Timoleón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Timoleón (griego: Τιμολέων) de Corinto (c. 411337 a. C.), hijo de Timodemo, fue un estadista y general griego.

Timoleon-Corynth.jpg

Biografía[editar]

Al ser reconocido como el campeón de Grecia en contra de Cartago, se lo asocia con la historia de Sicilia, en especial de Siracusa. Cuando su hermano Timófanes, cuya vida salvó en medio de una batalla, ocupó la acrópolis de Corinto y se proclamó amo de la ciudad, Timoleón, luego de una protesta infructuosa, dio su consentimiento tácito cuando los amigos que lo habían acompañado asesinaron a Timófanes.

La opinión pública aprobó su conducta, considerándolo un patriota; pero las maldiciones de su madre e indignación de sus parientes lo llevaron a retirarse de la vida pública durante veinte años. En 344 a. C. llegaron a Corinto embajadores de Siracusa para solicitar la ayuda de la ciudad-madre debido a los feudos internos que sufrían los habitantes de Siracusa y todos las ciudades griegas en Sicilia. Además, Cartago, su viejo y fervoroso enemigo, tramaba intrigas junto con los déspotas locales. Corinto no pudo rechazar la ayuda pese a que los principales ciudadanos declinaron la responsabilidad de intentar establecer un gobierno estable en la turbulenta Siracusa.

Timoleón, quien tras ser nombrado por una voz desconocida durante la asamblea popular fue elegido por unanimidad para llevar a cabo la misión, navegó hacia Sicilia junto con algunos de los ciudadanos más prominentes de Corinto y una pequeña tropa de mercenarios griegos. Eludiendo a un escuadrón cartaginés, desembarcó en Tauromenium (la actual Taormina), donde encontró una cálida recepción. En esa época, Hicetas, tirano de Leontino, era el gobernante de Siracusa, con la excepción de la isla de Ortigia, que estaba ocupada por Dionisio.

Hicetas fue derrotado en Adrano y debió retirarse a Siracusa. En 343 a. C. Dionisio rindió Ortigia bajo la condición que se le garantizara un salvoconducto a Corinto. Hicetas recibió ayuda de Cartago (60.000 hombres), pero la falta de triunfos despertó sospechas mutuas; los cartagineses abandonaron a Hicetas, quien estaba sitiado en Leontino y tuvo que rendirse. Timoleón se convirtió en amo de Siracusa.

Las obras de reconstrucción comenzaron de inmediato, trayendo a nuevos colonos de la ciudad-madre y de Grecia en general, y estableciendo un gobierno popular basado en las leyes democráticas de Diocles. La ciudadela fue arrasada y en ese mismo sitio se edificó un tribunal de justicia. El amphi-polos, o sacerdote de Zeus, quien era elegido anualmente entre los miembros de tres clanes, fue nombrado como magistrado en jefe. Aparentemente, el buen concepto hacia las reformas de Timoleón llegaron hasta los días de Augusto.

Hicetas volvió a convencer a Cartago (c. 340 a. C.) de enviar un gran ejército (70.000 hombres), que desembarcó en Lilibea (actualmente Marsala). Con un grupo heterogéneo de unos 12.000 hombres (la mayoría, mercenarios), Timoleón marchó hacia el oeste, atravesando la isla hasta llegar cerca de Selinunte, y obtuvo una victoria decisiva en Crimiso. El general en persona lideró a su infantería, y el desconcierto del enemigo fue total debido a una enorme tormenta de lluvia y granizo. La victoria consiguió muchos años de paz para los griegos en Sicilia.

No obstante, Cartago realizó un último esfuerzo y despachó a algunos mercenarios para prolongar el conflicto entre Timoleón y los tiranos. Los enfrentamientos terminaron en 338 a. C. con la derrota de Hicetas, quien fue tomado prisionero y condenado a muerte; mediante un tratado, el dominio de Cartago sobre Sicilia fue confinado al oeste del Halycos.

Timoleón se retiró de la vida pública, aunque continuó siendo un referente no sólo en Siracusa sino en toda la isla. Antes de su muerte, pese a ya estar ciego, continuaba asistiendo a la asamblea y expresando su opinión (que solía ser aceptada por unanimidad). El costo de su entierro fue pagado por los ciudadanos de Siracusa, quienes erigieron un monumento a su memoria en el mercado, que luego fue rodeado por un pórtico, y un gimnasio llamado Timoleonteum.

Bibliografía[editar]

Fuentes primarias[editar]

Diodoro Sículo, Biblioteca histórica, libro XVI, 65‑90 (en español)

Fuentes secundarias[editar]

  • Bicknell, P.J. "The Date of Timoleon's Crossing to Italy and the Comet of 361 B.C.", The Classical Quarterly, nueva serie, Vol. 34, Nº 1. (1984), pp. 130–134.
  • Talbert, R.J.A. Timoleon and the Revival of Greek Sicily, 344–317 B.C. (Cambridge Classical Studies). Nueva York: Cambridge University Press, 1975 (tapa dura, ISBN 0-521-20419-4); 2008 (tapa blanda, ISBN 0-521-03413-2).
  • Westlake, H.D. Timoleon and His Relations With Tyrants. Manchester: Manchester University Press, 1952 (tapa dura, ISBN 0-7190-1217-1).

Referencias[editar]


Predecesor:
Dionisio II
Tiranos de Siracusa
345 - 337 a. C.
Sucesor:
oligarquía
El cargo volvió a ser ostentado en 317 a. C. por Agatocles