The Haunting (película de 1999)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
The Haunting
Título La guarida / La Maldición
Ficha técnica
Dirección
Producción Susan Arnold
Guion Shirley Jackson (novela)
David Self (guion)
Música Jerry Goldsmith
Fotografía Karl Walter Lindenlaub
Montaje Michael Kahn
Protagonistas Lili Taylor
Liam Neeson
Catherine Zeta-Jones
Owen Wilson
Marian Seldes
Bruce Dern
Alix Koromzay
Todd Field
Virginia Madsen
Michael Cavanaugh
Tom Irwin
M.C. Gainey
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 1999
Género Terror
Duración 113 min
Clasificación Bandera de los Estados Unidos PG-13
Bandera de Argentina +13
Bandera de España +13
Bandera de Chile +14
Bandera de México B
Bandera de Brasil +12
Bandera de Australia M
Bandera de Ecuador +15
Idioma(s) inglés
Compañías
Productora DreamWorks Pictures
Presupuesto 80.000.000 $
Recaudación $177,311,151
Ficha en IMDb

The Haunting es una película de terror de Jan de Bont de 1999 y protagonizada por Lili Taylor, Liam Neeson, Catherine Zeta-Jones y Owen Wilson en sus papeles principales.

Elenco[editar]

Personaje Actor
Eleonor 'Nell' Vance Lili Taylor
Dr. David Marrow Liam Neeson
Theo Catherine Zeta-Jones
Luke Sanderson Owen Wilson
Sr. Dudley Bruce Dern
Sra. Dudley Marian Seldes

Sinopsis[editar]

El doctor David Marrow está realizando un concienzudo estudio sobre el miedo en los seres humanos. Para probar sus teorías sobre el terror y los fantasmas selecciona a tres personas, a las que cita para pasar una noche en Hill House. Luke es un tipo algo cínico; Theo se las da de mujer de mundo y desinhibida; y Nell quiere empezar a vivir, después de haber consagrado su vida a cuidar a su madre enferma. Los tres tienen en común sus problemas de insomnio, y creen sinceramente que el doctor les ha convocado para solucionar los problemas con el sueño. Lo que no pueden imaginar es que esa noche van a tener la peor de las pesadillas.

En efecto, Hill House es una casa encantada, que esconde tras sus muros secretos terribles. El antiguo dueño de la mansión, el hace tiempo fallecido Hugh Crain, era en 1870 un magnate de la industria textil, que hizo construir la casa para satisfacer su enorme ego. Hill House debía ser un hogar para él y su familia, pero algo perverso ocurrió, porque los hijos no le sobrevivían. Desde ese momento, cada ladrillo de la casa parece impregnado de los efectos de una maldición.