Tigre azul

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Recreación de un artista sobre cómo se vería un tigre azul, considerando características similares estudiadas en otros felinos.

El término de tigre azul o tigre maltés, se refiere a una sospechada mutación del color del pelaje que pudieron tener algunos tigres, principalmente “avistados” en la provincia China de Fujian. Se dice que poseen una piel azulada con rayas de un tono gris oscuro. El término “maltés” proviene de la terminología utilizada para referirse a algunos individuos de gatos domésticos que presentan una piel de color gris azulado. Particularmente en la isla de Malta existe un número considerablemente alto de gatos domésticos con esta característica, lo cual ha podido conllevar a que se utilice este término en referencia a los tigres con tal coloración, sin embargo, estos últimos no tienen relación alguna con dicha isla. La mayoría de los reportes de avistamientos de tigres azules tuvieron lugar en el sur de China, refiriéndose a la subespecie en particular que habitaba esta región, el tigre de Amoy (Panthera tigris amoyensis). La situación de dicha subespecie de tigre es sumamente crítica, al punto que se le considera extinta en libertad, y los ejemplares que sobreviven en cautiverio, la mayoría en zoológicos de China, descienden de solamente 6 individuos atrapados en libertad, lo que hace su posible recuperación aún más difícil, al punto que algunos laboratorios de China han comenzado a preservar células de los ejemplares de esta subespecie para evitar su total desaparición. Debido a esto, es ciertamente muy probable que el gen recesivo causante del color azul esté totalmente extinto. Sin embargo, algunos reportes de avistamientos de tigres azules se han producido desde Corea, donde habita el tigre de Amur (Panthera tigris altaica)

Avistamientos[editar]

Alrededor de la década de 1910, Harry Caldwell, un misionero americano y cazador profesional, divisó y persiguió a un tigre azul en las afueras de Fuzhou. Su búsqueda se encuentra reflejada a modo de crónica en su libro Tigre Azul (Blue Tiger) de 1924,[1] así como por su compañero de cacería Roy Chapman Andrews, en su obra Campos y Senderos de China (Camps & Trails in China) de 1925.[2] En él, Chapman cita a Caldwell como sigue:

“Las marcas de la bestia eran sorprendentemente hermosas, el color del pelaje era como una fina sombra azulada, que cambiaba a azul claro en el abdomen. Las rayas estaban bien definidas como en los tigres anaranjados comunes.”

Un reporte más reciente de avistamiento lo hace el hijo de un soldado norteamericano que sirvió durante la guerra de Corea, afirma que su padre observó un tigre azul en las montañas, cerca de lo que es ahora la zona desmilitarizada. Tigres azules también han sido reportados desde Birmania.

El tigre negro ha sido considerado también un mito durante muchos años, sin embargo, algunas pieles han probado que tigres pseudo-melanísticos o hypermelanísticos en realidad han existido. No son totalmente negros, pero tienen densas y anchas bandas que oscurecen casi completamente el fondo anaranjado común en estos animales.

Genética[editar]

En apoyo a la teoría de los tigres azules, los gatos malteses o azulados existen en realidad. Se da más comúnmente en la especie doméstica ruso azul, pero también se han reportado y verificado linces azules, donde se manifiesta la existencia de mutaciones y combinaciones genéticas y que resultan en un color azulado, o al menos, que dan la impresión de poseer un color azul grisaceo. Algunos estudiosos de la materia han sugerido que este color está dado por la conjunción de dos parejas de alelos recesivos, los cuales combinados podrían resultar en un sólido color azul-gris como el encontrado en algunas especies de gatos, aunque esto no produciría el tipo de rayado descrito en los reportes de avistamientos de estos tigres, ya que estos animales poseerían rayas muy pálidas o prácticamente invisibles.[3] La mayoría de los tigres combinan alelos en las diferentes porciones de su pelaje, creando el patrón anaranjado y negro que se conoce, pero en ocasiones se suprime la melanina, dando lugar a un tigre blanco.

Los tigres blancos no son albinos, ya que conservan sus rayas negras. Más bien, la piel entre las rayas carece por completo de feomelanina.

Para la obtención de un tigre como los descritos anteriormente, muy probablemente, sería necesario la conjunción de, la supresión de pheomelanina (con lo que se obtendría el color azulado en lugar del anaranjado), pero manteniendo el gen causante de la coloración oscura de las rayas, quizás, además, el ejemplar sufriría de hypermelanismo, lo cual explicaría la coloración no blanca del abdomen y el pecho del animal reportado por Caldwell. Efectivamente, un genotipo como el descrito es conocido en guepardos, con ejemplares de un color azulado con un patrón de marcas negras visibles, si se le adicionan factores como las condiciones de la luz, se produciría una similitud razonable con el ejemplar descrito por Caldwell.

Una variante de la acción del alelo inhibidor del color (Chinchilla, que normalmente produce tigres blancos) es también posible. Esta variación produciría un efecto de neblina sobre todo el cuerpo, lo cual combinado con la supresión de la pheomelanina, produciría un animal blanco con un patrón de rayas gris claro. Especímenes como estos son conocidos entre los guepardos.

Posible distribución[editar]

En una población aislada y pequeña de individuos, el continuo incesto entre sus miembros podría devenir en mutaciones, algunas no perjudiciales, como el cambio del color, pero si, el nuevo color del individuo afectado le da alguna ventaja sobre el resto, como por ejemplo un mejor camuflaje, este podría competir y sacar ventaja sobre los individuos no afectados, deviniendo esto en la posibilidad de un mayor número de descendientes portadores de estos genes. Esto habría podido ocurrir con mayor facilidad en una pequeña población aislada consistente en individuos relacionados entre sí.

En la Literatura[editar]

El escritor argentino Jorge Luis Borges escribió un breve relato llamado "Tigres Azules", en el año 1983

Referencias[editar]

  1. Caldwell, Harry R (1924). Blue Tiger. Abingdon Press. 
  2. Chapman Andrews, Roy (1925). Camps & Trails in China: A Narrative of Exploration, Adventure, and Sport in Little-Known China. Appleton.  Texto en HTML en el Proyecto Gutenberg
  3. Shuker, Karl P N (1989). Mystery Cats of the World: From Blue Tigers To Exmoor Beasts. Robert Hale. ISBN 0-7090-3706-6. 

Enlaces externos[editar]