Tió de Nadal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Tió de Nadal (Nadal significa "Navidad" en catalán, aragonés, leonés, asturiano, gallego y occitano) es un personaje mitológico aragonés y catalán de la Navidad en Aragón y Cataluña.[cita requerida] Esta tradición también se puede encontrar en Aragón como la Toza o "Tronca De Nadal" o en el Pallars como La Tronca.[cita requerida]

Un tió de Nadal contemporáneo.

En el día de la Inmaculada Concepción (esto es, el 8 de diciembre), se empieza a dar de comer cada noche al Tió (un tronco), y se tapa normalmente con una manta para que no pase frío durante la noche. Se le alimenta hasta la Nochebuena, y entonces el tió, golpeado con bastones por los niños, "cagará" regalos para estos.

Normalmente se ponía el tió al fuego y se lo hacía defecar. Ahora ya no se quema el tió, sino que tan sólo se le obliga a defecar repetidamente a base de arremeterle golpes de bastón acompañados de las llamadas canciones del Tió.

Tradicionalmente, el Tió nunca defecaba objetos grandes sino chucherías, barquillos y turrones para los más pequeños. Según la comarca defecaba higos secos y cuando dejaba de defecar (porque ya no le quedaba nada) defecaba un arenque salado, un ajo, una cebolla, o se orinaba en el suelo. Actualmente defeca todo tipo de regalos para los más pequeños.

Es común que lleve una barretina y una cara sonriente en uno de los extremos y que se sostenga con dos o cuatro patas.

La tradición del Tió está emparentada con la del árbol de Navidad,[cita requerida] también portador de regalos para los más pequeños de la casa. En Galicia se quemaba un leño en Nochebuena, o tizón do Nadal, de origen semejante, al igual que en la tradición precristiana del tronco de Navidad que se quema en muchas regiones de Francia como Occitania, en particular en Provenza, bajo el nombre Cachafuòc, Cachofio o Soc de Nadal, y en el Reino Unido donde se le llama Yule log.[1]

Historia[editar]

El "tió" no era en principio otra cosa que el tronco que ardía en el hogar: el fuego a tierra. Un tronco que, al quemar, daba bienes tan preciosos como el calor y la luz, y que de forma simbólica ofrecía presentes a los de la casa: golosinas, barquillos, turrones. Aún podemos encontrar, en los pueblos, casas en las que el "tió" es un gran tronco que se pone a quemar en el fuego de tierra unos días antes de Navidad.

A partir de ésta forma más primitiva el "tió" evoluciona: El "tió" es un tronco mágico que un día cercano a la víspera de Navidad, el 24 de diciembre, llega a casa llamando a la puerta. Quien esté en casa le abre y hay que cuidarle, taparle con una manta para que no pase frío y darle de comer hasta el día 24 por la noche, momento en que se "caga el Tió". Posteriormente, como en las ciudades la gente lo tenía más difícil para adquirir un tronco, y porque al final todo se convierte en un negocio, se empezó a vender una versión más comercial del popular "Tió". Todos los que se venden son más o menos iguales: Suelen llevar una barretina, tienen una cara sonriente y muy a menudo también dos patas delanteras. Originariamente, ninguno era igual porque simplemente era un tronco grande al que un adulto le pintaba una cara como quería.

Tradicionalmente se pone el Tió en la cocina o en el comedor cerca del fuego, si se tiene. Para comer se le da pan seco, algarrobas, mondas de naranja o de mandarinas, u otras frutas. Actualmente, hay quien le da otras cosas más ricas como chocolate. También hay que darle agua para beber. Gracias a los cuidados, el "Tió" podrá "cagar" los regalos.

De una forma u otra el "Tió" tiene un mismo objetivo: Ofrecer regalos a los de la casa. Regalos que han variado con el tiempo: Primero eran básicamente dulces, barquillos y turrones lo que se necesitaba para celebrar la fiesta; hoy hay una tendencia a utilizar el "Tió" para dar presentes de más envergadura, con lo cual se ha convertido en una especie de "Santa Klaus" en las regiones donde es costumbre su celebración. Aún así, hay que diferenciar la tradición del "Tió" de otras costumbres y personajes navideños.

El "Tió" se hace cagar, según la costumbre de cada casa, la noche de Navidad - Tradicionalmente después de la Misa del Gallo - o el mismo día de Navidad. Y por aquello de que los pequeños van a visitar otras casas de la familia, los hay que continúan trabajando el día de San Esteban.

A diferencia de otras costumbres y personajes, procedentes de culturas de otros países, de los cuales sólo conocemos la forma más superficial (árbol de Navidad, Papa Noel, etc.), el "Tió" ha conservado todo un ritual tradicional. Hacer cagar al "Tió" es una ceremonia doméstica o de pequeña comunidad (escuela, grupo de amigos) que consiste en el canto de una o más canciones típicas para acabar finalmente golpeando el tronco con fuerza.

Canciones en Cataluña[editar]

Niños haciendo cagar al Tió.

Al tratarse de canciones simples y basada en rimas sencillas, ya que tradicionalmente han sido creadas y cantadas por los niños, hay muchas variaciones sobre las mismas. Dicen así:

Caga tió

ametlles i torró
no caguis arangades
que són massa salades
caga torrons
que són més bons
Caga tió
ametlles i torró
si no vols cagar
et donaré un cop de bastó
Caga tió!

Caga tió

almendras y turrón
no cagues arenques
que son demasiado salados
caga turrones
que están más buenos
caga tió
almendras y turrón
si no quieres cagar
te daré un golpe de bastón
¡Caga tió!

otra es: Caga tió (caga tió)

De mel i de mató

no caguis avellanes
que no ens agraden
caga torrons
que són molt bons.

De miel y de requesón

no cagues avellanas
que no nos gustan
caga turrones
que son muy buenos

Y la más famosa:

Tió, Tió

Caga torró
D'aquell tan bo
Si no en tens més, caga diners
Si no en tens prou, caga un ou
Caga tió!

Tió, Tió

caga turrón
de aquel tan bueno
si no tienes más, caga dinero
si no tienes suficiente, caga un huevo
Caga tió!

Esta es la oración que se canta cuando se le ha dado con el palo y se va a rezar, momento que aprovechan los mayores para poner el regalo bajo la manta:

Pare nostre del Tió

Bon Nadal que Deu nos dó.
Ara venen festes, festes glorioses,
dones curioses renteu els plats,
renteu-los bé que Nadal ja ve.
Rabassó de pinya vella, tu que ets tort
i mal igual: Més m'estimo la teva merda
que el capó del meu corral.

Padre nuestro del Tió,

Feliz Navidad que Dios nos dio
Ahora vienen fiestas, fiestas gloriosas
Mujeres curiosas, lavad los platos
Lavadlos bien que la Navidad ya viene
Cepa de piña vieja, tu que estás torcida
y desigual: Más prefiero tu mierda
que el capón de mi corral

Tiós en la Feria de Santa Lucía en Barcelona.
El dia de Nadal

Posarem el porc en sal
La gallina la pastera
El pollí dalt del pi (Lo gall al senalló dependiendo de la zona)
Salta, salta Valentí
Que ara venen bous i vaques
Gallines amb sabates,
Gallinons amb sabatons
Correu, correu minyons
Que el vicari fa torrons
La guineu els ha tastat
Diu que són un poc salats
Marieta posa-hi sucre
Que seran un poc millor
Torrons d’avellana
Torrons de Xixona
Caga tió o sinò et donarem un cop de bastó

El día de Navidad

Pondremos el cerdo en sal
La gallina la patera
El pollino en lo alto del pino
Salta, salta Valentín
Que ahora vienen bueyes y vacas
Gallinas con zapatos
Gallinones con zapatones
Corred, corred chiquillos
Que el vicario hace turrones
El zorro los ha probado
Dice que son un poco salados
Marieta ponle azúcar
Que serán un poco mejores
Turrones de avellana
Turrones de Jijona
Caga "tió" o si no te daremos un golpe de bastón

Caga Tió -Caga "tió"-

d'avellana i de pinyó. -de avellana y de piñón.-
Pixa vi blanc -mea vino blanco-
per les festes de Nadal. -por las fiestas de Navidad.-
Ara vénen festes, -Ahora vienen fiestas,-
festes glorioses. -fiestas gloriosas.-
Menjarem conill -Comeremos conejo-
i llebre si en tenim! -y liebre si tenemos!-
Caga Tió! Caga Tió! -Caga "tió"! Caga "tió"!-
Si no et donarem -si no te vamos a dar-

un cop de bastó! -un golpe con el bastón!-

Una versión más corta:

Caga, Tió - "caga, Tió"

Tió de Nadal - "Tió de Navidad"
no caguis arengades - "no cagues arenques"
que són salades -"que están salados"
caga torrons - "caga turrones"

que són més bons - "que están más buenos"

Canciones en Aragón[editar]

En Aragón existen diversas canciones como por ejemplo las que dicen:

Güen Tizón, güen Barón, - "Buen Tizón, buen Barón"

güena casa, güena brasa, - "buena casa, buena brasa"
que Dios mantenga a paz en ista casa - "que Dios mantenga la paz en esta casa"

y en toz os que i son - "y en todos los que están (en ella)".

Xoca de Nadal,

caga torrons i pixa vi blanc,
no cagues arengades que son salades,

caga torrons, que son més bons.

Después se volvía a repetir la señal de la cruz con el porrón, diciendo:

Tronca de Nabidat - "Tronca de Navidad"

yo te bendizco - "yo te bendigo"
en o nome d'o Pai, - "en el nombre del Padre"

d'o Fillo y d'o Espritu Santo. Amén. - "del Hijo y del Espírito Santo. Amén"

Y se bebía un trago de vino. Después se rezaba por los muertos de la casa, por los padres y los abuelo.

Otras son:

Bebe tizón, bebe porrón

tú por a boca y yo por o garganchón buen tizón, buena casa, buena brasa

que dios conserbe a os amos d'esta casa (Cortiellas)

Yo te bendigo en el nombre de Dios y en el del Niño Jesús que va a nacer esta noche. (Alquézar)

Buen turrón, buena brasa viva la gente de esta casa. (Azlor)

San Juan bautizó a Cristo

Cristo bautizó a San Juan Yo te bautizo a ti toza en el día de Navidad.

(Lanaja, donde se bautiza la tronca con anís)

Buen tizón, buen barón

buena brasa Y Dios conserbe

buen amo en esta casa. (A Fueba)

Buen tizón, buen barón

buena casa, buena brasa Dios mantenga a l'amo

y a la dueña d'esta casa.

Tú yes negro, yo soy blanco y en a tripa te me zampo.

En Escalona, el más viejo o el dueño de la casa, encendía el tizón y decía el sermón:

Tizón de Nabidat

Tú yes o tronco d'a casa por ixo yo bendizco con bin esta troncada En nombre de Dios y o nino que baxa ta la tierra ta que ta ista casa traigas a felizidat más plena O primer trallo ta Tú, porque Tú tot lo nabegas O segundo por nusatros que nos des salut a espuertas O terzero ta que niebe y se críen as cosechas O cuarto ta que as arreses no se disgrazien ni mueran Y o quinto ta que a Paz

nos espante toda guerra.

Referencias[editar]

  1. Chantal Dumont (8 de julio de 2013). «La bûche de Noël de l'origine à nos jours et ses superstitions» (en francés). Suite101. Consultado el 13 de diciembre de 2014. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]