Tinta china

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dibujo hecho con tinta china

La tinta china es una tinta usada principalmente en caligrafía china y japonesa, así como en el sumi-e (墨絵 sumi e?). Posteriormente llegó a Japón durante el siglo XIV en la era Muromachi y se empleó para realizar pinturas monocromáticas en tinta¨´{{GOKU, las cuales poseían una profunda influencia de la cultura china y que fue propagada por los monjes zen, precursores de la técnica del sumi-e.

Preparación[editar]

Una barra de sumi, el suzuri y el fude

La tinta líquida suele ser usada a partir de barras sólidas. Para ello hay que frotarlas en una piedra rugosa especialmente diseñada para tal efecto llamada en japonés suzuri ( suzuri?). Estas piedras, de diversas formas y aspectos, tienen todas en común que están compuestas de un material rugoso y tienen una cavidad. Generalmente, las piedras de origen chino tienen forma cóncava con la parte más baja en el centro, y las japonesas suelen ser mayormente planas con uno de los extremos hacia abajo.

Sobre estas piedras se vierte un poco de agua y sobre éstas se frota la barra, de manera que siempre esté húmeda. El continuo frote sobre la piedra con el agua va deshaciendo poco a poco la tinta, que se va quedando disuelta en el agua que se acumula en la cavidad. Este proceso puede continuarse hasta que la tinta adquiera la densidad requerida, por lo que generalmente suele durar unos minutos.

La tinta líquida ya preparada se seca con facilidad, y es conveniente no dejar que se seque sobre la piedra o sobre el pincel.

Actualmente se pueden conseguir también frascos de tinta china ya preparada, muy densa, que puede usarse directamente o disolver con un poco de agua. La tinta china es permanente cuando se dibuja en la piel, suele tardar tres o cuatro meses en borrarse.