Tiara

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Tiara papal»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ejemplo de representación heráldica de tiara.
Tiara del papa Benedicto XVI.

La tiara (del latín, tiara, griego antiguo, τιάρα, persa antiguo, tiyārā o persa, تاره tara) es una mitra alta con tres coronas de origen bizantino y persa que representa el símbolo del papado. Consiste en un birrete cónico o semiovoideo rodeado de tres coronas y del cual penden dos cintas similares a las ínfulas de la mitra. Desde la segunda mitad del siglo XX y durante el siglo XXI, ha decaído la fórmula de coronación con la tiara y la misma sólo aparece de forma simbólica, en representaciones heráldicas, etc.

En la antigüedad, los arqueólogos consideran una tiara al gorro o corona alta, en forma conoide o de tronco de cono, usualmente en tela o cuero, que simbolizaba la realeza y portaban los dioses o los reyes divinizados en el Antiguo Oriente Próximo por los egipcios, sumerios, acadios, asirios, hititas, persas, etc. Los faraones egipcios utilizaban la tiara blanca para simbolizar su poder sobre el Bajo Egipto. Los acadios la complementaban con cuernos, símbolo de divinidad.

Historia en el papado[editar]

Su nombre, como la conocemos hoy, no aparece como tal hasta el siglo XII y su disposición actual data del siglo X (en las medallas de Sergio III está esculpida por primera vez), aunque ya antes se conocía un ornamento con el que el Papa cubría su cabeza, llamado camelaucum, del que se habla ya en el siglo VIII; era una especie de yelmo blanco de lino con una corona, y no tenía carácter litúrgico. Hacia finales del siglo XIII la corona inscrita en la tiara (que consistía en un simple cerco) se presenta dentada o radiante para ser luego floroneada. Poco después, bajo el pontificado de Bonifacio VIII se le añade una segunda corona y hacia 1310 comienza a introducirse la tercera, la cual se halla permanentemente desde Benedicto XII hasta nuestros días, quedando así constituida la tiara con tres coronas.[1]

Las tiaras papales fueron usadas por todos los papas desde Clemente V hasta Pablo VI, quien fue coronado en 1963. Pablo VI abandonó el uso de la corona a partir del Concilio Vaticano II, dejándola simbólicamente en el altar de la Basílica de San Pedro, pero no abolió su uso, si bien todos sus sucesores hasta hoy han decidido no ser coronados. En 1981, los católicos húngaros regalaron al Papa Juan Pablo II una tiara para su uso privado y el 25 de mayo de 2011, tras la audiencia general celebrada en Roma, un grupo de católicos alemanes también obsequió al Papa Benedicto XVI una tiara papal.

En la actualidad la tiara sigue siendo símbolo del papado como se refleja en el escudo de armas de la Santa Sede y el Vaticano. Rompiendo con la tradición, los escudos de armas de Benedicto XVI y Francisco no aparecen coronado con la tiara pontificia, que fue remplazada en el timbre del stemma papal por la mitra, si bien la mitra se ornamenta con tres franjas doradas que recuerdan la tiara tradicional. Otra novedad del escudo del papa Benedicto XVI fue la incorporación del palio pontificio, que nunca había aparecido antes en un escudo papal.

Estructura[editar]

La tiara es una mitra de obispo de forma rígida y globular con tres coronas, cada una de las cuales posee un significado; si bien tal simbolismo ha variado con el tiempo. En un principio, las tres coronas representaban, respectivamente, la soberanía del papa sobre los Estados de la Iglesia o Estados Pontificios, la supremacía del papa sobre el poder temporal y la autoridad moral del pontífice sobre toda la humanidad. Más tarde, las tres coronas pasaron a simbolizar el orden sagrado, la jurisdicción y el magisterio del Romano Pontífice.[2]

Galería[editar]

Privilegios[editar]

Emblema general del Patriarcado de Lisboa, timbrado con una tiara.

Dentro de la iglesia Católica Romana, solo el Patriarcado de Lisboa tiene el privilegio del uso de una tiara en su sello y el titular del patriarcado del uso de mitra adornada de tres coronas, aunque este último privilegio no sea habitualmente mostrado por los patriarcas, como ocurría durante el gobierno del cardenal Manuel González Cerejeira (1929-1971).[3] [4]

A su vez la ciudad española de Reus tiene el privilegio de coronar su escudo con una tiara, privilegio dado a la ciudad por el antipapa Benedicto XIII. [5]

Referencias[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]