando así cualquier posible amenaza.

Oporto[editar]

Sancho Dávila

Dávila partió desde Lisboa con 4.000 soldados de infantería y 400 caballos en el mes de septiembre, se viéndose detenido por la caudalosa corriente del Duero sin medios para atravesarla. Haciendo que un soldado se desnudase y pidiera socorro como despojado, al venir una de las barcas que los partidarios del de Crato tenían recogidas en la orilla opuesta, se apoderaron de ella, y con ésta de otras. Las tropas de Sancho Dávila desembarcaron sin contratiempo en Oporto el 24 de octubre y tomaron la ciudad con facilidad, acabando con el último foco de resistencia portuguesa en el continente.

Consecuencias[editar]

La toma de Oporto sería la última de las victorias de Dávila, que volvió a Lisboa y murió en 1583 a consecuencia de las heridas resultantes de la caída de un caballo.

Sólo las Azores escapaban al domino español. Antonio de Crato, temiendo ser entregado por sus mismos secuaces, huyó a Francia con las joyas de la corona portuguesa, siendo bien recibido por la reina Catalina de Médici, que también pretendía el trono portugués. A cambio de la cesión de Brasil y diversas joyas de gran valor, Antonio de Crato obtuvo una flota, que sería puesta al mando del exiliado florentino Filippo di Piero Strozzi. Sin embargo, tales esfuerzos se revelarían inútiles, pues la flota sería aplastada por Álvaro de Bazán en la Batalla de la Isla Terceira (1582).

Referencias[editar]

Notas[editar]

Ribeira de Oporto.

Bibliografía[editar]

  • Fernández Duro, Cesáreo. La Armada Española desde la Unión de los Reinos de Castilla y de León. Madrid (1973).
  • Geoffrey Parker. The Army of Flanders and the Spanish road. London (1972) ISBN 0-521-08462-8
  • Jan Glete. Warfare At Sea 1500-1650; Maritime Conflicts and the Transformation of Europe London (2000) ISBN 0-415-21454-8