The Haunting (película de 1999)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

The Haunting es una película de terror de Jan de Bont de 1999 y protagonizada por Lili Taylor, Liam Neeson, Catherine Zeta-Jones y Owen Wilson en sus papeles principales.

Elenco[editar]

Personaje Actor
Eleonor 'Nell' Vance Lili Taylor
Dr. David Marrow Liam Neeson
Theo Catherine Zeta-Jones
Luke Sanderson Owen Wilson
Sr. Dudley Bruce Dern
Sra. Dudley Marian Seldes

Sinopsis[editar]

El doctor David Marrow está realizando un concienzudo estudio sobre el miedo en los seres humanos. Para probar sus teorías sobre el terror y los fantasmas selecciona a tres personas, a las que cita para pasar una noche en Hill House. Luke es un tipo algo cínico; Theo se las da de mujer de mundo y desinhibida; y Nell quiere empezar a vivir, después de haber consagrado su vida a cuidar a su madre enferma. Los tres tienen en común sus problemas de insomnio, y creen sinceramente que el doctor les ha convocado para solucionar los problemas con el sueño. Lo que no pueden imaginar es que esa noche van a tener la peor de las pesadillas.

En efecto, Hill House es una casa encantada, que esconde tras sus muros secretos terribles. El antiguo dueño de la mansión, el hace tiempo fallecido Hugh Crain, era en 1870 un magnate de la industria textil, que hizo construir la casa para satisfacer su enorme ego. Hill House debía ser un hogar para él y su familia, pero algo perverso ocurrió, porque los hijos no le sobrevivían. Desde ese momento, cada ladrillo de la casa parece impregnado de los efectos de una maldición. Incluso más, a medida que transcurre la película, se va revelando que numerosas secciones de la casa parecen haber o han evidentemente sido edificadas de tal modo que constituyan trampas o instrumentos hábilmente camuflados, destinados a conducir a su muerte o al menos a sufrir graves heridas a quienes se atrevan a internarse en ellas. Un claro ejemplo de ello se da en la escena en que Nell, convencida de haber oído a los espíritus de los niños suplicándole que les ayude a detener al fantasma de Hugh Crain, asciende por una escalera metálica en el invernadero, construida de modo que se sostenga pendiendo de débiles cables de acero tendidos desde el techo (no se derrumbó al usarla ella debido a que, por lo visto, no pesaba lo bastante ella sola para causar ese efecto), y luego es hallada por el grupo sujetándose por la parte exterior de la baranda de un pasillo a que da la escalera, disponiéndose el doctor Marrow a rescatarla subiendo por ella también, para mantenerla vigilada y evitar que se caiga. Sin embargo, su peso es superior al que la escalera puede resistir, convirtiendo el siguiente segmento de la película en una escena que mantiene al espectador en constante tensión, al ver cómo, debido al peso excesivo del doctor Marrow, uno a uno se van soltando los tornillos y se van deshilachando los cables de acero que mantienen a la escalera en su lugar, poniendo a este en un peligro cada vez mayor de caer desde una altura considerable.