Tobatí

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tobatí
Asentamiento
País Bandera de Paraguay Paraguay
Ubicación 25°15′36″S 57°04′53″O / -25.26, -57.08138889Coordenadas: 25°15′36″S 57°04′53″O / -25.26, -57.08138889
• Altitud 91 msnm
• Distancia 63 km
Superficie 948 km²
Departamento Cordillera
Fundación s. XVI por Domingo Martínez de Irala.
Población 26.625 hab.
Gentilicio tobateño/a
Idiomas Castellano y Guaraní
Pref. telefónico 0516
Intendente municipal Lic. Dan Alberto González Vera (PLRA)
Patrona Inmaculada Concepción de Tobatí
[editar datos en Wikidata]

Tobatí es una ciudad del Departamento de la Cordillera, ubicado a 63 km de la capital, Asunción, y a 17 km de la capital departamental de la Cordillera, Caacupé, por un ramal de la ruta II. Es la segunda ciudad del departamento en número de habitantes.

Fue fundado en el siglo XVI por Domingo Martínez de Irala.

Posee varios barrios rurales llamados por los lugareños «compañías», entre las más importantes están las de 21 de julio, Ensenada, Santa Rosa, Aparypy (cuna del héroe de la Independencia Pedro Juan Caballero), Villa de Mercedes, Costa Alegre, Loma Verde, Mompox y Rosado.

Es considerada "capital de la artesanía y de la cerámica".

La religiosidad de este pueblo es grande y curiosa, pues veneran a la Inmaculada Concepción de Tobatí, que según cuentan las crónicas, es la primera y original Inmaculada Concepción, siendo la de Caacupé, como su hermana gemela.

Toponimia[editar]

Sobre la ruta que une la ciudades de Caacupé y Tobatí (Paraguay), frente al cerro Tobatí, se encuentra el oratorio Virgen del Camino o Virgen del Paso, hermana de la Virgen de los Milagros de Caacupé. Ambas celebran su fiesta patronal el 8 de diciembre.

Su nombre deriva de una composición lingüística de la categoría léxica sustantivo + adjetivo, de origen guaraní: "toba" que significa "cara o rostro", y del aféresis de "moroti" como sufijo, que en la misma lengua significa "blanca o blanco". Los habitantes originarios de estas tierras tenían un aspecto singular, pues, como lo describe el nombre, eran de "cara blanca" o "cara pálida".

Otra versión menciona la abundancia en la zona de un material conocido como caolín, de aspecto blanquecino, el cual es utilizado como materia prima para la alfarería y la fabricación de materiales de construcción.

Historia[editar]

Oficialmente se acepta el año 1539 como año fundacional de Tobatí, aunque este dato nunca fue confirmado.[1] Fue fundada como Tavá, pueblo indígena, por Domingo Martínez de Irala, gobernador del Río de la Plata y del Paraguay, junto a las ciudades de Areguá, Altos y Atyrá para contener los ataques de poblaciones chaqueñas que cruzaban el río Paraguay en busca de ganado y mujeres. La ciudad fue fundada en un principio en otro sitio, conocido hoy como Tobati Tuja, a orillas del río, cerca del actual Arroyos y Esteros, pero luego fue reubicada en su lugar actual debido al aislamiento y ls dificultad de contener los ataques enemigos.[2]

En el año 1583 la ciudad es entregada a la administración franciscana de fray Luis de Bolaños, volviéndose así una reducción. Las reducciones franciscanas, al igual que las misiones jesuíticas, tenían como objetivo la integración cultural de los guaraníes y su pacificación.[3] Pero es notable que los franciscanos mostraron mucho más interés por la cultura guaraní, registrando aspectos culturales, semánticos e incluso religiosos y permitiendo un mayor mestizaje. De este período queda, en la iglesia de Tobatí, impresionantes piezas de madera tallada y pintada con el estilo guaraní-franciscano, una rama particular del barroco hispanoamericano. Este estilo se transmitió hasta nuestros días de padre a hijo en varias familias de artesanos, en especial los Páez y Esquivel.

Tobatí también es la cuna del capitán Pedro Juan Caballero, prócer de la Independencia del Paraguay. Participó de la expedición defensiva contra las tropas argentinas que reclamaban supremacía sobre Asunción, y que fueron vencidas en la batalla del Cerro Porteño o batalla de Paraguarí. Fue también uno de los ejecutores de la revolución de mayo de 1811 contra el gobernador Bernardo de Velasco, episodio principal de la gesta de la independencia.[4]

Compañías[editar]

Colectivo en la compañía 21 de Julio.

Cuenta con 17 compañías. Las así llamadas compañías cercanas que bordean al casco urbano, a modo de un abanico, oscilando su distancia de la ciudad unos 5 km son:

1. Jhuybaty
2. Rosado
3. Potrero
4. 21 de julio
5. Santa Rosalía
6. Punta del Este

Las compañías lejanas se extienden hacia el río Piribebuy, comprendiendo una extensión de 10 a 25 km. aproximadamente. Ellas son:

7. Villa de Mercedes
8. Mompox
9. Santa Rosa
10. San Roque Gonzáles de Santa Cruz
11. Costa Alegre
12. Ensenada
13. Loma Verde
14. Colonia Capitán Pedro Juan Caballero
15. Isla Florida
16. Aparypy
17. Isla Guazú

Geografía[editar]

Esta ruta cruza la ciudad de Tobatí (Paraguay) y la une con Caacupé y Arroyos y Esteros.
En la entrada de pueblo de Tobatí (Paraguay), el cerro del Mirador da la bienvenida a los visitantes.

El suelo donde se asientan las compañías cercanas es pedregoso, arenoso y poco apto para la agricultura. A esto se suman la problemática de minifundios y la superpoblación.

En toda esta zona se puede apreciar las inigualables postreras lenguas de la Cordillera de los Altos. Son notables los cerros Kavajú y Tobatí, con sus flancos escupidos al lo largo del tiempo por la erosión eólica y sus grutas, refugios de murciélagos. Son ideales para paseos. El suelo de la planicie que se dilata con exuberancia hacia el nor-este es arcilloso, éste se aprovecha y se destina para la industria cerámica, alfarería, cultivo de arroz y ganadería.

En tiempo lluvioso, las dos rutas que cruzan esta dilatada llanura se vuelven casi intransitables, dejando sin comunicación a las compañías lejanas con la urbe. Esta planicie está matizada por arroyuelos, pequeños esteros, isletas y bosquecillos que sirven de ángeles tutelares a las aves y a los animales.

Hidrografía[editar]

El arroyo Karumbey, que divide los municipios de Atyrá y Tobatí (Paraguay), ofrece este hermoso chorro que se tira en una verdadera piscina natural rodeada de playa.

El río Piribebuy divide el distrito tobateño en dos partes casi iguales, hacia el nor-este, se extiende la zona agrícola. El suelo da lugar al cultivo de toda suerte de rubros agrícolas.

Esta región cuenta con hermosos y tupidos bosques, ensenadas, y acogedoras “islas”. Un aspecto a considerar es la deforestación progresiva a la que está expuesta esta zona del país.

Dos cintas acuáticas serpentean el suelo tobateño, bañando y refrescándolo con sus gélidas y reconfortantes aguas: el río Piribebuy y el arroyo Tobatí, que corren de sur a norte.

En los mismos, a su vez, desembocan innumerables arroyuelos. También poseen manantiales en los recodos de las peñas del cerro Tobatí, así como también las coquetas cascadas o chorros que descienden de los acantilados de la serranía. El arroyo Karumbey, que separa los municipios de Tobatí y Atyrá, ofrece una hermosa cascada, el Karumbe Ykua, que se tira en una verdadera piscina natural bordeada de playas de arena, que acoge a los vecinos y visitantes durante el caluroso verano.

Debemos señalar que el mentado arroyo Tobatí tiene su naciente en Caacupé de los Altos, cruza la urbe, dividiéndola en zona alta al oeste y zona baja al este, para ir a confundirse con un perenne abrazo con el Piribebuy.

Clima[editar]

El clima es agradable. Una brisa apacible aletea con relativa frecuencia. Cuando el calor enerva los ánimos, a partir de las 24 horas suele comenzar a refrescar. Cuando llueve, casi siempre se hace sentir la descarga eléctrica.
Últimamente debido a la proliferación de hornos de quema de ladrillos, la temperatura se eleva levemente por encima de lo habitual.

Población[editar]

Tobatí cuenta con 26.625 habitantes en total, de los cuales, 13.947 son varones y 12.678 son mujeres, según proyecciones de la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos.

Cabe destacar que Tobatí es uno de los pueblos de Cordillera que recibió inmigrante indígenas, tanto de etnias guaraní como chaqueñas, hasta bien entrado en el siglo XX. Si bien estas poblaciones hoy están integradas y mestizadas, su aporte étnico y cultural siguen siendo muy visibles, sobre todo zonas rurales como «21 de Julio» y Rosado.

Economía[editar]

El pueblo de Tobatí (Paraguay) vive en gran parte de la elaboración de ladrillos hechos a mano, y cocidos a leña en hornos como éste.

Sus habitantes se dedican especialmente a la alfarería, fabricación de ladrillos, tejas y tejuelones, que representa la base económica de la ciudad. Se diferencian las olerías, pequeñas fábricas artesanales de ladrillos, muchas veces a nivel familiar, y la cerámicas, de producción mucho más voluminosa e industrial. Todas funcionan con hornos a leña. Este rubro está amenazado por el costo creciente de producción, debido al agotamiento de la materia prima, madera y barro, y su traslado desde lugares cada vez más lejanos. Desde hace unos veinte años existe un intento de corregir este problema plantando grandes extensiones de eucaliptos, pero no es suficiente para revertir la suba del costo económico y ambiental. Otro inconveniente es la falta de separación geográfica de las viviendas y las fábricas, que tiene consecuencia sobre la salud de la población por la polución del aire, tanto por el humo de los hornos como por el intenso tráfico de camiones que abastecen las cerámicas.

La agricultura, es otra de las actividades que ocupa a la población de las zonas rurales, seguida por la ganadería. La agricultura familiar sigue siendo un pilar de la economía en zonas rurales. Existen también agrupaciones de pequeños productores de las diferentes compañías, con un local de venta en el mercado municipal, en pleno centro de la ciudad. Se da impulso al comercio por medio de pequeñas y medianas empresas.

Así como el Paraguay ha sufrido muchas desmembraciones en lo relativo a su territorio geográfico, así también aconteció en lo concerniente al territorio de Tobatí.

Artesanía[editar]

Máscaras de timbó de Rosado. Artesano: Néstor Portillo.
La cestería espiralada existe sobre todos los continentes, y está elaborada con los materiales que ofrece cada región. En este caso se trata de hoja de karanda'y (copernicia alba), palmera de la cuenca del río Paraguay.

Otro rubro tradicional es la artesanía, a tal punto que Tobatí es considerada la capital paraguaya de la artesanía. La producción de artesanía está difundida en el pueblo y varias compañías. En el pueblo muchos se dedican al tallado de madera, en especial la santería, transmitiendo de generación en generación el estilo guaraní-franciscano particular de esta zona, aunque también existe mucha innovación en cuanto al estilo. Las madera utilizadas son sobre todo el cedro y el palo santo, y en menor cantidad el guatambú. También en el pueblo se fabrican fajas y ponchos de algodón con telares primitivos.

En la compañía «21 de Julio», sobre todo en el barrio «6 de Enero» muchas mujeres se dedican a la elaboración del kambuchi, cántaro de barro negro decorado con figuras vegetales y pintados con barro rojo. En el barrio «4 Vientos» se concentra la fabricación del sombrero pirí, tejido de origen guaraní con hojas de la palmera karanda'y, copernicia alba por su nombre científico. Tanto el trabajo del barro como del karanda'y dan lugar a inovaciones para adaptarse a los cambios del mercado. Para el karanda'y desde hace unos años fue introducido otra técnica, la cestería espiralada, de tradición chaqueña. Hasta hoy se encuentra también mujeres que tejen hamacas de la fibra de coco (acrocomia aculeata), aunque este rubro está amenazado con desaparecer debido al mucho trabajo que representa, la dificultad de encontrar un mercado para su venta y el poco interés en salvaguardar el patrimonio cultural.

En la zona de Potrero o Poli, se destaca el trabajo del ysypo o liana, del cual se hacen tanto canasto como muebles, además de la elaboración de arreglos con flores y hierbas secadas y teñidas.

Finalmente en la compañía Rosado se encuentra el tallado de la raíz de timbó. Los objetos más interesante son sin duda las máscaras, con figuran tanto humanas como animales. Estas máscaras corresponden a una antigua tradición guaraní y son utilizadas hasta hoy en ciertas comunidades en fiestas patronales en las cuales el cristianismo se mezcla con ritos prehispánicos.

El principal problema para los artesanos es la venta, ya que muchos dependen de revendedores que pagan un precio derisorio comparado con el precio de venta al cliente final. Una opción es la Villa Artesanal, donde se venden productos artesanales entregados a consignación. También desde el año 2012 un grupo de artesanos organizados, liderados por la Asociación de Artesanos de Tobatí ofrecen sus productos al pie del Mirador, punto turístico en la entrada del pueblo.

Cultura[editar]

Iglesia de Tobatí.

El tercer Santuario, inaugurado aproximadamente en 1750, es de estilo barroco. Fue demolido en 1937 para dar lugar a la iglesia actual. Se conserva fotografía de la mencionada iglesia colonial. Para que el daño no fuera total, se conservan algunos rastros, como algunas joyas. Así tenemos:

  • Los altares: todos tallados en madera.

1. El altar mayor: que se conserva con todo su esplendor.

Visualizado desde cierta distancia se nos presenta con una profusión de adornos. No sin razón es del estilo barroco. Observándolo en la parte central de arriba abajo, allá en la cúspide aparece una paloma que simboliza al Espíritu Santo. Luego el nicho de San Jerónimo. Más abajo resalta el Niño Salvador del Mundo.

Luego se exhibe el nicho y allí resplandece, la Virgen Inmaculada Concepción de Tobatí, que muestra su singular belleza. Finalmente el sagrario del Santísimo Sacramento. Para que se complete el misterio de la Santísima Trinidad, falta el Padre Eterno.

En el lado derecho, al norte, allá en la altura se perfila un vigoroso león con corona de rey. Luego el nicho donde mora San Roque. Más abajo, San José con el Niño en brazos.

En el lado izquierdo, al sur, aparece también el león. Más abajo, Santa Bárbara. Finalmente, un pesebre.

2. El altar lateral derecho: Nos muestra allá en la cúspide una luna antropomórfica. Luego, un solo nicho grande y allí tiene su trono el Señor de la Paciencia, acompañándole la Dolorosa.

3. El altar lateral izquierdo: igual que el anterior nos exhibe el sol antropomórfico. Luego, un nicho grade y allí tiene su señorío la Virgen del Rosario.

Estos altares están sostenidos por columnas torneadas y adornadas profusamente, abundando las uvas entrelazadas, numerosos y simpáticos angelitos, “Agnus Del”, animales mitológicos alados y soldados, acaso sean romanos. Las imágenes son talladas en madera, así como los altares mismos.

  • Un crucifijo: de gran valor artístico, pero está pintado al estilo moderno.
  • Un sagrario.
  • Un púlpito.
  • Un Confesionario.
  • Cuatro bancos – escaños (dos con rejillas torneadas y dos lisas).

Bibliografía[editar]

  • EL PROCESO DE LA INDEPENDENCIA DEL PARAGUAY 1780-1813 (Por HERIB CABALLERO CAMPOS)
  • DOMINGO MARTINEZ DE IRALA (Por ALEJANDRO NIETO)
  • EL PUEBLO GUARANI COLONIAL - INQUIETUDES DE LOS PUEBLOS GUARANÍES (Autora: BRANISLAVA SUSNIK)
  • PRESENCIA FRANCISCANA EN EL PARAGUAY (1538-1824) - Por MARGARITA DURÁN ESTRAGÓ

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]