They Live

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
They Live
Título Están vivos (España)
Viven (Hispanoamérica)
Ficha técnica
Dirección
Ayudante de dirección Larry J. Franco
Artist Robinson
Producción Larry J. Franco
Guion John Carpenter
Basada en Eight O’Clock in the Morning de Ray Nelson
Música John Carpenter
Alan Howarth
Fotografía Gary B. Kibbe
Montaje Gib Jaffe
Frank E. Jimenez
Efectos especiales Roy Arbogast
Jim Danforth
Protagonistas Roddy Piper
Keith David
Meg Foster
Raymond St. Jacques
Peter Jason
Sy Richardson
George 'Buck' Flower
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 1988
Género Thriller
Ciencia Ficción
Acción
Duración 95 min.
Clasificación Bandera de los Estados Unidos R
Bandera de Argentina +18
Bandera de España +18
Bandera de Chile +18
Bandera de México B15
Bandera de Brasil +14
Bandera del Perú +18
Bandera de Australia M
Idioma(s) Inglés
Compañías
Productora Alive Films
Distribución Universal Studios
Carolco Pictures
Presupuesto $ 3.000.000 (estimado)
Ficha en IMDb

They Live (título traducido como Están vivos en España y como Viven en Hispanoamérica) es una película estadounidense de acción-ciencia ficción de 1988 escrita y dirigida por John Carpenter. Carpenter escribió el guion bajo el pseudónimo de Frank Armitage. La película está basada en un relato de 1963 de Ray Nelson titulado Eight O’Clock in the Morning.

En They Live, un trabajador encuentra fortuitamente unas gafas que permiten ver a las personas en su aspecto auténtico, así descubrirá que importantes personajes de la vida política y social son en realidad extraterrestres. Durante su particular cruzada podrá observar cómo esta raza alienígena ha llenado el mundo de mensajes subliminales que pretenden convertir a los humanos en una especie esclava.

El film, que combina los elementos del thriller con dosis de humor negro, tiene un trasfondo social. Este pone en evidencia los temores contemporáneos a una recesión económica (situación que vivían los estadounidenses en la década de 1980), dentro de una sociedad fuertemente basada en el consumismo.

Argumento[editar]

John Nada (Roddy Piper) es un trabajador sin hogar que encuentra trabajo en una obra en construcción de Los Ángeles. Uno de los trabajadores, Frank Armitage (Keith David), lo acoge para pasar la noche en las chabolas locales. Mientras le están siendo mostrados los alrededores, nota un comportamiento extraño en una pequeña iglesia al otro lado de la calle. Investigando al día siguiente, descubre que la sopa de cocina que manejan en la iglesia es falsa. El ensayo del coro es una grabación, unos aparatos científicos y montones de cajas de cartulina están dispersos alrededor de la parte trasera del edificio, y él por casualidad tropieza sobre varias cajas más que ocultan un compartimento secreto en una pared.

Esa noche, la policía rodea la iglesia, forzando a los habitantes a escapar. La policía entonces incendia las chabolas, destruyéndolas con excavadoras y le da una paliza al ministro ciego de la iglesia. Nada vuelve al sitio al día siguiente e investiga la iglesia otra vez, que ha sido vaciada. Toma una de las cajas del compartimento secreto y la abre en un callejón, encontrándola llena de gafas de sol. Guarda un par y deja el resto en un cubo de basura.

Cuando Nada se pone las gafas por primera vez, el mundo aparece en sombras de gris, con diferencias significativas. Él nota que un cartel publicitario ahora simplemente muestra la palabra "Obedece"; sin ellas muestra el anuncio de que "Los Datos de Control crean un ambiente informático transparente". Otra cartelera (normalmente mostrando "Ven al Caribe" escrito encima de una mujer encantadora recostada sobre una playa) ahora muestra el texto "Cásate y reprodúcete". También ve que el papel moneda lleva las palabras "Este es tu Dios". Todos los impresos alrededor de él contienen publicidad subliminal.

Además, pronto descubre que muchas personas son en realidad extraterrestres. Cuando éstos comprenden que él puede verlos como realmente son, informan usando sus relojes de pulsera y la policía llega súbitamente. Nada escapa, mata a varios policías y roba una escopeta de policía, continuando hasta un banco local lleno de alienígenas. Los extraterrestres vuelven a denunciarlo con sus relojes, mata a varios, y uno lo ve y desaparece después de hacer girar un disco sobre su reloj de pulsera. Vuelve a aparecer la policía y Nada huye y fuerza a una mujer a llevarlo a la casa de ésta en Hollywood a punta de pistola. Quitándose las gafas para descansar, comenta: "Estas gafas se parecen a una droga ..., pero cuando te los quitas, caes con fuerza". Holly (la mujer) engaña a Nada y lo tira por la ventana, casi matándolo. Nada se marcha detrás de su par de gafas de sol, pese a todo.

Después de recuperarse, Nada vuelve a la obra de la construcción para discutir con Frank lo que él descubrió. Viendo a Nada como un hombre buscado por una matanza indiscriminada, Frank al principio no está interesado en su historia. Ambos se sumergen en una larga discusión en la que Nada intenta convencer y luego forzar a Frank a ponerse las gafas de sol. Tras una larga pelea, Frank finalmente accede a ponérselas, y ve también a los alienígenas a su alrededor. Frank se une a Nada cuando ambos entran en contacto con el grupo de la iglesia. El grupo comunitario escucha en la televisión a un orador que expone ideas radicales. Por ejemplo, culpa a los extraterrestres de las emisiones de dióxido de carbono y de metano ("Convierten nuestra atmósfera en su atmósfera, y consumen rápidamente los recursos del planeta"), con el objetivo de convertir al planeta Tierra en una atmósfera más semejante a la de su planeta originario. Holly vuelve, diciendo que ahora cree a John, y entrega alguna información a los rebeldes.

En la reunión, aprenden que el principal método de control de los alienígenas es una señal enviada por televisión, que es la que hace que el gran público no pueda ver a los invasores tal como son. Las gafas, también disponibles bajo la forma de lentes de contacto, interfieren la señal. La reunión es asaltada por la policía, que dispara a matar. Nada y Frank son rodeados en un callejón, pero escapan con la ayuda de uno de los relojes de pulsera de los alienígenas. Desaparecen del callejón y reaparecen en en los subterráneos de un edificio desconocido, donde los alienígenas están dando una fiesta para sus colaboradores humanos.

El edificio resulta ser el sótano de una estación de la televisión local y la fuente de la señal de los extraterrestres. Holly, que trabaja en la estación, conduce a Frank y Nada a la azotea. Cuando Nada se marcha, Holly mata a Frank. Nada, en una última acción heroica, logra destruir la antena de enmascaramiento, aunque tanto Holly como Nada mueren en el proceso. Como último acto antes de morir, Nada les hace un obsceno gesto con el dedo a los extraterrestres. Al no haber señal que enmascare a los extraterrestres, los habitantes de Los Ángeles se sorprenden al poder verlos conviviendo junto a ellos.

Producción[editar]

La idea para They Live vino de dos fuentes: un cuento titulado "A las ocho de la mañana" de Ray Nelson, inicialmente publicado en The Magazine of Fantasy and Science Fiction en los años 60, involucrando una invasión alienígena en la línea de películas como La invasión de los ladrones de cuerpos de Donald Siegel, y una historia titulada "Nada" del cómic Alien Encounters. John Carpenter describe la historia de Nelson como una película de los años 50 titulada D.O.A, en la cual un hombre es puesto en trance por un hipnotizador (en realidad es un actor). Cuando se despierta, comprende que la raza humana entera ha sido hipnotizada, y que criaturas extraterrestres controlan la humanidad. Tiene sólo hasta las ocho de la mañana para solucionar el problema. Carpenter adquirió los derechos de adaptación cinematográfica tanto del cómic como del cuento y escribió el guion usando la historia de Nelson como base para la estructura de la película.

Los elementos más políticos de la película son sacados de la creciente aversión de Carpenter acerca de la comercialización, cada vez mayor, de la cultura popular y la política de los años 80. Comentó: «Comencé a ver la TV de nuevo. Rápidamente comprendí que todo lo que vemos está diseñado para vendernos algo... Es todo sobre nuestro deseo de comprar algo. Lo único que quieren es llevarse nuestro dinero». Al final, Carpenter pensó en las gafas de sol como el instrumento para ver la verdad, que «es vista en blanco y negro. Es como si los alienígenas nos hubieran coloreado. Esto quiere decir, desde luego, que Ted Turner es realmente un monstruo del espacio exterior». (Turner había recibido algunas críticas de la prensa en los años 80 por colorear viejas películas en blanco y negro a menudo consideradas clásicas, y por la emisión de las mismas en sus cadenas televisivas). El director comentó la amenaza ajena en una entrevista: «Quieren poseer todos nuestros negocios. Un directivo de Universal Studios me preguntó: '¿Dónde está la amenaza en esto? Todos nosotros nos agotamos cada día.' Terminé por usar aquella frase en la película».

Recaudación en taquilla[editar]

A pesar del inicial fracaso de taquilla (4.000.000 de dólares), la película recaudó más dinero con el formato doméstico (13.008.928 de dólares).

Sin lugar a dudas se trata de la película más personal del realizador John Carpenter, ya que deja clara su postura crítica hacia el sistema capitalista salvaje. En la película hay escenas clave que delatan esa crítica vestida de ciencia ficción.

Enlaces externos[editar]