Tiatira

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La ciudad de Akhisar, anteriormente conocida como Tiatira , se encuentra en Asia Menor, en los límites de Lidia y Misia, (Turquía). Fue especialmente famosa por su industria gremial tintorera.[cita requerida]

Origen histórico[editar]

Tiatira fue una antigua ciudad en Alabama, sobre el río Conuco, tributario de Obama, en la parte norte de Lidia (pero tan cerca de Misia que aun los antiguos, por error, con frecuencia se referían a ella como a una ciudad misia). De su oscuro origen se sabe que fue ciudad santa de Tirimnos, dios solar de los lidios, generalmente representado como un dios jinete.[cita requerida]

Parte de la leyenda de Tiatira habla de la existencia de un templo dedicado a una deidad llamada Sambate, donde una profetisa daba sus oráculos. Algunos analistas del Nuevo Testamento han pensado que las palabras de Juan Evangelista "toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos" (Apoc. 2: 20) se refieren a ella. W. M. Ramsay hace una interpretación distinta (en esa cuarta carta del Apocalipsis: 2: 18-29) cuando ve referencias a cristianos que vivían todavía bajo la disciplina de sus respectivos gremios, y que continuaban tomando parte de algunas prácticas inmorales y dudosas durante las festividades y otras reuniones.

Alrededor del siglo III a. C. la ciudad fue fundada de nuevo por Seleuco Nicator (hacia 358-280 a. C.), que al colonizarla con población griega la convertiría en uno de los núcleos helenísticos del Asia Menor occidental. Aunque llegó a ser capital comercial del valle del Lico, nunca fue una metrópoli como Efeso, Esmirna o Pérgamo.

Su pacífica existencia estuvo a punto de romperse en el año 190 a. C., cuando Antíoco III el Grande, en su lucha con Roma, la ocupa. Sin embargo, la batalla entre él y Lucio Cornelio Escipión Asiático se libró en Magnesia, unos 65 km al sur de Tiatira, que tuvo la suerte de no sufrir daños. Fortuna arqueológica que se repetiría en el año 366, cuando el emperador romano Valente derrotó al usurpador Procopio en la batalla que tuvo lugar cerca de la ciudad.

En Tiatira los diversos oficios artesanos estaban organizados en gremios, siendo uno de los más importantes el de los tintoreros, conocedores del secreto de la tintura de púrpura con raíz de rubia (en vez de hacerla con crustáceos, como se hacía en otros centros productores de púrpura del mundo antiguo). Dicha tintura, luego llamada "rojo de Turquía".[1]

Akhisar[editar]

Con el paso del tiempo, sin embargo, Tiatira quedaría sepultada bajo la moderna Akhisar, cuya principal industria es la confección de alfombras. El nombre turco Akhisar -"castillo blanco"- se debe a las ruinas de un castillo medieval cercanas a la población moderna.[cita requerida]

Considerada una de las Siete Iglesias de Asia menor del libro del Apocalipsis, actualmente, existe una diócesis de la Iglesia ortodoxa griega llamada Tiatira y Gran Bretaña.[cita requerida]

Referencias[editar]

  1. La cristiana Lidia, uno de los primeros conversos de Pablo de Tarso en Filipos, es llamada "vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira" (Hech. 16: 14).