Tierra Prometida

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Interpretación de las fronteras de la Tierra Prometida, basada en la promesa de Yahvé a Abraham en Génesis 15.

La Tierra Prometida (hebreo: הארץ המובטחת, translit.:ha-Aretz ha-Muvtajat) es otro de los nombres para la Tierra de Israel, es decir, la región que según la Biblia hebrea le fue prometida por Yahvé a Abraham y sus descendientes. En efecto, la promesa fue hecha en primer lugar a Abraham (Génesis 15, 18-21), renovada luego a su hijo Isaac y al hijo de éste Jacob, nieto de Abraham (Génesis 28, 13).

La Tierra Prometida se describe como la porción situada entre la costa de Egipto hasta la orilla del Éufrates y se concedió a los descendientes de Jacob tras el éxodo de Egipto (Deuteronomio 1, 8).

Según los textos del Tanaj, el pueblo de Israel es elegido por Dios para la revelación de principios fundamentales (tales como los Diez Mandamientos contenidos en la Torá) y es con el primer patriarca del pueblo hebreo que Dios establece su Alianza o Pacto, también conocido como Convenio Abrahámico:

« Deja tu tierra natal y la casa de tu padre, y ve al país que yo te mostraré. Yo haré de ti una gran nación y te bendeciré; engrandeceré tu nombre y serás una bendición. Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré al que te maldiga, y por ti se bendecirán todos los pueblos de la tierra ». —Génesis 12:1-3.[1]

El libro del Éxodo contiene los siguientes términos:

Yavé dijo a Moisés: « Márchate de ese lugar tú y tu pueblo que saqué de Egipto; sube a la tierra que yo prometí con juramento a Abraham, a Isaac y a Jacob cuando les dije: Se la daré a tu descendencia. Enviaré delante de ti un ángel para que eche del país al cananeo, al amorreo, al heteo, al fereceo, al jeveo y al jebuseo. ». —Éxodo 33:1-3.[2]

La tierra que Dios prometió a Abraham figura en el texto bíblico:

Aquel día hizo Yavé un pacto con Abram, diciendo: « —A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el Éufrates: la tierra de los ceneos, los cenezeos, los cadmoneos, los heteos, los ferezeos, los refaítas, los amorreos, los cananeos, los gergeseos y los jebuseos. ». —Génesis 15:18-21.[3]

Las siete especies de la Tierra Prometida[editar]

La tierra prometida y lo que de ella emana es enumerados en el texto bíblico:

Porque Jehová, tu Dios, te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en vegas y montes; tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y de miel; tierra en la cual no comerás el pan con escasez, y donde no te faltará nada; tierra cuyas piedras son de hierro y de cuyos montes sacarás cobre. Allí comerás y te saciarás, y bendecirás a Jehová, tu Dios, por la buena tierra que te habrá dado. —Deuteronomio 8:7-10.[4]

Las siete especies de la Tierra Prometida aparecen representadas en una serie de estampillas israelíes diseñada por Zvi Narkiss en 1958.

La inscripción citada en cada una de las estampillas tiene su fuente de inspiración en el texto original que figura en el quinto libro de la Biblia hebrea:

« אֶרֶץ חִטָּה וּשְׂעֹרָה וְגֶפֶן וּתְאֵנָה וְרִמּוֹן אֶרֶץ זֵית שֶׁמֶן וּדְבָשׁ »
דברים ח:ח (Deuteronomio 8:8).[5]

Referencias[editar]

Véase también[editar]