Tinogasta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tinogasta
Ciudad y municipio de Argentina
Tinogasta
Tinogasta
Localización de Tinogasta en Argentina
Tinogasta
Tinogasta
Localización de Tinogasta en Provincia de Catamarca
Coordenadas: 28°04′00″S 67°34′00″O / -28.066666666667, -67.566666666667


Coordenadas: 28°04′00″S 67°34′00″O / -28.066666666667, -67.566666666667
Idioma oficial español
Entidad Ciudad y municipio
 • País Bandera de Argentina Argentina
 • Provincia Bandera de Provincia de Catamarca Catamarca
 • Departamento Tinogasta
Intendente Hugo Daniel Ávila [Frente para la Victoria
Altitud  
 • Media 1204 msnm
Población (2010)  
 • Total 11 485 hab.
Gentilicio tinogasteño/a
Huso horario UTC -3
Código Postal Argentino 5340
Prefijo telefónico 03837
Tipo de municipio Municipio de 1ª categoría
Bienvenidos Tinogasta.jpg

Tinogasta (cuyo significado es: junta o reunión de pueblos)[cita requerida], es la ciudad capital del Departamento homónimo, en el oeste de la provincia argentina de Catamarca; sobre la costa derecha del río Abaucán, a 271 km de la capital provincial San Fernando del Valle de Catamarca.

Vías de comunicación[editar]

La RN 60 es la principal vía actual de comunicación que posee Tinogasta, tal ruta la comunica directamente con la ciudad de Córdoba que se encuentra en el centro del sector continental americano de Argentina. La misma RN 60 dirigiéndose hacia el oeste ingresa en el transcordillerano Paso de San Francisco que tras una altitud de 4.748 msnm permite la conexión con el hermano estado de Chile en donde recibe la denominación de RN 31.

Por otra parte, la misma RN 60 tras alcanzar la pequeña población de Fiambalá se ramifica: un ramal se dirige hacia el norte con el nombre de Ruta provincial RP 34, tal ruta ingresa en plena Puna de Atacama y entronca con la ruta provincial RP 43 que comunica con Antofagasta de la Sierra, Incahuasi, Santa Rosa de los Pastos Grandes, Tolar Grande y Susques entre otras singulares poblaciones puneñas.

Existía un ramal ferroviario del Ferrocarril General Belgrano que pasando por La Rioja unía a Tinogasta con el centro del país (Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires etc.) pero desde la segunda mitad de los 1970s se encuentra abandonado.

Toponimia[editar]

El topónimo viene del extinto idioma cacán ( hablado por los antiguos pazioca) : tino "encuentro", y gasta "pueblo".

Geografía[editar]

Población[editar]

Cuenta con 11.485 habitantes (INDEC, 2010), lo que representa un incremento del 2% frente a los 11.257 habitantes (INDEC, 2001) del censo anterior.

Gráfica de evolución demográfica de Tinogasta entre 1991 y 2010
Fuente de los Censos Nacionales del INDEC

Fisiografía[editar]

El nombre pueblo del encuentro ( = Tinogasta ) casi con certeza alude a un hecho geográfico: esta población se ubica en la mitad sur del Valle de Abaucán, precisamente en donde se encuentran o confluyen los ríos Abaucán ( procedente del norte), el río de La Costa (procedente del sur) el río de Zapata o de Las Lajas (procedente del noreste) y el torrente o arroyuelo llamado de Tinogasta (procedente el oeste), las orillas de cada uno de estos cursos fluviales han servido de rutas desde tiempos prehistóricos. El relieve orográfico más destacado es la sierra de Zapata que se extiende unos 10 kilómetros al este de la ciudad de Tinogasta, entre esta sierra y el casco histórico de la ciudad se extiende por el noreste el extenso faldeo llamado Cuesta de Zapata, mientras que por el oeste el valle de Abaucán se encuentra delimitado por las estrivaciones septentrionales de la elevada Sierra de Famatina con altitudes de más de 5.000 msnm. En realidad significa "encuentro de pueblos" por que allí convergían todas las localidades vecinas y era paso fijo para llevar ganado a Bolivia y Chile

Clima[editar]

El clima de la zona es continental árido atmosféricamente muy seco aunque morigerado por la presencia de las aguas (en su mayoría producto de los deshielos montanos), lo que le da al valle de Abaucán y a la ciudad de Tinogasta un ameno clima mesotérmico (templado) en ciertos puntos bastante semejante al clima mediterráneo, aunque con mayores amplitudes térmicas estacionales y día/noche si bien estas amplitudes térmicas se hacen menos perceptibles en el ser humano merced a la sequedad atmosférica de la región. En verano la temperatura promedio mínima es de 19 º C y la promedio máxima es de 44 °C (Como se observa la altitud reduce las temperaturas pese a la latitud en que está Tinogasta), en invierno la temperatura promedio mínima es de -8 °C y la máxima de 21 °C. Las lluvias son escasas y se dan principalmente en verano.


Gnome-weather-few-clouds.svg  Parámetros climáticos promedio de Tinogasta, CT WPTC Meteo task force.svg
Mes Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic Anual
Temperatura máxima media (°C) 33.3 32.0 30.1 26.3 23.3 20.6 21.3 22.7 25.6 29.5 31.7 33.4 27.4
Temperatura mínima media (°C) 15.8 13.5 10.9 6.7 3.0 -2.4 -4.2 -1 3.0 6.8 12.1 16.5 6.7
Precipitación total (mm) 9 6 5 2 0.4 0.7 0.4 0.9 0.8 1 2 5 33.2
Fuente: SMN Argentina promedio 1981-1990

Terremoto de Catamarca de 1898[editar]

Ocurrió el 4 de febrero de 1898 (116 años), a las 12.57 de 6,4 en la escala de Richter; a 28º26' de Latitud Sur y 66º09' de Longitud Oeste (28°26′59″S 66°9′0″O / -28.44972, -66.15000)

Destruyó la localidad de Saujil, y afectó severamente los pueblos de Pomán, Mutquín, y entorno. Hubo heridos y contusos.

Sismicidad[editar]

La sismicidad de la región de Catamarca es frecuente y de intensidad baja, y un silencio sísmico de terremotos medios a graves cada 30 años en áreas aleatorias[1] . Sus últimas expresiones se produjeron:

Historia[editar]

Fundado por el cacique Martin J Zanitto, el pago tinogasteño ha sido poblado desde al menos 8.000 años; hace unos 1.000 años se produjo una sedentarización de poblaciones en torno de un modo de producción agropastoril ( cultivo de papa, maíz, quinoa, poroto, zapallo ), caza y luego pastoricia de auquénidos complementada por la recolección de las bayas del algarrobo criollo ( Prosopis alba y prosopis nigra ). La sedentarización evolucionó en la constitución de civilizaciones protourbanas ( establecimiento de poblados con edificios en zonas donde se podía efectuar un mejor control del riego o del recurso hídrico o, en su defecto, en las zonas más propicias para la defensa ).
De este modo la zona tinogasteña ha estado incluida en el área de la llamada cultura de Belén y luego en la de la cultura de Santa María o "diaguita" (pazioca) clásica. Tras 1475 y hasta 1535 la región de Tinogasta sufrió la invasión y ocupación por parte de las tropas del Tahuantinsuyu, el derrumbe del imperio inca debido a la invasión española significó un breve período de recuperación de la independencia por parte de los paziocas (o "diaguitas") pero tal independencia fue rápidamente atacada por los españoles tras la entrada de Diego de Almagro.
El establecimiento de los colonos españoles en el Valle de Abaucán comenzó hacia 1561 en tiempos de Gregorio de Castañeda siendo gobernador de la gran Provincia del Tucumán y Los Juríes Pérez de Zurita.
Los paziocas habían ofrecido ya tenaz resistencia a los invasores quechuas, aunque la anexión al imperio de estos fue soportada por un motivo: los quechuas exigían como tributo los mismos productos que ancestralmente producían los paziocas, en cambio el ingreso de los españoles con nuevos productos agrícolas y nuevos animales, así como la mudanza del centro económico zonal hacia el Valle de Conado en la efímera población del Nuevo Extremo (donde se encuentra la actual Andalgalá) desestructuró rápidamente las bases de la ancestral economía (y con ella, la ancestral cultura ) de los paziocas ( o "diaguitas" ), esto explica que la rebelión contra los españoles fuera más intensa.
Así la resistencia pazioca fue grande y bravía ( ver guerras calchaquíes), de modo que recién en 1687 los españoles lograron consolidarse definitivamente, en ese año el capitán general y gobernador del Tucumán, Félix Tomás de Aragondona pudo conceder la merced real sobre el Valle de Tinogasta y Abaucán a Juan gregorio Bazán de Pedraza quien aquí fundó su estancia y una capilla que luego devino en iglesia parroquial, el edificio de la misma es considerado el templo católico hoy en pie más antiguo de la provincia de Catamarca y, con los restos del edificio de la estancia gozan de la jerarquía de Monumentos Históricos.
Recién el 14 de agosto de 1712, pocas décadas antes de la fundación del Virreinato del Río de la Plata se procedió al deslindado y amojonamiento de las tierras en donde se hallaba el poblado con parroquia. En esa época la economía de Tinogasta ya se centraba en la producción de vid, olivo, nuez, higo, con modestas producciones de trigo y en la ganadería también de europea de origen: ovinos y caprinos, así como en la industrialización artesanal de sus productos derivados: vino, aceite de oliva, quesillos, dulces, lana y con la lana la producción en telares de diversos géneros : barracán, anascote, picote, barchila, así como el tejido de mantas, frazadas y ponchos. También existía una reducida producción de talabartería y carpintería, la primera principalmente a partir de los cueros caprinos y ovinos, la segunda aprovechando la madera de árboles como el algarrobo, a todo esto se sumaba la producción de objetos de alfarería de antiquísima tradición ya prehispánica que había tenido sus principales centros en la cercana Batungasta y el – casi inmediato a Batungasta– el Alfar de Fiambalá.

Sin embargo el caserío y rancherío aún se mantenía relativamente disperso.
En 1810 la paisanada adhirió a la Revolución de Mayo y gran parte de la población masculina participó diractamente en los combates de la Guerra de la Independencia. Tras 1820 la mayor parte de la población, ya plenamente gaucha supo consensuar al federalismo y fue por esto que generalmente apoyó a líderes carismáticos ( los caudillos ) que parecían representar al federalismo. El apoyo a los caudillos duró hasta casi 1880 año en el cual toda oposición federalista ya había sido prácticamente anonadada desde el poder central establecido en la ciudad de Buenos Aires.
Mientras tanto, el 1 de mayo de 1848 se puede considerar como la fecha fundacional de la ciudad (entonces villa) de Tinogasta cuando reunidos los vecinos del paraje o pago realizaron una donación de tierras y otros bienes a favor de la parroquia que tiene como santo patrono al san Juan Bautista, la donación de tierras fue de 60 varas cuadradas con un marco ceñido de acequías para todas ellas.
Durante la segunda mitad del siglo XIX e inicios del siglo XX Tinogasta prosperó de un modo muy notorio merced a una fuerte actividad comercial a través del trasandino Paso de San Francisco y esta prosperidad se acentuó cuando a Tinogasta se extendió en 1911 el ferrocarril que antes llegaba hasta Chilecito ciudad ubicada en el noroeste de la provincia de La Rioja, tal proyecto de extensión del ferrocarril tendría un ramal que, por el citado Paso de San Francisco, poseería salida al océano Pacífico en el puerto de Caldera, previo paso por la ciudad de Copiapó ( Chile ). Empero, no sólo se abandonó la realización del proyecto sino que, en la segunda mitad de los 1970s y, esto reforzado en los 1990s, prácticamente se desarticuló a toda la red ferroviaria argentina.
La desaparición del ferrocarril deprimió la actividad económica regional y provocó un fuerte éxodo poblacional.
La lenta reactivación económica posterior al 2003 ha tenido como uno de sus factores distintivos un paulatino incremento del turismo.

Economía[editar]

Durante la mayor parte del siglo XX la base de la economía tinogasteña ha sido la agricultura, y en especial la vitivinicultura, aunque, tal como se ha indicado, desde inicios de siglo XXI va tomando importancia el turismo.

En la actualidad Tinogasta posee varias bodegas de tipo "boutique" con vinos de alta calidad, en muchos casos premiados a nivel internacional, donde el varietal "syrah" es el más codiciado por los enófilos, entre otras variedades como el Malbec, Cabernet y Bonarda, que se adaptan muy bien a la zona y desarrollan características únicas.

Turismo[editar]

En efecto, la ciudad de Tinogasta y su entorno son una zona turística por excelencia: poseen fuertes atractivos turísticos, sus antiguos edificios, sus paisajes de elevadas montañas y zonas prácticamente vírgenes, los mismos accesos al oasis que es Tinogasta se deben realizar por montañas que ofrecen hermosos panoramas y miradores. Abundan yacimientos arqueológicos como el de la antigua ciudad de Gatungasta ( llamada también La Troya ) ubicada unos 32 km al noroeste. Tinogasta lo tiene todo, en el aire, en tierra firme, en el agua e incluso bajo tierra. Parapente, pesca, rappel, sandboard, trekking, turismo minero, canotaje, volcanes, aladeltismo. En esta localidad de Catamarca, la naturaleza y la aventura son las grandes protagonistas. Tinogasta se ubica al sudoeste de la capital catamarqueña y reúne en sus alrededores las características necesarias para todo tipo de actividades deportivas relacionadas con la naturaleza.

Tinogasta se ha convertido en los últimos años en una meca del parapente y el aladeltismo en que hoy es posible comenzar a familiarizarse con las velas, alas, térmicas y, sobre todo, plumas. Hay desde gran cantidad de jóvenes que han realizado sus cursos de instrucción y vuelan solos hasta instructores que realizan vuelos tándem para que los visitantes no dejen de volar por estos cielos durante su estadía.

Pero Tinogasta también es ideal para aquellos aventureros que tienen la cabeza en tierra firme y que pretenden disfrutar de la naturaleza sin mareos ni raros movimientos como los que ocurren en el aire.

Para quienes gustan de las largas caminatas, el trekking es una actividad que cada vez se practica más en la zona y que cuenta con nuevos adeptos, al igual que el montañismo y la posibilidad cierta de recorrer grandes volcanes y cordones cordilleranos. No por nada a la región se la conoce como “Los Seimiles”: allí existe más de una docena de picos nevados que superan holgadamente los 6.000 metros de altura y que hacen las delicias de los amantes de la montaña. Entre ellos se encuentra el Monte Pissis (6.793m), que es uno de los volcanes más altos del mundo y que por su altura se convierte en la segunda cumbre más alta de América, después del conocido Aconcagua (Mendoza).

El sandboard es una de las nuevas actividades preferidas por los jóvenes que se acercan a los grandes médanos de arena blanca que rodean a la bella ciudad; Adrenalina al máximo con distintos niveles de dificultad hacen de esta actividad un pasatiempo memorable. Junto a estos, desde las grandes rocas es posible practicar escalada, rappel y tirolesa, entre otras actividades.

La pesca deportiva de truchas es también una de las actividades que más se practican en los ríos y arroyos de la región, sobre todo en aquellos que se encuentran cercanos al paso San Francisco. Allí, la pesca con mosca gana protagonismo y se logran truchas que superan holgadamente el kilogramo de peso y que muestran una bravura desbordante a la hora de ser clavadas, ya que jamás han tenido contacto con el hombre.

Otra de las actividades que se ha impuesto entre los visitantes es el turismo minero. Consiste en visitar viejas minas, muchas de ellas abandonadas, para bajar hacia las profundidades en busca de los minerales que allí nos están esperando, recreando así el trabajo de los viejos mineros.

4×4, avistaje de fauna, cacerías fotográficas, cabalgatas y un sinnúmero de actividades en contacto con la madre naturaleza esperan al turista que visita Tinogasta. Quizá por ello, desde hace un tiempo palabras como “aventura” y “adrenalina” sirven en toda Catamarca para referirse a esta pequeña pero interesante ciudad que cada vez tiene más para mostrar y hacer.

En Tinogasta existen dos museos arqueológicos: el Museo Arqueológico Dr. Rafael Alanís y el Museo Arqueológico Municipal Tullio Robaudi en ambos se encuentran diversos relictos, en especial cerámicas precolombinas de las culturas Condorhuasi, Belén, La Ciénaga, Santa María. Unos 15 km al noroeste se encuentran las naturales Termas de la Aguadita y a unos 65 kilómetros las Termas de Fiambalá cuyas aguas surgen a temperaturas que oscilan entre los 38 y 70 °C. Las mismas producciones regionales ( por ejemplo el vino ) también son atractivo turístico. Debe recordarse por otra parte que, debido al tipo de arquitectura tradicional, Tinogasta forma parte del corredor turístico llamado la Ruta del Adobe que incluye la posible visita a antiguas iglesias, postas, cascos de estancias y caserones coloniales. A todo esto se pueden sumar otras posibilidades: montañismo, parapentismo, excursionismo, sandboard, trekking, turismo de aventura, turismo minero, rappel, escalada, tirolesa, cabalgatas, [[fly cast], 4x4, avistaje de cóndores] etc.

Festivales[editar]

  • Fiesta de la Vendimia
  • Fiesta del Camino hacia un Nuevo Sol
  • Fiesta del Viñatero en El Puesto
  • Fiesta de la Candelaria y el Trabajador Rural
  • Festival Folclórico Municipal
  • Fiesta de el Comino (El Salado)

Distancias en km[editar]

A las principales ciudades del país[editar]

A las principales ciudades de la provincia[editar]

Imágenes[editar]

Notas[editar]

  1. a b «Listado de Terremotos Históricos». Instituto Nacional de Prevención Sísmica. Consultado el 9 de febrero de 2013.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]